Lo dejaba caer hace poco el prolífico y siempre original Ramón Irigoyen en el didáctico prólogo de su edición bilingüe del Prometeo encadenado, al hablar de la necesidad de leer en voz alta los clásicos:

La filología clásica, que tantas maravillas científicas nos ha ofrecido, sólo ha cometido dos errores graves: imponer en las aulas la pronunciación erasmiana del griego en detrimento de la pronunciación del griego moderno y, con todas las excepciones que se quieran, aparcar para los días de su próxima reencarnación el estudio del español que, en principio, conlleva una buena asimilación del verso y de la prosa de nuestra lengua.

El porqué del error, lo explica Carlos M. Aguirre, profesor del IES Azuqueca de Henares en una reciente colaboración enviada al portal Culturaclasica.com. En este artículo se señalan algunas de las las ventajas e inconvenientes de ambos sistemas de aprendizaje, al tiempo que se cuestiona el miope filohelenismo de nuestra tradicional filología clásica:

Al enseñar griego clásico con pronunciaciones reconstruidas estamos, sin darnos cuenta, despreciando la unidad cultural y espiritual del pueblo helénico. Es incomprensible que para la Filología Clásica el amor al helenismo parezca acabar en el siglo IV a.C. Cuando usamos la pronunciación histórica estamos enseñando a nuestros alumnos a amar a Grecia desde el primer verso de la Ilíada hasta el último de Οδυσσέας Ελύτης, desde la primera piedra blanca de la Ἀκρόπολις hasta el último mosaico arruinado de Ἁγία Σοφία, desde el primer rayo de sol sobre los olivos chipriotas hasta el último grano de arena en las playas de Homero…

Y es que cuando se conoce de cerca al pueblo griego y se convive con él, como hicieron Irigoyen y Aguirre, se recorre un camino del que ya no hay vuelta atrás. Es cuestión de coherencia.

2 Respuestas a “Pronunciación griega: los ejemplos de R. Irigoyen y C.M. Aguirre”
  1. Fer Filol says:

    Vaya! Entonces lo coherente es pronunciar como lo hacen en la Grecia Clásica, ¿sí? Creo que prácticamente todo el profesorado usa la erasmiana. Me gustaría leer más argumentos a favor de la clásica. En la Universidad apenas se hace referencia a este hecho salvo en fonética.

    Saludos!

  2. José says:

    Estoy completamente de acuerdo con implantar la pronunciación moderna a la hora de leer textos clásicos . Es algo completamente absurdo pronunciar el griego antiguo de manera artificial e inventada . No tiene ningún sentido , porque no tenemos ni la más remota idea de cómo pronunciaban . La pronunciación moderna es el resultado de la evolución fonética natural de la lengua griega a lo largo de los siglos . De hecho , muchos rasgos de pronunciación moderna ya estaban fijados en tiempos de los Evangelios ( como el itacismo) . Al no conocerse la pronunciación antigua , lo más lógico es optar por la pronunciación moderna . De hecho , en Grecia , la divina liturgia escrita por de San Juan Crisóstomo , escrita en ” griego antiguo” se pronuncia a la moderna . A los griegos actuales les exaspera la pronunciación erasmiana del griego antiguo que usamos en España . Abogo por lo lógico , natural y consecuente : adoptar la pronunciación moderna a la hora de leer el griego antiguo.
    Un saludo , Jose.

  3.  
www.flickr.com
Elementos de aigialos Ir a la galería de aigialos