Información sobre los Secuestros Virtuales Chilenos

SECUESTROS CHILENOS FICTICIOS MEDIANTE MÓVILES

movil TELEFONO

Los agresores eligen a sus víctimas bien por los contenidos publicados sobre ellas en las redes, o bien de un modo totalmente aleatorio.
Las llamadas se producen tanto a teléfonos fijos como a móviles. Primero ponen una voz de un joven pidiendo ayuda y “rogando se pague el rescate” y a continuación otro varón pregunta “¿cuánto dinero valora la vida de su familiar?”. Al principio decían haber secuestrado al hijo y uno de los autores simular la voz pero con tiempo se refieren a un familiar sin género y no simulan la voz para darle más credibilidad y que no lleve a romper el engaño. También procuran con amenazas centrar toda la atención de su víctima e interlocutor para que no le dé tiempo a reflexionar sobre la llamada ni a comprobar el paradero de su familiar.
El precio del rescate lo cifran en cantidades en torno a los 20.000 €, si bien presionan para los envíos rápidos de cualquier cantidad.
Los autores continúan efectuando llamadas hasta que la víctima cuelga, amenaza con ir a la Policía o localiza a su familiar. Causando el mayor desgaste psicológico posible.

MEDIDAS DE SEGURIDAD Y RECOMENDACIONES:

1.- No facilitar información personal a desconocidos o que se publique en medios sociales de la Web y que sirvan a los autores de estas llamadas de argumentos que utilizar para hacer más creíble la simulación del secuestro.
2.- En cualquier secuestro o extorsión, el delincuente tiene que demostrar con una prueba de posesión que el secuestro es veraz. Por lo tanto conviene comprobar y cuestionar que el secuestro o la extorsión sean reales.
3.- Si los secuestradores se mantienen en permanente comunicación con su víctima y no dejan colgar la llamada bajo amenaza de daño al rehén, es un falso secuestro. Y con ello evitan se localice a su familiar manteniendo ocupado todo el tiempo a su interlocutor con todo tipo de amenazas y efectos de sonido y creando un escenario de control de movimientos falsos.
4.-Con urgencia comunicar estos hechos a la primera llamada y trasladarlo lo antes posible a la Policía para comprobar número de llamante, cotejo de voz y conseguir el esclarecimiento o descubrimiento de nuevos autores.
5.- Recordar que siempre que se exija el pago a través de servicios como Wester Union o Money Gram en relación a pagos de rescate, el secuestro es ficticio.
6- Procurar sistemas de telefonía que permitan la grabación de las llamadas maliciosas y la identificación del número llamante.
7- La Policía cuenta con un equipo de investigadores expertos en materias de secuestros y extorsiones para prevenir y minimizar estos fenómenos delictivos en España o a ciudadanos españoles en el extranjero.

ACTUACIÓN:
Además de los canales habituales de comunicación, se ha difundido el teléfono 609762.765 que es el teléfono de guardia de la Sección de secuestros y extorsiones de la Comisaría General de Policía Judicial atendido por negociadores de Policía para canalizar la información y dar soporte de actuación tanto a las plantillas policiales como a quien llame directamente.

Información facilitada por Policía Nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *