Se trata de que tú y yo hablemos

En aquellos primeros días, ninguno de nosotros tenía ni idea de en qué se iba a convertir. Yo tenía una visión, y acerté en mucho. Pero lo que no vi fue la parte social, que mi madre de 99 años usaría Internet mientras vivió. Esa parte se me escapó. Pensé que se iba de tratar de ordenadores hablando con ordenadores o personas hablando con ordenadores. Pero no se trata de eso. Se trata de que tú y yo hablemos.

Comentario de Leonard Kleinrock, leído en Se trata de que tú y yo hablemos, una entrada de microsiervos dedicada al libro Tubos: De cómo seguí un cable estropeado y descubrí las interioridades de Internet.

Si no sabes quién es Leonard Kleinrock, te recomiendo que veas mi vídeo Historia de Internet: su nacimiento.

[kml_flashembed movie=”http://www.youtube.com/v/y9patv-7bNs” width=”560″ height=”315″ wmode=”transparent” /]

¿Cómo se conectaba uno a Internet hace 15 años?

No recuerdo bien cuándo fue la primera vez que me conecté a Internet. Creo que fue en la universidad en el año 1994, desde unos equipos que utilizaban un sistema operativo llamado AIX y que tenían un pantallón monocromo de por lo menos 21 pulgadas que debía pesar 30 kg por lo menos, ya que era un monitor CRT.

Recuerdo que en aquella época me conecta al FTP de la Universidad de Swansea (pronunciado “suansea” en spanglish), que ni tenía ni idea de dónde se encontraba. Recuerdo que me descargaba ficheros que no tenía ni idea de su contenido o uso, pero me parecía sorprendente, alucinante, poderme conectar a un ordenar remoto, acceder a su sistema de ficheros y descargarme cosas. Por cierto, Swansea está al suroeste de Galés y hace dos años estuve allí a propósito, como para cerrar “el círculo”.

Desde casa me debí de conectar a Internet por primera vez aproximadamente en el año 1997, a través de la horrorosa Infovía de Teléfonica. Pero antes de eso ya llevaba varios años conectándome a una BBS llamada cyberiada que la gestionaba de forma totalmente altruista Carlos Navarro.

¿Y toda esta historia de abuelo cebolleta a qué viene? Acabo de leer el artículo Sonidos de la Internet del pasado. En este artículo podemos escuchar y recordar el ruido que producía el módem de nuestro ordenador al intentar conectarse a otro ordenador para, por ejemplo, tener acceso a Internet. Pero lo más interesante es que podemos escuchar el ruido que hacía el módem junto con una explicación de lo que hacía en cada momento. Sin duda, una joya de la arqueología de la informática.