Técnicas de estudio y planificación en el Seminario de preparación de Mayores de 25 en la UA – 2017

Desde el Secretariado de Acceso de la Universidad de Alicante se organiza todos los años un Seminario de Orientación para la Preparación de la Prueba de Acceso para Mayores de 25 años, en el que el participo organizando Sesiones de Técnicas de Estudio.

Aquellos que estén buscando información sobre técnicas de estudio disponen aquí de nuestra aportación

Acceder a otro tipo de presentación en línea (requiere conexión a internet) de Domingo Martínez

Para los que no tengan claro los estudios que van a cursar una vez superadas las pruebas de acceso, aquí os dejo unos dípticos de ayuda para aclarar dudas. Igualmente podéis hacer una búsqueda sobre Asesoramiento Vocacional o Elección de estudios en nuestro Blog.

¡Ánimo y suerte!

¿Hacer resúmenes antes de los esquemas? No es lo más adecuado pero …

Una estudiante acude a nuestro servicio explicando su método de estudio que consiste en: leo el texto y voy subrayando las cosas importantes, luego hago un resumen copiando las definiciones y las fórmulas, vamos las cosas que el profesor dice en clase de los powerpoints y eso. Después memorizo los resúmenes y, a veces, hago un esquema de procedimientos y de mi resumen para recordarlo mejor. ¡ Pero no funciona bien ! ¡ Los resultados no son los esperados, son muy bajos !

El método de Judith contiene un error muy extendido: resumir antes de hacer el esquema, pero además copiando el texto literal del original.

Hacer el resumen antes que los esquemas es indicador de que usamos el aprendizaje de tipo memorístico, que no está del todo mal, incluso funciona, pero es  más aconsejable combinarlo con otro de tipo significativo. Sobre todo en las primeras etapas del estudio de una materia: Primero extraemos significados leyendo subrayando y esquematizando; luego construimos el resumen de nuestra cosecha, averiguando así si de verdad hemos comprendido todos los materiales que tenemos a nuestra disposición (presentaciones powerpoint, apuntes de clase, libros, revistas, videos, páginas web, etc. etc.)

El trabajo ha de seguir el siguiente orden:

  1. Recopilación de material adecuado
  2. Exploración de ese material para decidir, entre otras cosas, el que es la base del que es el complementario
  3. Lectura de ese material
  4. Subrayado, después de varias lecturas, para destacar lo esencial, la clave de los textos. Crearemos un boceto sencillo en la primera o segunda lectura. En las siguientes, perfilaremos mejor ese boceto haciendo una síntesis de los diferentes materiales (libros, apuntes, revistas, artículos, etc.)
  5. Resumen: después del paso 4, podemos redactar de nuestro puño y letra, sin copiar a ser posible, un resumen de las ideas principales del tema que estamos estudiando, comprobando que incluimos con precisión, orden y exactitud las cuestiones más importantes, sin dejarnos ni una.
  6. Repasar: cuantas más veces repitamos el paso 5, más preparaciones estaremos haciendo de cara al día del examen y si detectamos errores, podremos retornar a la fuente original de la materia y a las tutorías para aclarar conceptos. También podemos ayudarnos de técnicas de memoria que ayudan a mecanizar más o menos el proceso de memorización.

¿ Cuál es tu método ? ¿ Funciona ?

Información adicional en:

Para estudiantes de la Universidad de Alicante

  • Si eres estudiante de la Universidad de Alicante, también puedes encontrar en Apoyo a Estudiantes de UACloud el cuestionario CEVEAPEU sobre hábitos y técnicas de estudio que te ayudará a detectar áreas fuertes y débiles.

Ánimo.

Convocatoria de enero: ¿ y ahora qué ?

Las bibliotecas bullen de actividad, no se encuentra un hueco libre, los restaurantes también cuentan con mesas llenas de estudiantes repasando y es que la convocatoria de exámenes de enero está a en su punto álgido. Algunos resultados ya están disponibles y no son todo lo buenos que hubieras deseado. Y piensas ¿ qué puedo hacer ?

 

Este es el caso habitual de estudiantes de Química, Derecho, ADE, Matemáticas, Arquitectura, etc. etc. que por estas fechas se presentan a primera o segunda o tercera convocatoria de asignaturas y sienten que no avanzan, sino más bien que se atascan con ellas.

Antes de sacar conclusiones exageradas te diré que como estudiante has de tener ideas sanas, motivadoras y realistas sobre cómo te ves como estudiante y cómo regulas tu trabajo de estudiante.

Cómo te ves como estudiante

  • Quizá no te has parado a pensarlo pero ¿cómo te defines como estudiante? ¿sabes lo que hay que hacer en cada tarea en particular?
  • Cuando te das cuenta, ¿cómo manejas esas ideas?, ¿qué haces para ser buen estudiante?, ¿sabes técnicas de estudio?, ¿sabes planificar?
  • Cuando te pones a estudiar, ¿sabes qué estrategia conviene aplicar según la asignatura?

Cómo regulas tu trabajo de estudiante

  • ¿Realmente identificas y seleccionas las estrategias y recursos adecuados para abordar una asignatura concreta?
  • ¿Eres realmente consciente de lo que aprendes y lo aplicas?, ¿modificas alguna estrategia según los resultados?
  • ¿Evalúas tus resultados y los pasos que has seguido para conseguirlos?, ¿tus metas fueron realistas?

¿Cómo podemos ayudarte?

Revisa entradas anteriores del blog y autoevalúate a través de nuestros cuestionarios en línea (para estudiantes de la U.A.)

Conócete a ti mismo/a:

Regula tu trabajo

¡Queremos leer tu experiencia en los comentarios, aunque sea anónimamente!

Artículo redactado por Domingo Martínez, Psicólogo del CAE

Matemáticas y sexo

El pensamiento abstracto humano es complejo, pero al parecer no tanto como para que se escape a la posibilidad de expresar nuestro comportamiento sexual en términos matemáticos, según la Doctora Cresswell del Departamento de Matemáticas y Estadística de la Universidad de Sydney (“Mathematics and Sex” de Ed. Allen & Unwin, Crows Nest 2003). Sí, la regularidad de nuestros actos es predecible matemáticamente y el sexo no es una excepción.

¿Las matemáticas te resultan aburridas?

Observa la relación que tienen con el sexo en la conferencia de Clio Cresswell en TED en Sydney 2014 y con tantas otras facetas de la vida.

De hecho, las matemáticas son un lenguaje más. Exacto y preciso, pero uno más. De hecho presumen de poder precedir el éxito de un matrimonio en un 98%. Así, los hombres afirman tener relaciones sexuales en una proporción de 40 frente a las mujeres que informan de 10, ¿algo va mal en las matemáticas o en lo que se dice?

Bromas aparte, puede parecer que las matemáticas están hechas para personas con gran agilidad mental, con mucha memoria o capaces de aprender muchas reglas. En realidad no hay personas con cerebro matemático y otras que no. Es posible que experiencias previas hayan provocado cierta aversión por las matemáticas, pero no impiden que una persona sea capaz de aprender matemáticas.

Se trata de emplear esquemas mentales, conceptos y representaciones gráficas específicos para observar la realidad, la naturaleza y las ideas.

¿Cómo ser un buen estudiante de matemáticas?

La base

  1. La premisa básica es ir a clases. Si no vas, necesitarás los apuntes de un compañero y, créeme, no serán como los apuntes del profesor o un libro. De manera que acude a clase pronto. ¡ Y prepárate con todo lo necesario antes de que el profesor comience a disparar !
  2. Participa en la clase: Toma notas de forma clara y que resulten fáciles de releer. Anota todos los ejemplos y sugerencias del profesor sobre los problemas. Imagina la respuesta antes de que te la de y levanta la mano para ofrecer sugerencias.
  3. Participa en casa: Haz los ejercicios propuestos el mismo día que te los proponen en clase, con los conceptos frescos en la memoria. El trabajo en casa es fundamental ya que no se consigue lo mismo viendo baloncesto en el televisor que jugando y entrenando al baloncesto. Así, por cada hora de clase es recomendable dos horas de estudio en casa. Además, las investigaciones indican que mejora drásticamente la memoria si se revisa el mismo día que se tiene la clase.
  4. Participa en la facultad: Busca las tutorías de los profesores para resolver dudas, crea grupos de trabajo con compañeros para aprender matemáticas.

A un paso de la excelencia

  1. Profundidad vs Velocidad. La profundidad se gana trabajando sin mirar el libro o los apuntes. Para aprender es necesario recordar y no se logra mirando los apuntes. El esfuerzo voluntario de recordar y hacer el ejercicio sin mirar es clave.
  2. Hacer. No basta con pensar que ya se sabe resolver un ejercicio, hay que hacerlo uno mismo. De ese modo se refuerza la huella en la memoria.
  3. Leer, leer y leer. Quien piensa que no hay que leer para entender matemáticas, está equivocado. Leer mejora la comprensión del material y provoca el dominio de la lectura de las matemáticas.
  4. Imaginar la solución, ser creativo, a la larga beneficia extraordinariamente el aprendizaje. Muy por encima de pedir al profesor o a un compañero que nos expliquen un ejercicio, hacerlo nosotros mismos, buscar maneras diferentes de solucionarlo por nosotros mismos, siguiendo ejemplos del libro, mucho mejor.
  5. Repasar. Al salir de clase, no te vayas a la cantina o te pongas inmediatamente los auriculares. Antes, repasa mentalmente la explicación. Es la mejor manera de grabar en la memoria lo aprendido.

La excelencia

  1. Dibujar el problema. Matthew Peterson nos lo muestra en su exposición en TEDx Orange Coast, cómo aprender matemáticas visualmente y lo difícil que a veces nos lo ponen con los enunciados de los problemas. La solución: dibujar el problema.Ver Gráfico circular de Florence Nightingale como ejemplo.
  2. Leer la entrada anterior en el blog “Recursos sobre matemáticas en la universidad
  3. Ver entrada sobre software libre de matemáticas en Hipertextual

Recursos sobre matemáticas en la web

Esquemas y mapas de conceptos para el estudio

Una imagen vale más que mil palabras o el significado de una imagen puede expresar diez mil palabras. Es un proverbio chino que en cualquiera de las dos formas en que lo queramos expresar indica la fuerza de las imágenes para la comprensión, asimilación y memorización de conceptos.

¿Quién es Buba y quién es Kiki?

El psicólogo Wolfgang Köhler en 1929 describió lo que se denomina efecto Bouba y Kiki. Si eres como el 98% de la población (ingleses, hispanohablantes, hablante de Tamil) habrás pensado que buba es la figura morada y kiki la naranja. Esto es así porque parece que hay una asociación sinestésica entre el sonido de la palabra y la forma y color de los objetos. Es decir que no ponemos nombres a las cosas tan arbitrariamente como parece.

Como explica Tom Wujec (te invito a que escuches esta charla suya en TED) el proceso de adquisición de conocimiento a través de la visión incluye múltiples subprocesos en áreas cerebrales diferentes: el primer subproceso básicamente analiza formas geométricas desde la parte occipital de nuestro cerebro pero irradia esa información a otras muchas partes del cerebro; luego la parte temporal del cerebro nos dice qué es ese objeto y su posición en el espacio; además la información también es procesada por el sistema límbico, nuestro cerebro emocional, que nos dice cómo sentirnos en relación al objeto.

De manera que la forma como vemos el mundo es un proceso de construcción de nuestro cerebro que implica formas, espacio y también sentimientos. Cuando se enriquece con colores, movimiento, sensaciones y emociones, el conocimiento es más rico.

¿Las conclusiones de Tom?

  1. El uso de imágenes clarifica la comprensión
  2. Las imágenes dinámicas, interactivas, captan mejor la atención
  3. La memoria se acrecienta con la persistencia visual

Esquemas, mapas de conceptos, mapas mentales

Las imágenes pueden ser potentes herramientas dirigidas a desarrollar nuestra capacidad de pensar y de poner en comunicación lo cognitivo con lo perceptivo.

Si vemos que una curva crece o baja, casi de forma instantánea percibimos el sentido del proceso.

 

El uso de animaciones, ilustraciones, diagramas dinámicos que aunan visualización, modelado y simulación pueden ayudarnos a comprender diferentes fenómenos.

Así esforzarnos por emplearlas tan a menudo como nos sea posible para comprender procesos largos, complicados, para resolver problemas, para recordar listas de términos, etc.. dará grandes frutos.

Creando uno mismo y/o en colaboración con otros, las representaciones gráficas de objetos, situaciones, procesos es una forma magnífica de entender las materias.

¿Cómo llegar a esos esquemas, mapas de conceptos y mapas mentales?

  • Para llegar al esquema de nuestros apuntes y síntesis de libros aplicaremos la técnica ELSER3 (Miguel Salas Parrilla 1999:70) u otra similar (ROBINSON, MURDER, etc.)
  • El mapa de conceptos, según Novak, nos ayuda a descubrir y entender mejor los conceptos manipulándolos en la manera en que se relacionan unos con otros, creando mapas de relaciones, interconexiones
  • Los mapas mentales (Tony Buzan) se refieren a una palabra central o concepto en el que se desea profundizar de la que se derivan de 5 a 10 ideas principales, haciendo especial énfasis en el uso de imágenes

En general, no debemos darnos por satisfecho con la primera versión que obtengamos, más bien, los repetiremos para darles mayor impacto visual y para mejorarlos y profundizar.

Recursos en línea y programas informáticos

Sitios web

Aplicaciones informáticas

  • CmapTools (programa para mapas de conceptos de IHMC)
  • Geogebra (software de matemáticas dinámicas para todos los niveles educativos que reúne geometría, álgebra, hoja de cálculo, gráficos, estadística y cálculo; multiplataforma) (ejemplo figura dinámica de polinomios lineales)

Este artículo forma parte de un serie que puedes ver ordenada en una entrada anterior llamada Preparación de Exámenes

Ejemplos de gifs animados

 

Artículo redactado por Domingo Martínez, Psicólogo del CAE