Una idea, mil copias

Fuente: elmundo.es 10/07/07

Para sobrevivir en la ‘Web 2.0’, o sea, en Internet, hay que saber reconocer las buenas ideas para rehacerlas. Ser el primero siempre es bueno, pero no necesariamente lo mejor. Business 2.0 publica este mes un artículo (en papel) en el que compara cuatro grandes páginas —Digg, facebook, Linkedin y YouTube— con sus ‘clones’ en otros países.

Parece que la revista se ha columpiado en varios de estos ejemplos con datos incorrectos. Pero lo importante es que da una idea del gusto por la copia —que no plagio— que hay en Internet. Forma parte de la cultura de la Red e incluso es un cierto signo de la ‘burbuja 2.0’. También de que hay pocas ideas nuevas.

Pero no es malo, sino sano. Es bueno que haya competencia. ¿Cuántos sitios para almacenar vídeos al estilo YouTube se les ocurren? A bote pronto: DailyMotion, Metacafe, Blip.tv, redes sociales como MySpace, Flickr en breve… Todos ellos con algo distintivo que los hace diferentes. Oportunidades para el usuario.

¿Hay mercado para todos? ¿Cuántos de estos sitios web son rentables? Es difícil saberlo. Pero cuando tantos siguen en pie, pueden pasar dos cosas: que tengan beneficios —o, al menos, no grandes pérdidas— o que estén sostenidos sobre una burbuja.

Lo que está claro es que los que lo hacen bien, salen adelante. MySpace ha presentado recientemente sus cuentas de los últimos doce meses y las cifras son espectacular: 550 millones de ingresos y 10 de beneficios. Claro que detrás de esta comunidad hay una empresa muy potente, News Corp.

Igual que detrás de YouTube está Google. Al resto les cuesta mucho más… hasta que son adquiridos por una gran compañía. Y muchos de los que lo consiguen han partido de ideas de otros. No se engañen: copien. Pero no plagien.

Cuadro comparativo

Burbuja tecnológica 2.0

Fuente: elpais.com 02/08/07

John C. Dvorak afirma en la revista PCMag.com que todos los que vivieron el pinchazo de la burbuja tecnológica que sufrió el mundo entre 1999 y 2000 “creen hoy que estamos viviendo los mismos procesos y podemos esperar los mismos resultados”. La culpa es, más o menos, de la web 2.0: todo es social, todo es vídeo, todo se ‘moviliza’, todo son contenidos generados por los usuarios…

Si para Dvorak la web 2.0 es un problema, para la ‘Professional Association of Teachers’ (PAT) páginas como YouTube deberían ser cerradas para prevenir que alumnos y profesores sean objeto de ‘bulling’. Matar al mensajero para evitar el mensaje.

Y es que parece que no corren buenos tiempos para las web sociales. Recientemente, Facebook tuvo que cerrar una de sus aplicaciones más populares: un editor de música. El motivo deben adivinarlo en tres segundos. Tres, dos, uno… Exacto: los derechos de autor.

Pero no todo el mundo piensa igual, claro. Disney ha entrado de lleno en la red social tras comprare Club Penguin. Suerte.