¿Hizo Mendel trampas?

R._A._Fischer

Ronald Fisher (Wikipedia)

R.A. Fisher, estadístico y genético, sugirió en 1911, que los datos obtenidos por Mendel en sus experimentos con guisantes eran demasiado ajustados a lo esperado. En 1936 propuso que los datos de Mendel estaban falseados para que se amoldaran a sus teorías, y en privado llegó a comentar que gran parte de su trabajo estaba falsificado (“the data of most, if not all, of theexperiments have been falsified so as to agree closely with Mendel’s expectations”).

Estos comentarios de Fisher procaron una reacción enorme entre los científicos de su tiempo, mayor si cabe que la provocada por el redescubrimiento de los trabajos de Mendel. Este ejemplo, lamentablemente, ha sido empleado como bandera de la corrupción científica (¡un monje del siglo XIX ya falsificaba datos científicos!) y siembra la duda en el fundador de una ciencia que plantea a menudo cuestiones sobre la sociedad y la moral. ¿Qué hay de cierto en todo ello?

Aún en la actualidad, este tema genera controversia y publicaciones. Algunos científicos están bien seguros de ello, Mendel mintió. Otros creen que aunque Mendel falseara sus datos, no tiene la menor importancia porque no fue en detrimento de ninguna otra teoría científica ni en contra de nadie, sino para que su teoría fuera aceptada más fácilmente. Las anotaciones de Mendel fueron destruidas tras su muerte, tal y como era costumbre en su convento. Pero algunas mentes han pensado que se trataba de un intento más de ocultar el enorme fraude que cometió. Gran error, porque desgraciadamente, Mendel nunca pudo disfrutar del reconocimiento de sus importantísimos descubrimientos, puesto que no fueron entendidos por la comunidad científica de su época.

Pero ya es hora de resolver para siempre el misterio. Tal y como sólo científicamente se puede afirmar, actualmente no hay prueba alguna para afirmar que Mendel falsificó sus datos, ni que siguiera obtuviendo datos hasta que se ajustaran a sus pretensiones, como se viene objetando a menudo. Las alegaciones de Fisher son estadísticamente infundadas, principalmente porque parece que no entendió bien los experimentos que Mendel realizó. Injustamente, todos los rumores y versiones de las observaciones de Fisher han aparecido más o menos deformadas en cientos de artículos, libros y publicaciones de diversa índole. Y por supuesto, internet.

La ciencia progresa mediante la duda y la comprobación de los experimentos de unos científicos por otros. Son los mismos científicos los que descubren errores y, por qué no, fraudes en otros científicos. Pero hoy en día, se han desmontado todas las observaciones y alegaciones sobre el fraude de Mendel.

Mendel sigue siendo el flamante e impoluto científico que aplicó el método a los caracteres cuantitativos para descubrir los genes. Sin embargo, las declaraciones racistas de Fisher y su negación de la relación entre el tabaco y el cáncer de pulmón no son tan comentados en los círculos científicos. Ya es momento de hacer un poco de justicia.

Más información en:

This entry was posted in General. Bookmark the permalink.

1 Response to ¿Hizo Mendel trampas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.