Información sobre los Secuestros Virtuales Chilenos

SECUESTROS CHILENOS FICTICIOS MEDIANTE MÓVILES

movil TELEFONO

Los agresores eligen a sus víctimas bien por los contenidos publicados sobre ellas en las redes, o bien de un modo totalmente aleatorio.
Las llamadas se producen tanto a teléfonos fijos como a móviles. Primero ponen una voz de un joven pidiendo ayuda y “rogando se pague el rescate” y a continuación otro varón pregunta “¿cuánto dinero valora la vida de su familiar?”. Al principio decían haber secuestrado al hijo y uno de los autores simular la voz pero con tiempo se refieren a un familiar sin género y no simulan la voz para darle más credibilidad y que no lleve a romper el engaño. También procuran con amenazas centrar toda la atención de su víctima e interlocutor para que no le dé tiempo a reflexionar sobre la llamada ni a comprobar el paradero de su familiar.
El precio del rescate lo cifran en cantidades en torno a los 20.000 €, si bien presionan para los envíos rápidos de cualquier cantidad.
Los autores continúan efectuando llamadas hasta que la víctima cuelga, amenaza con ir a la Policía o localiza a su familiar. Causando el mayor desgaste psicológico posible.

MEDIDAS DE SEGURIDAD Y RECOMENDACIONES:

1.- No facilitar información personal a desconocidos o que se publique en medios sociales de la Web y que sirvan a los autores de estas llamadas de argumentos que utilizar para hacer más creíble la simulación del secuestro.
2.- En cualquier secuestro o extorsión, el delincuente tiene que demostrar con una prueba de posesión que el secuestro es veraz. Por lo tanto conviene comprobar y cuestionar que el secuestro o la extorsión sean reales.
3.- Si los secuestradores se mantienen en permanente comunicación con su víctima y no dejan colgar la llamada bajo amenaza de daño al rehén, es un falso secuestro. Y con ello evitan se localice a su familiar manteniendo ocupado todo el tiempo a su interlocutor con todo tipo de amenazas y efectos de sonido y creando un escenario de control de movimientos falsos.
4.-Con urgencia comunicar estos hechos a la primera llamada y trasladarlo lo antes posible a la Policía para comprobar número de llamante, cotejo de voz y conseguir el esclarecimiento o descubrimiento de nuevos autores.
5.- Recordar que siempre que se exija el pago a través de servicios como Wester Union o Money Gram en relación a pagos de rescate, el secuestro es ficticio.
6- Procurar sistemas de telefonía que permitan la grabación de las llamadas maliciosas y la identificación del número llamante.
7- La Policía cuenta con un equipo de investigadores expertos en materias de secuestros y extorsiones para prevenir y minimizar estos fenómenos delictivos en España o a ciudadanos españoles en el extranjero.

ACTUACIÓN:
Además de los canales habituales de comunicación, se ha difundido el teléfono 609762.765 que es el teléfono de guardia de la Sección de secuestros y extorsiones de la Comisaría General de Policía Judicial atendido por negociadores de Policía para canalizar la información y dar soporte de actuación tanto a las plantillas policiales como a quien llame directamente.

Información facilitada por Policía Nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.