Stephen Hawking ejemplo para La Universidad

El Profesor Stephen Hawking fue, desde que la E.L.A. tomó el control de su vida, totalmente incapaz de realizar cualquier actividad humana. La E.L.A. le limitó para todo, le hizo imposible participar en cualquier tarea por simple que fuera.

Stephen Hawking

En todas, excepto en la cualidad humana por excelencia: la intelectual.

La E.L.A. es devastadoramente cruel. Anula todo movimiento voluntario de la persona, paulatinamente avanza incluso deteniendo los movimientos involuntarios, dificultando hasta respirar. Impasiblemente avanza mermando la fuerza vital de los afectadas provocándoles la muerte en corto plazo de tiempo. En raros casos, como el de Stephen Hawking, lastra a sus víctimas durante toda su vida en una suerte de confinamiento casi demencial.

Sin embargo, ese confinamiento es físico y no mental. La capacidad de razonamiento del profesor Hawking, su vasto entendimiento del Universo estuvo fuera de toda duda, equiparándose sus aportaciones en la resolución de grandes incógnitas de la Física a la par de genios como el mismísimo Albert Einstein.

Muchas personas ayudaron a Stephen en su vida diaria ya que, como vulgarmente se dice, no se valía para nada. Los que creyeron en él lo hicieron tanto que llegó a oídos de Intel, el gigante informático, que le aseguró de por vida el soporte técnico necesario para que pudiera ejercitar la gran capacidad intelectual que poseía y a la vez que hiciera partícipe al resto del mundo las grandes ideas que atesoraba.

La Humanidad no podía permitirse el lujo de perder una mente tan prodigiosa como la del profesor Hawking.
Las personas que le conocieron y creyeron en su capacidad de superación lo supieron y le dieron el apoyo necesario.

Que su ejemplo sirva para que una institución que se vanagloria de ser la cumbre del saber como es la Universidad no pierda la fe en personas que padecen limitaciones pero que saben pensar. Que la Universidad aplique todo el apoyo humano y técnico que esté a su alcance para dar soporte a estudiantes que tienen limitada su capacidad porque todos atesoran una cualidad que es la de pensar.
D.E.P.

Técnicas de estudio y planificación en el Seminario de preparación de Mayores de 25 en la UA – 2017

Desde el Secretariado de Acceso de la Universidad de Alicante se organiza todos los años un Seminario de Orientación para la Preparación de la Prueba de Acceso para Mayores de 25 años, en el que el participo organizando Sesiones de Técnicas de Estudio.

Aquellos que estén buscando información sobre técnicas de estudio disponen aquí de nuestra aportación

Acceder a otro tipo de presentación en línea (requiere conexión a internet) de Domingo Martínez

Para los que no tengan claro los estudios que van a cursar una vez superadas las pruebas de acceso, aquí os dejo unos dípticos de ayuda para aclarar dudas. Igualmente podéis hacer una búsqueda sobre Asesoramiento Vocacional o Elección de estudios en nuestro Blog.

¡Ánimo y suerte!

¿Hacer resúmenes antes de los esquemas? No es lo más adecuado pero …

Una estudiante acude a nuestro servicio explicando su método de estudio que consiste en: leo el texto y voy subrayando las cosas importantes, luego hago un resumen copiando las definiciones y las fórmulas, vamos las cosas que el profesor dice en clase de los powerpoints y eso. Después memorizo los resúmenes y, a veces, hago un esquema de procedimientos y de mi resumen para recordarlo mejor. ¡ Pero no funciona bien ! ¡ Los resultados no son los esperados, son muy bajos !

El método de Judith contiene un error muy extendido: resumir antes de hacer el esquema, pero además copiando el texto literal del original.

Hacer el resumen antes que los esquemas es indicador de que usamos el aprendizaje de tipo memorístico, que no está del todo mal, incluso funciona, pero es  más aconsejable combinarlo con otro de tipo significativo. Sobre todo en las primeras etapas del estudio de una materia: Primero extraemos significados leyendo subrayando y esquematizando; luego construimos el resumen de nuestra cosecha, averiguando así si de verdad hemos comprendido todos los materiales que tenemos a nuestra disposición (presentaciones powerpoint, apuntes de clase, libros, revistas, videos, páginas web, etc. etc.)

El trabajo ha de seguir el siguiente orden:

  1. Recopilación de material adecuado
  2. Exploración de ese material para decidir, entre otras cosas, el que es la base del que es el complementario
  3. Lectura de ese material
  4. Subrayado, después de varias lecturas, para destacar lo esencial, la clave de los textos. Crearemos un boceto sencillo en la primera o segunda lectura. En las siguientes, perfilaremos mejor ese boceto haciendo una síntesis de los diferentes materiales (libros, apuntes, revistas, artículos, etc.)
  5. Resumen: después del paso 4, podemos redactar de nuestro puño y letra, sin copiar a ser posible, un resumen de las ideas principales del tema que estamos estudiando, comprobando que incluimos con precisión, orden y exactitud las cuestiones más importantes, sin dejarnos ni una.
  6. Repasar: cuantas más veces repitamos el paso 5, más preparaciones estaremos haciendo de cara al día del examen y si detectamos errores, podremos retornar a la fuente original de la materia y a las tutorías para aclarar conceptos. También podemos ayudarnos de técnicas de memoria que ayudan a mecanizar más o menos el proceso de memorización.

¿ Cuál es tu método ? ¿ Funciona ?

Información adicional en:

Para estudiantes de la Universidad de Alicante

  • Si eres estudiante de la Universidad de Alicante, también puedes encontrar en Apoyo a Estudiantes de UACloud el cuestionario CEVEAPEU sobre hábitos y técnicas de estudio que te ayudará a detectar áreas fuertes y débiles.

Ánimo.

Motivación. ¿ Se crea o se encuentra ?

En una entrada anterior sobre mejorar la motivación, varios estudiantes plantean dudas sobre su motivación por los estudios. Se preocupan por trabajar materias que no les atraen en absoluto, porque piensan que no les servirá en el futuro o porque han de esforzarse mucho. No suelen pensar en que a menudo se ha de ensayar una actividad, para saber si realmente te gusta o no. Por así decir, se ven al final del viaje antes de haberlo comenzado y se frustran por que sienten que la materia no es de su agrado.

Vamos a dar algunos consejos para mejorar o buscar motivación donde parece que no la hay.

Prestar atención

Es el proceso previo sin el que no se puede comprender bien lo que intentamos estudiar. Nuestra atención está distraída en lo que hacen los amigos de fiesta, en lo bien que lo pasaría en el gimnasio o viendo mi serie favorita de TV. Así los detalles importantes se escapan y se hace pesado el estudio.

Ser persistente en las tareas

Repetir, repetir y repetir para lograr la perfección.

Adaptarse

A cada materia, a cada asignatura, a cada profesor, a cada tema, a cada objeto y concepto porque la realidad es multidimensional rica y variada.

Ser un estudiante independiente

Que busca constantemente fuentes de ejemplos, de explicaciones, que está atento a las noticias relacionadas con lo que estudia, que relaciona, que se pregunta, que critica …

Ser un estudiante organizado

Que sabe dónde ha de ampliar sus apuntes, dónde buscar información, con planes para estudiar, para preparar ejercicios y prácticas, y también para su ocio.

Sigue las normas de la asignatura

Las conoce, plazos de tiempo, lecturas, objetivos, competencias que se adquirirán, cómo serán las prácticas, quiénes los docentes, …

Es un estudiante ávido por aprender

No se conforma con lo que le dice el profesor, profundiza en aquello que le gusta, que le preocupa, que será parte de su futuro profesional.

 

¿Qué más te ayuda a despertar tu motivación, nos lo cuentas? Deja tu comentario. Gracias

Convocatoria de enero: ¿ y ahora qué ?

Las bibliotecas bullen de actividad, no se encuentra un hueco libre, los restaurantes también cuentan con mesas llenas de estudiantes repasando y es que la convocatoria de exámenes de enero está a en su punto álgido. Algunos resultados ya están disponibles y no son todo lo buenos que hubieras deseado. Y piensas ¿ qué puedo hacer ?

 

Este es el caso habitual de estudiantes de Química, Derecho, ADE, Matemáticas, Arquitectura, etc. etc. que por estas fechas se presentan a primera o segunda o tercera convocatoria de asignaturas y sienten que no avanzan, sino más bien que se atascan con ellas.

Antes de sacar conclusiones exageradas te diré que como estudiante has de tener ideas sanas, motivadoras y realistas sobre cómo te ves como estudiante y cómo regulas tu trabajo de estudiante.

Cómo te ves como estudiante

  • Quizá no te has parado a pensarlo pero ¿cómo te defines como estudiante? ¿sabes lo que hay que hacer en cada tarea en particular?
  • Cuando te das cuenta, ¿cómo manejas esas ideas?, ¿qué haces para ser buen estudiante?, ¿sabes técnicas de estudio?, ¿sabes planificar?
  • Cuando te pones a estudiar, ¿sabes qué estrategia conviene aplicar según la asignatura?

Cómo regulas tu trabajo de estudiante

  • ¿Realmente identificas y seleccionas las estrategias y recursos adecuados para abordar una asignatura concreta?
  • ¿Eres realmente consciente de lo que aprendes y lo aplicas?, ¿modificas alguna estrategia según los resultados?
  • ¿Evalúas tus resultados y los pasos que has seguido para conseguirlos?, ¿tus metas fueron realistas?

¿Cómo podemos ayudarte?

Revisa entradas anteriores del blog y autoevalúate a través de nuestros cuestionarios en línea (para estudiantes de la U.A.)

Conócete a ti mismo/a:

Regula tu trabajo

¡Queremos leer tu experiencia en los comentarios, aunque sea anónimamente!

Artículo redactado por Domingo Martínez, Psicólogo del CAE