Después de la muerte

Otros elementos que podemos encontrar, cuando me refiero a la muerte de los aztecas es:

–  Después de la muerte: Este cuchillo servía para sacrificar, y está hecho de obsidiana. El mago representa a un guerrero perteneciente a la orden de los caballeros Águila. Los aztecas creían que los guerreros muertos y las víctimas sacrificadas regresaban a la tierra al cabo de cuatro días convertidos en colibríes o mariposas.

–  Los funerales de un mercader: Su cuerpo es cuidadosamente envuelto con telas y decorado con plumas y adornos de papel. Le rodean todas sus pertenencias como: oro, piedras preciosas, plumas y pieles de jaguar. Todo ello es enterrado con su cuerpo. Mientras sus amigos cantan y celebran una gran fiesta en su honor.

–  El señor de los muertos: En su viaje hacia Mictlán,  el mundo inferior, los muertos atravesaban el viento de cuchillos que arrancaba toda la carne de sus huesos. En la corte del señor de los muertos había esqueletos vivientes que danzaban y hacían fiestas. En México se celebra todavía el día de los difuntos en que todo se adorna con calaveras y esqueletos.

  El sacrificio: Los aztecas creían que el mundo se mantenía vivo gracias a los sacrificios humanos. Los dioses necesitaban sangre. El método habitual de practicar el sacrificio consistía en arrancar el corazón a la víctima. Los niños eran ahogados y sus lágrimas se consideraban un buen presagio de que llovería en primavera, aunque durante esta estación siempre llovía. Durante el festival del maíz era decapitada una muchacha, y su sangre auguraba una buena cosecha. Nadie sabía quién iba a ser la elegida para el sacrificio. Algunos prisioneros eran drogados y luego desollados vivos.

This entry was posted in Religión. Bookmark the permalink.

1 Response to Después de la muerte

  1. Jeffrey Roodbol says:

    Very interesting! After reading a few articles I know a lot more about the Aztecs. It was a very interesting culture and probably there still is a lot to discover.

Comments are closed.