ir a la navegación

La luz que nos envuelve 27 agosto 2015

Publicado por Augusto en Año de la Luz-2015, Divulgación , comentarios cerrados

Coulomb (1736-1806) 23 agosto 2015

Publicado por Augusto en Biografías, Divulgación, Historia de la Física , añadir un comentario

Tal día como hoy, 23 de agosto, pero de 1806, fallecía el ingeniero militar francés Charles Augustin de Coulomb (1736-1806) que trabajó para Napoleón y realizó importantes contribuciones en el campo de la elasticidad y la resistencia de materiales. En Física es conocido por la ley de Coulomb, aunque en el campo de la electrostática estudió las propiedades eléctricas de los conductores y demostró que si un conductor en equilibrio electrostático está cargado, su carga está en su superficie. En el año 1777 diseñó una balanza de torsión de gran sensibilidad formada por una varilla ligera que está suspendida de un largo y delgado hilo con dos esferas equilibradas a cada extremo. Con ayuda de esta balanza estableció de forma cuantitativa ocho años después la ley del inverso del cuadrado de la distancia para la interacción entre cargas eléctricas puntuales, conocida como ley de Coulomb.

coulomb_balanza

Según esta ley, la fuerza entre dos cargas puntuales es proporcional al producto de sus cargas e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia que las separa. Esta fuerza es atractiva si las cargas son de distinto signo y repulsiva si el signo de las dos cargas es el mismo. Coulomb también estudió las fuerzas entre polos magnéticos y propuso la ecuación de la fuerza entre polos magnéticos semejante a la fuerza electrostática entre cargas eléctricas y la fuerza gravitatoria entre masas gravitatorias. La ley que rige las fuerzas de atracción y repulsión entre las cargas eléctricas y los polos magnéticos fue publicada en 1785 en un trabajo titulado “Segunda memoria sobre la electricidad y el magnetismo”. Como había hecho Gilbert casi doscientos años antes y Tales de Mileto dos mil años antes, Coulomb consideró que los fenómenos eléctricos y magnéticos eran diferentes, puesto que, a pesar de la estrecha analogía que parecía existir entre ellos, los experimentos indicaban que los polos magnéticos y las cargas eléctricas (entonces sólo en reposo) no interactuaban entre sí.

Marcelo Alonso y Edward J. Finn, Física. Addison-Wesley Iberoamericana. Wilmington, 1995.

Agustín Udías Vadiñas, Historia de la Física: De Arquímedes a Einstein. Editoríal Síntesis. Madrid, 2004.

Hans Christian Oersted (1777-1851) 14 agosto 2015

Publicado por Augusto en Biografías, Divulgación, Historia de la Física , comentarios cerrados

Hans Christian Oersted nació en Rudkjöbing, en la isla de Langland (Dinamarca) el 14 de agosto de 1777 y falleció el 9 de marzo de 1851. Estudió filosofía natural en la Universidad de Copenhague donde desde 1806, y durante cincuenta años, fue Catedrático de Física y Química. La invención en 1800 de la pila eléctrica por el italiano Alessandro Volta (1745-1827) hizo entrar en ebullición al mundo científico al hacer posible trabajar con fuentes permanentes de “fluido eléctrico”. Oersted se interesó desde el primer momento por el “galvanismo” y su relación con la química y ya en el año 1801 empezó a realizar experimentos con una pila voltaica. Su contribución más importante al electromagnetismo fue su descubrimiento en 1820 de que el paso de una corriente eléctrica desviaba una aguja imantada situada en su cercanía. Había descubierto que una corriente eléctrica produce efectos magnéticos.

hcoersted

Su famoso experimento es muy sencillo. Situó una aguja imantada libremente de modo que ésta se orientaba en la dirección norte-sur. A continuación colocó un cable eléctrico sobre la aguja y, por tanto, en la misma dirección. Este cable lo conectó a una pila eléctrica y al cerrar el circuito comprobó que la aguja de la brújula se desviaba de su dirección original situándose perpendicular al cable, es decir, en la dirección este-oeste. Si la corriente eléctrica era capaz de hacer girar la aguja de la brújula, Oersted concluyó que dicha corriente produce efectos magnéticos, que la electricidad y el magnetismo no son fenómenos independientes, sino que están relacionados y acuñó el término electromagnetismo para designar a la parte de la física que englobaría desde entonces a ambos fenómenos.

Publicó sus resultados en un breve artículo escrito en latín y titulado “Experimenta circa effectum conflictus electrici in acum magneticam”, que envió a las principales revistas científicas europeas hacia julio de 1820.

ARTICULO-OERSTED-1820

A lo largo de los años se ha propagado la historia de que su descubrimiento se había producido de forma fortuita, casi por azar, cuando realizaba experiencias con una corriente eléctrica en clase con sus alumnos y vio que dicha corriente hacía girar la aguja de una brújula que tenía en la misma mesa. Esta versión tiene su origen en una carta que envió uno de sus discípulos a Faraday casi cuarenta años después del descubrimiento de Oersted. En cualquier caso, la observación realizada en 1820 era el resultado de una larga reflexión sobre las fuerzas eléctricas y magnéticas y, como señala Lagrange a propósito de Newton, “tales accidentes ocurren sólo a quienes los provocan”.

Mª Carmen Pérez y Paloma Varela, Orígenes del electromagnetismo. Oersted y Ampère. Nivola libros y ediciones. Madrid, 2003.

José Antonio Díaz-Hellín, El gran cambio de la Física. Faraday. Nivola libros y ediciones. Madrid, 2001.

Albacete en el Año Internacional de la Luz 30 julio 2015

Publicado por Augusto en Año de la Luz-2015, Divulgación, Historia de la Física, Prensa , comentarios cerrados

LA LUZ QUE NOS ENVUELVE

Gracias a esos magníficos órganos visuales de que disponemos que son los ojos podemos percibir los colores, gozar de las salidas y puestas de Sol, ensimismarnos admirando el azul del mar, contemplar el cielo estrellado y sorprendernos con los arco iris multicolores. Pero la luz y sus tecnologías van más allá de esas sensaciones y se han hecho imprescindibles en nuestra vida diaria. La Óptica es la parte de la Física que se ocupa de la luz visible y de otras ondas electromagnéticas y su estudio nos permitiría entender el color azul del cielo y el funcionamiento de muchos dispositivos ópticos como telescopios, cámaras fotográficas, microscopios, fibras ópticas y hasta el ojo humano. El número de dispositivos y sistemas que operan con luz es cada vez mayor y se utilizan en áreas muy diversas, todos ellos constituyen las “tecnologías basadas en la luz”. Sin embargo, no es necesario estudiar el grado de Física para tener una idea de lo importante que son la luz y sus tecnologías en el mundo actual, que han salido de la universidad y de los centros de investigación para formar parte de nuestra vida cotidiana.

Ayudan al diagnóstico médico (rayos X, tomografías, resonancias magnéticas, fibras ópticas), han dado lugar a nuevas cirugías (cuchillo de rayos gamma) y nos ayudan a corregir los defectos de nuestra visión (con gafas, lentillas o cirugía ocular). Con ayuda de las fibras ópticas transportan nuestras conversaciones telefónicas, llevan las imágenes a nuestros televisores y conectan nuestros ordenadores a internet. Están en las pantallas de nuestros teléfonos móviles, en los lectores de códigos de barras y códigos QR, así como en los reproductores de audio y vídeo. Se hallan en sistemas de impresión, visión artificial, iluminación LED y de seguridad como es el caso de los hologramas de billetes y tarjetas de crédito que llevamos en nuestras carteras. No podemos concluir otra cosa que las tecnologías basadas en la luz afectan a cada día de nuestras vidas, y veremos lo que el futuro nos deparará.

LEER ARTÍCULO COMPLETO PUBLICADO EN “LA CERCA”

Otros aniversarios del Año Internacional de la Luz 22 julio 2015

Publicado por Augusto en Año de la Luz-2015, Divulgación, Historia de la Física , comentarios cerrados

Creo que ya todos sabemos que se ha elegido 2015 como “Año Internacional de la Luz y de las Tecnologías basadas en la Luz” porque en este año se conmemoran una serie de hitos fundamentales en la historia de la ciencia de la luz. Hace mil años, en 1015, Alhazen publicó su Libro de la Óptica. Hace doscientos años, en 1815, Fresnel elaboró la teoría ondulatoria de la luz y en 1865 Maxwell la teoría electromagnética de la luz con lo que consiguió unificar luz, electricidad y magnetismo mediante la ‘síntesis de Maxwell’. Einstein explicó el efecto fotoeléctrico mediante cuantos de luz en 1905 y hace un siglo, en el año 1915, introdujo la luz en la cosmología a través de su Teoría de la Relatividad General. Hace cincuenta años Penzias y Wilson descubrieron la radiación cósmica de fondo de microondas, ese eco del origen del Universo y una de las pruebas del Big Bang, y también son de 1965 los logros alcanzados por Kao en la transmisión de luz por fibras ópticas, fundamento de las actuales y hoy omnipresentes comunicaciones ópticas.

Sin embargo, hay otros muchos acontecimientos relacionados con la luz y sus tecnologías –quizás no tan importantes como los anteriores– que también merece la pena recordar. Esto me ha hecho escribir esta contribución que he denominado los “otros aniversarios de la Año Internacional de la Luz”. Lo primero que me planteé fue buscar otros hitos importantes de la ciencia y tecnología de la luz precisamente de los mismos años: 1015, 1815, 1865, 1905, 1915 y 1965. Encontrar otro hecho de 1015 ya lo abandoné antes de buscarlos, por lo que busqué otro, en este caso de 1665, es decir, de hace 350 años. De 1965 también pretendía buscar dos y además de las mismas características: un descubrimiento por casualidad (como el de la radiación cósmica de fondo de microondas) y un logro tecnológico como el de las fibras ópticas. El listado de esos “otros aniversarios” me ha quedado como se muestra a continuación.

En 1665, hace justo 350 años, se publica el tratado del matemático, físico y sacerdote jesuita italiano Francesco Maria Grimaldi (1618-1663) titulado Physicomathesis de lumine, coloribus, et iride, aliisque annexis (Conocimiento físico de la luz: los colores del arcoíris), lo que le otorga un lugar prominente en la historia de la óptica. Fue el primero en realizar observaciones precisas de la difracción de la luz y acuñó el término difracción. Grimaldi dejaba que penetrarán los rayos solares a un cuarto oscuro a través de un pequeño agujero en un cartón. Hizo después pasar esta luz a través de otra cartulina de nuevo perforada, con dimensiones que midió cuidadosamente, descubriendo que la luz proyectaba una mancha mayor a la esperada si la propagación de la luz fuera rectilínea.

Francesco Maria Grimaldi el tratado titulado “Physicomathesis de lumine, coloribus, et iride, aliisque annexis”. Créditos: Wikipedia.

Vayamos ahora al año 1815. El mismo año en el que el francés Fresnel proponía teoría ondulatoria de la luz, el también francés Jean-Baptiste Biot (1774-1862) descubría accidentalmente que ciertas sustancias orgánicas naturales como la teurpentina, soluciones de azúcar, de camphor y de ácido tartárico, el fenómeno de la actividad óptica, es decir, que el “plano de polarización” de la luz polarizada linealmente es rotado cuando un haz de luz se propaga e través de dichos líquidos. Esto puede utilizarse, por ejemplo, para medir la concentración de azúcar en una solución de azúcar. Biot propuso unas leyes experimentales de la actividad óptica y prublicó en 1815 el artículo Phénomènes de polarisation succesive, observés dans des fluides homogènes y en 1825 fue precisamente Fresnel el que explicó el mecanismo de la rotación óptica. Biot fue profesor de Louis Pasteur (1822-1895) –químico francés conocido por la pasteurización y la vacuna contra la rabia– que también estudió la actividad óptica de medios dieléctricos diluidos.

Jean-Baptiste Biot (izquierda) y Émile Verdet (derecha). Créditos: Wikipedia.

Toca ahora el año 1865, hace 150 años. El mismo año en el que Maxwell publica su teoría electromagnética de la luz, Emile Verdet (1824-1866) publica Etude sur la constitution de la lumière non polaris’ee et de la lumière partiellement polaricée, siendo el primero en llevar a cabo investigaciones sobre coherencia, en particular sobre “coherencia parcial”, antes de que el concepto de coherencia fuera introducido. Verdet se preguntó: “si la luz del sol ilumina directamente dos pinholes situados en una pantalla opaca, ¿como de cerca tienen que estar los pinholes para que la luz que emerge de ellos pueda formar franjas de interferencia tras su superposición?”. Él estimos que esta distancia es alrededor de 1/50 milímetros. En el lenguaje moderno esta pequeña distancia es el diámetro del “área de coherencia” formada por la luz del sol sobre la superficie de la Tierra.

Y llegamos ya al siglo XX. Es imposible competir con las contribuciones de Einstein realizadas en 1905, por tanto para ese año voy a considerar mucho más humilde: la publicación del libro Physical Optics del físico e inventor norteamericano Robert William Woods (1868-1955). Este libro became the classic treatise on the experimental aspects of the subject in its day, and went through three editions. Wood is often cited as being a pivotal contributor to the field of optics and a pioneer of infrared and ultraviolet photography. El “cráter Wood”, en el lado oscuro de la luna, fue nombrado en su honor, por haber descubierto que, bajo fotografía ultravioleta, el cráter tomaba una fisonomía distinta, reflejando un depósito de sulfitos no identificados con anterioridad.

Hace cien años, en 1915, el físico alemán Arnold Sommerfeld (1868-1951) elabora su extensión del modelo atómico introducido por Niels Bohr dos años antes, considerando órbitas elípticas. Se trata de uno de los resultados más importantes de la primitiva teoría cuántica, la generalización llevada a cabo independientemente hace cien años por Sommerfeld, Wilson e Ishiwara para sistemas multiperiódicos (reglas de cuantificación de Sommerfeld-Wilson-Ishiwara). Uno de los éxitos más espectaculares y que más ayudaron a aceptar estas reglas de cuantificación fue el estudio realizado por Sommerfeld de los átomos hidrogenoides en el marco de la teoría de la relatividad especial, y que permitió dar una explicación teórica a la estructura fina del átomo de hidrógeno. Sommerfeld también realizó contribuciones importantes en el campo de la teoría matemática de la difracción y aunque no fue galardonado con el Premio Nobel de Física, posee el récord de mayor número de estudiantes de doctorado que sí lo consiguieron: cuatro (Werner Heisenberg, Wolfgang Pauli, Peter Debye, y Hans Bethe).

Arnold Sommerfeld. Crédito: Konrad Jacobs, Oberwolfach Photo Collection

Llegamos ya a 1965, hace cincuenta años, cuando se publican los primeros artículos sobre interferometría holográfica, descubierta accidentalmente (como la radiación del fondo de microondas) en la Universidad de Michigan por varios grupos de investigación. Sin embargo es a Karl Stetson y a Robert Powell (también dos, como Penzias y Wilson) a los que debemos la explicación del fenómeno y el ser quienes publicaron el primer artículo sobre interferometría holográfica en 1965. Esta técnica es una de las primeras aplicaciones prácticas de la holografía y desde entonces tiene gran interés científico, técnico e industrial. También es de 1965 el invento del concepto de optical digital recording and playback, antecesor del compact disc (CD), realizado por James T. Russel (1931-) y que por aquel entonces trabajaba en el Pacific Nothwest National Laboratory en Richland (USA). Tenemos una aplicación tecnológica de la luz de 1965 como la de las fibras ópticas utilizadas en comunicaciones ópticas.

Estudio de la distribución de temperatura en el interior de una bombilla mediante interferometría holographic.. Créditos: Universidad de Alicante

Este “juego” en el que me he embarcado de búsqueda de otros aniversarios de la ciencia y tecnología de la luz para conmemorar durante este año 2015 es solo una pequeña muestra de las muchas personas que desde el origen de los tiempos se han interesado por desentrañar los misterios de la luz y así como aplicarla a áreas muy diversas. Como otros campos científicos y tecnológicos, la ciencia y la tecnología de la luz tiene su historia, y tenemos la obligación de recordar al menos unos cuantos “grandes nombres” relacionados con descubrimientos clave que han influido en nuestra forma moderna de pensar y de vivir. Que mejor momento para hacerlo que durante este “Año Internacional de la Luz y de las Tecnologías basadas en la Luz”.

Traducción al español de de la entrada publicada en el blog del año internacional de la luz IYL2015:

Other Anniversaries celebrated during the International Year of Light 2015

¿Qué se puede hacer con la holografía? 4 julio 2015

Publicado por Augusto en Año de la Luz-2015, Divulgación, Investigación , comentarios cerrados

2015, Año de la Luz y de las Tecnologías basadas en la Luz.

Emmett Leith (1927-2005), uno de los pioneros de la holografía, en 1986 señaló:

La holografía puede parecer un campo de investigación no muy amplio. Sin embargo, si la combinas con otros campos conseguirás un área lo suficientemente grande para poder dedicarle toda una vida.

Prueba de ello es que la técnica holográfica ha proporcionado y sigue proporcionando innumerables aplicaciones en multitud de campos científicos y tecnológicos, además de tratarse de uno de los “raros” campos científicos que ha proporcionado un medio para el arte. Es difícil, por no decir imposible, enumerar todos los desarrollos y aplicaciones a los que ha dado lugar de la holografía, por lo que a continuación únicamente se van a mencionar algunos de ellos.

Aunque la reconstrucción de una imagen en tres dimensiones dando la sensación perfecta de relieve es, sin duda, una de las realizaciones más espectaculares y más conocidas de la holografía, hay otras muchas aplicaciones en ámbitos muy diferentes. Recordemos que la primera emisión láser es de 1960, el primer holograma de un objeto bidimensional de 1963 y el de un objeto tridimensional de 1964. Pues bien, una de las primeras aplicaciones científicas y tecnológicas de la holografía se inició justo un año después, en 1965, justo ahora hace cincuenta años, y fue la interferometría holográfica y supone un método muy poderoso de análisis no destructivo. Mediante esta técnica se pueden visualizar los modos de vibración de instrumentos, estudiar las deformaciones de objetos debidas a esfuerzos o bien analizar la distribución de temperatura, por ejemplo, en el interior de una bombilla. A lo largo de las líneas que aparecen en el interferograma de la imagen la temperatura es constante.

interferometria-holografica

Puede aplicarse al estudio de fenómenos de transporte, la visualización del flujo de fluidos, medidas de componentes en ambientes hostiles o corrosivos, la realización de ensayos no destructivos e incluso se ha aplicado en otros campos como la ortopedia, en el estudio de las deformaciones de huesos y prótesis, o en estudios relacionados con la conservación y restauración de obras de arte.

El análisis de partículas microscópicas distribuidas en un determinado volumen es otro campo en el que la holografía ha mostrado ser de gran utilidad. En esta aplicación se hace uso tanto de configuraciones en eje como fuera de eje y suele utilizarse un láser pulsante. Con esta técnica es posible analizar el tamaño, la posición, el desplazamiento y la velocidad de las partículas y permite estudiar desde aerosoles hasta el plancton marino e incluso se ha utilizado para analizar la dinámica de partículas microscópicas y el crecimiento de cristales en condiciones de microgravedad mediante experimentos realizados a bordo del trasbordador espacial Discovery en los que se registraron más de mil hologramas, lo que permitió disponer de un verdadero laboratorio espacial “virtual” en la Tierra.

También se fabrican elementos ópticos holográficos como redes de difracción, lentes, espejos y otros dispositivos más complejos como interconectores de fibras ópticas formados tanto por lentes holográficas como por espejos holográficos o concentradores solares utilizando lentes y espejeos holográficos.

elementos-opticos-holograficos

También se han fabricado como escáneres con los que se leen los códigos de barras y que están formados por un disco con sectores cada uno de los cuales es una lente holográfica que deflecta el de luz incidente en una determinada dirección.

Captura de pantalla 2015-07-05 a las 12.00.04

La función de los visores holográficos es formar la imagen en el infinito de la información presentada en una pantalla y superponerla con los objetos observados en el mundo exterior. Estos visores también se han incorporado tanto en el propio casco de los pilotos de los aviones de combate como en el interior de los aviones. El año pasado, la empresa TruLifeOptics, formada por miembros del National Physical Laboratory y la empresa Colour Holographic, ambos de Gran Bretaña, ha presentado unas gafas formadas por dos elementos ópticos holográficos y que también permiten ver simultáneamente información proporcionada por un sistema electrónico junto con los objetos exteriores.

visores-holograficos

Visores holográficos. Crédito: TruLifeOptics.

En nuestra sociedad, dominada por las tecnologías de la información, la utilización de la holografía en el almacenamiento de información es una de las aplicaciones que presentan en estos momentos más interés. Mediante el multiplexado se puede registrar un gran número de hologramas en una misma placa y posteriormente es posible recuperar la información separadamente. Éste es el principio de las memorias holográficas en las que se puede almacenar en poco espacio una gran cantidad de información. Aunque las mayores dificultades técnicas para llevarla a la práctica han estado relacionadas con la obtención de un material de registro adecuado, ya se han fabricado los primeros prototipos de sistemas de almacenamiento holográfico con discos holográficos con una capacidad de almacenamiento de 300 mil MB e incluso se habla de TB.

Memorias holográficas. Crédito: Akonia (http://akoniaholographics.com).

Se pueden obtener hologramas generados por ordenador, en los que se calcula con un ordenador el diagrama interferencial sobre la superficie del holograma y se representa, por ejemplo, en un modulador espacial de luz (SLM). Estos hologramas son sólo una parte de un campo más amplio conocido como holografía digital.

CGH

Hologramas generados por ordenador. Crédito: Centre of molecular materials for photonics and electronics, University of Cambridge (http://www-g.eng.cam.ac.uk/CMMPE/displays3d.html).

En 2014 se publicó un artículo en la revista Advanced Optical Materials que demostraba la posibilidad de utilizar sensores holográficos basados en las propiedades de los hologramas de reflexión, en particular a la ley de Bragg, ya que cuando se iluminan con luz blanca, el color de la luz reflejada depende de las variaciones de espesor del holograma pues cambia la separación entre las franjas de interferencia almacenadas. Se ha propuesto su aplicación, por ejemplo, para medir el pH e incluso para el diagnóstico médico.

Sensores holográficos. Crédito: A. K. Yetisen et al., Advanced Optical Materials 2, 250-254 (2014).

Los hologramas de seguridad son quizás la aplicación más importante de la holografía desde el punto de vista comercial. La dificultad técnica que tiene la realización de hologramas y el hecho de que sólo con medios complejos y sofisticados sea posible producir en serie copias de un holograma original han hecho de la holografía una técnica adecuada para sistemas de seguridad como los utilizados en tarjetas de crédito, billetes de banco, documentos de identidad o etiquetas de productos comerciales, incluidos algunos productos farmacéuticos que se comercializan en el sudeste asiático, donde está muy extendida la venta de medicinas ilegales. En todos estos casos, la utilización de hologramas pretende evitar o por lo menos hacer mucho más difícil su falsificación. Asimismo, también se están empezando a utilizar métodos holográficos para la autentificación de huellas digitales.

hologramas-de-seguridad

También es posible realizar retratos holográficos. El primero de ellos fue realizado la noche de Halloween de 1967 y fue un autorretrato de Lawrence Siebert de la Empresa Conductron de Ann Arbor, Michigan. Realizar hologramas de personas presenta dos problemas importantes, en primer lugar, las personas no pueden estar quietas durante la exposición y, en segundo lugar, tienden a cerrar los ojos cuando se exponen a la luz del láser. Aunque la persona intente estar completamente en reposo, no puede dejar de respirar, sus músculos no están rígidos y su corazón sigue palpitando. Todo ello produce movimientos. Siebert resolvió este problema utilizando láseres pulsantes cuyos breves pulsos de luz duran unos pocos nanosegundos. Mediante la utilización de este tipo de láseres es posible realizar retratos holográficos pues la alteración de la escena a registrar es prácticamente nula durante el tiempo de duración del pulso. Un retrato holográfico histórico es el holograma de transmisión de Dennis Gabor (1900-1979) realizado en 1971 por R. Rhinehaart de la McDonell Douglas Electronics Corporation para celebrar la concesión del Premio Nobel de Física. También Hans I. Bjelkhagen realizó un retrato holográfico al presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan, y en 2004 Chris Levine hizo un retrato holográfico de la reina Isabel II de Inglaterra para conmemorar el 800 aniversario de la llegada de la corona a las Islas Británicas.

Chris Levine junto con el holograma de la Reina Isabel II de Inglaterra.

El problema de los hologramas registrados con la luz de un único láser, es que al reconstruirlos se ven de ese color. Sin embargo, se pueden conseguir hologramas en color si en el proceso de registro se utilizan tres láseres (rojo, verde y azul). En la imagen se muestra el montaje de registro de un holograma de reflexión en color realizado por hans I. Bjelkaghen..

holografia-color-1

La fidelidad en la reproducción de formas, colores y brillos es tan espectacular que es difícil decir si lo que se ve es el objeto mismo detrás de una ventana de vidrio o una reproducción holográfica.

La holografía también se utiliza en los museos para sustituir algunos objetos delicados y valiosos por hologramas de los mismos o para sustituir los objetos originales por hologramas en exposiciones itinerantes. Éste es, por ejemplo, el caso del Hombre de Lindow, una momia de más de 2300 años de antigüedad encontrada en Cheshire, Inglaterra, en 1984. El original se encuentra en una cámara del Museo Británico, en Londres, con temperatura y humedad controladas, mientras que se hizo un holograma de la momia tanto para exponerlo al público como para que distintos investigadores pudieran estudiarla. La realización de hologramas de piezas valiosas ha hecho posible que éstas puedan observarse en lugares distintos de los que realmente se encuentran. Hologramas del tipo Denisyuk se utilizaron en la antigua Unión Soviética y en otros países para la conservación de obras de arte consideradas tesoros arqueológicos, a través de un vasto programa de colaboración entre físicos y museólogos. De hecho, en muchas ocasiones se hace uso de la técnica de Denisyuk para sustituir los objetos originales por hologramas en exposiciones itinerantes. En 1984 se realizaron en la Universidad de Alicante una serie de hologramas de reflexión sobre el tesoro de Villena. La fidelidad en la reproducción de formas, colores y brillos es tan espectacular que es difícil decir si lo que se ve es el objeto detrás de una ventana de vidrio o una reproducción holográfica.

hologramas-museos

Stephen Benton (1941-2003) es una pieza clave en el desarrollo de la holografía moderna y no sólo por sus contribuciones científicas, sino que también destaca su faceta artística. En una ocasión señaló:

La creatividad no pertenece solamente al dominio del arte, existe en todas las áreas de nuestra existencia y uno de los aspectos más interesantes de la holografía es la relación simbiótica que se da entre las ciencias y las artes

En 1966, Emmett Leith y Juris Upatnieks realizaron un holograma en colaboración con el fotógrafo Fritz Goro para la revista Life.

Fritz-Goro

Emmett Leith y Juris Upatnieks con el objeto original del holograma de Goro (1966) y Emmett Leith con el mismo objeto original (2003).

En el año 1968 se publicó en la revista Leonardo un artículo señalando la posibilidad de utilizar la holografía como una nueva forma de arte y enseguida algunos artistas se adentraron en la aventura holográfica como Salvador Dalí, que realizó en 1972 una exposición que incluía hologramas en la Galería Knoedler de Nueva York a la que asistió el propio Gabor. La holografía posee un innegable interés como una de las técnicas más revolucionarias de creación de imágenes tridimensionales y su capacidad de atracción-fascinación es enorme. Frente al espacio estático y constante de la pintura o la fotografía, el espacio holográfico implica el movimiento del espectador y una variación de la imagen en tanto en cuanto se producen ángulos de visión distintos en la percepción dinámica de la imagen holográfica. Lejos de ser una ventana fija abierta a un espacio fijo, el holograma actúa, en este caso, como una “ventana con memoria”.

Hologramas de Margaret Benyon.

Para terminar señalar que la holografía puede aplicarse utilizando una gran parte del espectro electromagnético, desde imágenes con microondas y radar, pasando por los infrarrojos, el espectro visible y la radiación ultravioleta, hasta los rayos X. También se pueden utilizar haces de electrones o neutrones e incluso ondas sonoras. Existen hologramas artísticos, retratos holográficos, hologramas en color y también se encuentran hologramas en las tiendas de regalos, en libros, en museos, en tarjetas de felicitación o en sellos de correos. Los hologramas de seguridad son un gran negocio: tarjetas de crédito, billetes de banco y hasta hay hologramas en las etiquetas de ciertos productos como la ropa deportiva para asegurar su autenticidad y distinguirla de las imitaciones. La interferometría holográfica es una técnica que se aplica en áreas muy diversas, los elementos ópticos holográficos se emplean es sistemas ópticos muy variados, el almacenamiento holográfico de información es ya una realidad y la holografía aparece también en investigaciones de física fundamental como la teoría de la relatividad o la física cuántica. En sus casi setenta años de vida, y a pesar de sus erráticos inicios, podemos afirmar, sin riesgo a equivocarnos, que

la holografía ha demostrado tener un gran pasado y un magnífico presente, pero desde luego lo que es innegable es que sigue teniendo un futuro muy prometedor.

creative-commons