hernancortes on noviembre 9th, 2010

Al ver cortes tras vencer a Narvaéz, tuvo que hacer enfrente de la indignación de los aztecas. Decidió escapar de la ciudad. En su huida pierde mas de la mitad de sus hombres, así como los tesoros de que se había apoderado. Esta derrota sufrida por los conquistadores, se conoce el nombre de la <<noche triste>> del 30 de Junio de 1520.

Los españoles marcharon en busca del auxilio de los aliados tlaxcaltecas. Casi un año después comenzaron el sitio de México-Tenochtitlan. Concentró Cortés mas de 80.000 tlaxcaltecas y reforzó sus propias tropas españolas a la llegada de otras expediciones de Veracruz. Además, botó el agua trece bergantines para el asedio de la isla.

Las crónicas indígenas hablan de la forma que los españoles atacaron la ciudad. Se recuerda también la elección del joven Cuahtémoc, escogido como gobernante supremo, ya que muerto Moctezuma, su sucesor, el príncipe Cuitláhuac. Había también fallecido víctima de una epidemia de viruelas. Tal enfermedad, traída por los españoles causa muchas muertes entre los indígenas. Durante el reinado de Cuahtémoc los hechos de armas se sucedieron unos tras otros con actos de heroísmo por ambas partes. Los relatos indígenas y españoles adquieren de un poema épico.

Por fin, casi después de ochenta días de sitio en una fecha azteca, 1-Serpiente,del año 3-Casa, que corresponde al 13 de agosto de 1521, cayó la ciudad de México-Tenochtitlan y fue hecho prisionero el joven Cuahtémoc. Hernán Cortés decidió reconstruir antigua capital indígena pero ahora ya como una ciudad española.

En 1521, un capitán de Cortés llega hasta el Océano Pacífico. Ahí escucho que había una cerca isla poblada toda por mujeres, rica en oro y perlas. Tal rumor moverá mas tarde a Cortés a emprender expediciones en el Pacífico hasta llegar a California. Construye barcos, y sin darse reposo busca una estrecha que pueda comunicar al Pacífico con el Atlántico. A la gran tierra que ha conquistado da el nombre la Nueva España.

A fines de 1523, enviado por cortés, Pedro de Alvarado salió para someter las regiones de sur. Iba acompañado de trescientos españoles y numerosos indígenas en su mayoría de tlaxcaltecas. Después de pasar Oaxaca y Chiapas avanzo hacia Guatemala. Los quichés decidieron oponerse de Alavarado. El primer encuentro tuvo ligar en las orillas del río Tilapa. El manuscrito cakchiquel conocido como Memoria de Sololá, refiere que el 20 de febrero de 1524, según su calendario el día1-Ganel, <<fueron destruidos los quichés por los hombres de Castilla>>.

hernancortes on noviembre 9th, 2010


Encabezaba el gobierno el emperador, quien, según la leyenda, era el sucesor de los dioses. Este Tlacatecuhtli, jefe de los bravos, era elegido por un consejo integrado por la familia real. Sus atribuciones alcanzaban al mando supremo del ejército, dirección general de la administración y suprema autoridad judicial. Para ayudarse en el ejercicio del poder, elegía al Cihuacóatl, auxiliar en funciones religiosas, administrativas y judiciales. Una tercera institución era el Tlatocan o Consejo Tribal, que cumplía funciones legislativas, judiciales y militares y especialmente de asesoría en casos particularmente graves para el pueblo.

Políticamente, el pueblo azteca consistía en una confederación de pueblos bajo la hegemonía de Tenochtitlán. La superioridad de la ciudad capital se basaba en su rol militar y religioso.

La comunidad azteca se organizó en forma piramidal, aunque sin presentar las características de, una sociedad de castas. Si bien es cierto que la mayoría de las altas funciones estaban reservadas a miembros de la familia real, el resto era accesible a cualquier ciudadano que hubiera mostrado méritos y tuviese el prestigio suficiente como para ser elegido. Incluso existió un escalafón que aseguraba el ascenso a los cargos más altos y destacados.

En la cima estaba la nobleza, pilli, que formaba la corte real. Los nobles vivían en casas de dos pisos, podían tener más de una esposa y poseían tierras y esclavos para su servicio personal. Su hijos tenían el privilegio de asistir a escuelas especiales, donde eran formados de acuerdo con sus propias aptitudes. La nobleza no era hereditaria, sino que debía adquiriese por méritos propios según la actividad de cada cual. En un nivel intermedio se encontraban los artesanos o mayeques. Su oficio era hereditario, lo que contribuyó poderosamente a producir un alto grado de desarrollo técnico. Finalmente, un tercer estrato estaba dado por los macehuales o gente común. Este nivel agrupaba a todos aquéllos que, no habiendo podido destacarse en ninguna labor, se dedicaban al trabajo de las tierras. Algunos vivían en la más completa miseria, lo que los llevaba a venderse como esclavos a los pillis. Respecto a la esclavitud, tuvo como fuente principal las conquistas de guerra, aunque también se sancionaba con esta pena a los delincuentes y mujeres de vida indecoroso.

Sin embargo, la base de toda la estructura social estaba dada por el calpulli. En él se agrupaban todos los que gozaban de un antepasado común. El calpulli era el dueño de las tierras del linaje, las que eran repartidas anualmente entre las familias que la componían. Su jefe estaba encargado, además, de relacionar al calpulli con el emperador y presidía las ceremonias en honor de los antepasados familiares.

La organización social se caracterizó por su marcado clasismo y la absoluta preeminencia de los grupos militar, sacerdotal y comercial.

La actividad militar, fundada en una sólida formación, constituyó la principal profesión de los aztecas. En ella se mezclaban elementos puramente bélicos con fines de tipo religioso. La clase sacerdotal era numerosa pero vital para la vida del pueblo, ya que era la depositaria de la cultura. Entre sus actividades más significativas destacan la predicción del futuro, el desarrollo de las ciencias, la conservación de la historia, el cuidado de los enfermos y la conducción del calendario.

En una sociedad donde las funciones de los individuos estaban claramente determinadas, los comerciantes desempeñaban una multitud de ellas. Eran espías, militares, sacerdotes y propiamente comerciantes o pochtecas. Tenían su propio dios y los juicios se ventilaban en cortes ad hoc para ellos. Esta consideración especial surgió como consecuencia de su importancia política. Visitaban los más variados rincones de¡ imperio, conocían las lenguas y costumbres de los diversos pueblos sometidos, poseían facilidad para camuflarse e infiltrarse entre ellos. De esta manera, les resultaba fácil enterarse de cuáles eran los sentimientos de estas gentes hacia el poder central. Delante de¡ emperador cumplían una función particularmente importante, puesto que aconsejaban acerca de las regiones ricas que podían conquistarse y, en algunos casos, ellos mismos financiaban las campañas.

hernancortes on noviembre 9th, 2010

Escena del sacrificio
El fundamento de sus creencias estuvo dado por el deseo de atraerse las potencias benefactoras de sus divinidades, al mismo tiempo que alejar todo lo que pudiera serles perjudicial. Para los aztecas, las fuerzas de¡ bien estaban permanentemente en lucha con los espíritus de] mal y el combate eterno las desgastaba al punto de requerir sangre humana para revitalizarse. Este drama se aplicaba especialmente al Sol, que debía trabar lucha diaria con las tinieblas. Los sacerdotes, utilizando el cuchillo de sílex, abrían el pecho de las víctimas y les extraían el corazón. Sin embargo, existía también una serie de autosacrificios, por los cuales se punzaban la lengua, los labios y los lóbulos de las orejas. La sangre derramada en estas muestras de fe cumplía el mismo objetivo que el sacrificio de una víctima. Dentro de la religión azteca, los sacrificios no constituían una ignominia, muy por el contrario, ya que el espíritu de¡ sacrificado subía hasta el Sol, lo que era considerado un privilegio destacable.

La necesidad de mantener prisioneros para los sacrificios, originó un permanente estado bélico simbolizado en las guerras floridas. Estos enfrentamientos con pueblos con los cuales no se tenían conflictos aparentes, cumplían la única finalidad de conseguir víctimas para ofrecer a los dioses. Otras veces entregaban la decisión sobre quiénes serían ofrendados a las mismas divinidades. Este era el sentido de¡ juego de pelota. En una cancha rectangular y con anillos verticales en sus paredes, se enfrentaban cinco jugadores por bando. El juego consistía en hacer pasar la pelota de caucho por uno de esos anillos, sin valerse de las manos. El capitán vencido era el señalado por la voluntad divina para el sacrificio.

Los aztecas creyeron en la existencia de una vida más allá de la muerte. Sin embargo, la suerte de¡ alma no dependía de las acciones realizadas durante la vida, sino de las circunstancias y causas de muerte. De esta manera, sólo los muertos en el campo de batalla tenían el privilegio de ir a morar al lado del Sol y convertirse en sus acompañantes perpetuos.

hernancortes on noviembre 9th, 2010

[kml_flashembed movie="http://www.youtube.com/v/6bd6glRghfA" width="425" height="350" wmode="transparent" /]

El Estado mexica (en náhuatl: Ēxcān Tlahtolōyān), llamado comúnmente Imperio azteca, fue la formación política mexica derivada del proceso de expansión territorial del dominio económico de la ciudad-estado México-Tenochtitlan, que floreció en el siglo XIV en Mesoamérica. Fue encabezado por los mexicas —también conocidos como aztecas—, un pueblo que, de acuerdo con algunos documentos históricos como la Tira de la Peregrinación, era originario de un sitio mítico conocido como Aztlán, al que se suele ubicar fuera de los confines de Mesoamérica. Sin embargo, parece plausible que los mexicas fueran un pueblo de tradición cultural netamente mesoamericana y no los descendientes de grupos chichimecas dedicados a la cacería y la recolección.

Los aztecas establecieron México-Tenochtitlan en el centro del Valle de México, expandiendo su control hacia ciudades-estado ubicadas en los actuales estados de México, Veracruz, Puebla, Oaxaca, Guerrero, la costa de Chiapas, Estado de Hidalgo, y parte de Guatemala. El territorio que se conquistó no fue de un monótono clima, sino que abarcó climas tan variados como el clima polar de alta montaña hasta los climas cálidos. Hubo una gran variedad de ecosistemas desde bosques de coníferas, mixtos, caducifolios hasta los ecosistemas cálidos como lo son las selvas tropicales, desiertos rocosos, selva caducifolia, manglares, bosque tropical, entre otros ecosistemas.

Ubicación Geográfica

Los aztecas establecieron México-Tenochtitlan en el centro del Valle de México, expandiendo su control hacia ciudades-estado ubicadas en los actuales estados de México, Veracruz, Puebla, Oaxaca, Guerrero, la costa de Chiapas, Estado de Hidalgo, y parte de Guatemala. El territorio que se conquistó no fue de un monótono clima, sino que abarcó climas tan variados como el clima polar de alta montaña hasta los climas cálidos. Hubo una gran variedad de ecosistemas desde bosques de coníferas, mixtos, caducifolios hasta los ecosistemas cálidos como lo son las selvas tropicales, desiertos rocosos, selva caducifolia, manglares, bosque tropical, entre otros ecosistemas.

La Economía
En la organización económica azteca coexistían el tipo de propiedad privada y el comuna¡. El sistema comunal estaba relacionado con la división de la población en los calpullis. Si la familia no cultivaba el terreno que le era asignado, era expulsada de] calpulli. Por otra parte, el sistema privado de propiedad fue una consecuencia de las conquistas militares, puesto que significó la incorporación de tierras que fueron repartidas entre los guerreros cuya participación en las campañas había sido destacada.

La base del sustento para la población azteca fue la agricultura y el cultivo de ciertos productos, en particular, el maíz, el ají y el frejol. Consumían, además, cantidades importantes de pescado y aves. Una de sus creaciones más significativas fue la chinampa, que hizo posible la transformación de un estéril lago en un verdadero vergel.

El mercado constituyó un verdadero enclave para el desarrollo de la economía. Visitado diariamente por miles de personas, era el núcleo de intercambio de las más variadas mercaderías. En él la semilla de cacao era usada como unidad monetaria. Cada producto tenía un sitio fijo para evitar la pérdida de tiempo de quien lo deseara adquirir. Las mercaderías que afluían a la capital en forma de tributos, se reunían con la producción artesanal en el mercado. Severas reglas fijaban el desarrollo de las transacciones. Jueces especiales vigilaban la exactitud de los pesos y medidas. Estaba prohibida la venta de cualquier producto fuera de¡ recinto.

Asociadas al mercado estaban las rutas del comercio y tributo. A los pochtecas les correspondió el papel preponderante en la conservación y ampliación de la esfera de influencia imperial. Cada unidad importante fue sede de un mercado, siendo el más transcendente el de la ciudad de Tenochtitlán.

Contexto Histórico y Cultural

Diversos pueblos convivieron en la etapa final del desarrollo mesoamericano, conocido arqueológicamente como Posclásico tardío, que comprendió de los siglos VIII a XIV.

En este tiempo la entidad política de mayor complejidad fue México-Tenochtitlan, cuyo origen histórico se remonta a una coalición militar conocida como la Triple Alianza, que vinculó a tres estados emergentes: los mexicas, cuya ciudad capital fue México-Tenochtitlan, famosa urbe de su época; los Acolhua con Texcoco como ciudad primordial, considerada el centro cultural por excelencia; y Tlacopan, que reunió a los sobrevivientes del antiguo señorío que alguna vez dominó el valle de México. Los Aztecas impusieron con astucia su jerarquía sobre sus aliados, y extendieron su dominio hasta las costas del Océano Pacífico y del Golfo de México. Adquirieron riqueza y poder a partir de la imposición de un estricto sistema de tributación, de tal manera que a la llegada de los españoles en los inicios del siglo XVI, su capital era considerada la urbe más importante y magnificente de su época.

La lengua dominante entre los aliados fue el náhuatl, que se convirtió en la “lingua franca” de gran parte de Mesoamérica, utilizada para nombrar la geografía del México antiguo, sustituyendo inclusive las voces de otros ancestrales idiomas. En cuanto al otro estado indígena, el Imperio Tarasco, conocido también como Purépecha, cuya ciudad principal fue Tzintzuntzan, que al final de su periodo histórico funcionó como su capital política, impuso su dominio militar en una amplia zona que comprendió el centro-norte y occidente de México. El idioma de este pueblo era el Porhe o Tarasco, fundamentalmente diferente al Náhuatl y que no se vincula con ninguna otra lengua del México antiguo.

La expansión de los mexicas coincidió con el florecimiento de una tradición ideológica de carácter interétnico que vinculó a pueblos que hablaban lenguas e idiomas diferentes, Este lenguaje artístico comunicó historias, deidades y ritos en los que coincidieron ancestrales mitos y tradiciones.
Diversos pueblos convivieron en la etapa final del desarrollo mesoamericano, conocido arqueológicamente como Posclásico tardío, que comprendió de los siglos VIII a XIV.

En este tiempo la entidad política de mayor complejidad fue México-Tenochtitlan, cuyo origen histórico se remonta a una coalición militar conocida como la Triple Alianza, que vinculó a tres estados emergentes: los mexicas, cuya ciudad capital fue México-Tenochtitlan, famosa urbe de su época; los Acolhua con Texcoco como ciudad primordial, considerada el centro cultural por excelencia; y Tlacopan, que reunió a los sobrevivientes del antiguo señorío que alguna vez dominó el valle de México. Los Aztecas impusieron con astucia su jerarquía sobre sus aliados, y extendieron su dominio hasta las costas del Océano Pacífico y del Golfo de México. Adquirieron riqueza y poder a partir de la imposición de un estricto sistema de tributación, de tal manera que a la llegada de los españoles en los inicios del siglo XVI, su capital era considerada la urbe más importante y magnificente de su época. La lengua dominante entre los aliados fue el náhuatl, que se convirtió en la “lingua franca” de gran parte de Mesoamérica, utilizada para nombrar la geografía del México antiguo, sustituyendo inclusive las voces de otros ancestrales idiomas. En cuanto al otro estado indígena, el Imperio Tarasco, conocido también como Purépecha, cuya ciudad principal fue Tzintzuntzan, que al final de su periodo histórico funcionó como su capital política, impuso su dominio militar en una amplia zona que comprendió el centro-norte y occidente de México. El idioma de este pueblo era el Porhe o Tarasco, fundamentalmente diferente al Náhuatl y que no se vincula con ninguna otra lengua del México antiguo.

La expansión de los mexicas coincidió con el florecimiento de una tradición ideológica de carácter interétnico que vinculó a pueblos que hablaban lenguas e idiomas diferentes, Este lenguaje artístico comunicó historias, deidades y ritos en los que coincidieron ancestrales mitos y tradiciones.

hernancortes on noviembre 9th, 2010

La Conquista de México se refiere principalmente al sometimiento del estado mexica o azteca, logrado por Hernán Cortés en el nombre del rey Carlos I de España y a favor del entonces rampante Imperio español entre 1519 y 1521. El 13 de agosto de este último año, la ciudad de México-Tenochtitlan cayó en poder de los conquistadores españoles, después de dos años de enconados intentos bélicos, políticos y conspirativos, en los que participaron activamente junto con los españoles invasores, los pueblos previamente avasallados por los mexicas, en un afán por rebelarse —aprovechando la alianza circunstancial de los recién llegados— de las condiciones de sojuzgamiento en que vivían.

Hubo otras expediciones y campañas militares, tanto de Hernán Cortés como de sus capitanes, entre 1521 y 1525, en la zona central, norte y sur del territorio de la actual nación mexicana, las cuales fueron estableciendo paulatinamente los límites de la Nueva España. A partir de estos acontecimientos que modificaron drásticamente la geopolítica mundial en los albores del siglo XVI, habrían de transcurrir aproximadamente tres siglos de dominación y colonialismo para que gran parte de los territorios se transformaran por medio de una guerra de independencia, en lo que es hoy finalmente la República mexicana.

Las conquistas y colonizaciones de la península de Baja California, de la península de Yucatán, de la zona occidental de lo que hoy es México —conocida como Nueva Galicia—, de la zona noreste conocida como Nuevo Reino de León, y de la zona norte en donde se encontraba la Nueva Vizcaya fueron realizadas posteriormente por diversos conquistadores y Adelantados.

Las fuentes principales de información de las campañas de Cortés y sus capitanes son las crónicas de Indias redactadas en el siglo XVI, de las que destacan la Historia verdadera de la conquista de la Nueva España de Bernal Díaz del Castillo, quien participó en las campañas bélicas, las cartas de relación de Hernán Cortés al rey Carlos I de España, y la obra de Francisco López de Gómara, conocida comoHistoria general de las Indias, quien nunca pisó el continente americano pero conoció a Cortés y se documentó con los relatos de los soldados que participaron en la conquista.

La Conquista de México se refiere principalmente al sometimiento del estado mexica o azteca, logrado por Hernán Cortés en el nombre del rey Carlos I de España y a favor del entonces rampante Imperio español entre 1519 y 1521. El 13 de agosto de este último año, la ciudad de México-Tenochtitlan cayó en poder de los conquistadores españoles, después de dos años de enconados intentos bélicos, políticos y conspirativos, en los que participaron activamente junto con los españoles invasores, los pueblos previamente avasallados por los mexicas, en un afán por rebelarse —aprovechando la alianza circunstancial de los recién llegados— de las condiciones de sojuzgamiento en que vivían.

hernancortes on octubre 5th, 2010

De regreso en la ciudad y tras un enfrentamiento en Iztapalapa, Cortés pudo reunirse con sus compañeros en el palacio de Axayácatl desde el que se defendían de constantes ataques. De acuerdo a Díaz del Castillo, Cortés había llegado con más de mil trescientos soldados, noventa y siete caballos, ochenta ballesteros, ochenta escopeteros, artillería y más de dos mil tlaxcaltecas. Pedro de Alvarado había mantenido cautivo a Moctezuma, junto con algunos de sus hijos y varios sacerdotes.

En un intento por traer la paz, Cortés hizo que Moctezuma subiera a uno de los muros del palacio para que hablara con su gente y los tranquilizara; sin embargo, la multitud enardecida comenzó a arrojar piedras, una de las cuales hirió a Moctezuma de gravedad durante su discurso. Moctezuma fue llevado al interior pero falleció tres días después a causa de la herida. Su cuerpo y el de Itzquauhtzin fueron llevados fuera del palacio por dos sirvientes del tlatoani. La convivencia entre Cortés y Moctezuma había creado un vínculo de amistad y el tlatoani antes de morir pidió a Cortés que favoreciese a su hijo de nombre Chimalpopoca.Al morir, Cortés y los capitanes que habían arraigado a Moctezuma entristecieron.

El palacio quedó cercado, sin agua, ni alimentos, y el Tlahtocan (concejo) eligió como nuevo tlatoani a un primo de Moctezuma, Cuitláhuac. En esas circunstancias, Cortés se vio forzado a abandonar la ciudad. Organizó el escape ordenando cargar la mayor cantidad de oro posible. Para impedir la huida de los españoles, los mexicas habían desmontado los puentes de los canales en la ciudad, Cortés utilizó las vigas del palacio de Axaycácatl para improvisar puentes portátiles.
..«Todo lo cogieron, de todo se adueñaron, todo lo arrebataron como suyo, todo se apropiaron como si fuera su suerte. Y después que le fueron quitando a todo el oro, cuando se lo hubieron quitado, todo lo demás lo juntaron, lo acumularon en la medianía del patio, a medio patio; todo era pluma fina»..
Historia general de las cosas de la Nueva España.

Cuitláhuac.
El 30 de junio de 1520 durante la noche, Cortés salió de Tenochtitlan. Ochenta tamemes tlaxcaltecas fueron previstos para transportar el oro y las joyas. Adelante marcharon Gonzalo de Sandoval, Antonio de Quiñones, Francisco de Acevedo, Francisco Lugo, Diego de Ordás, Andrés de Tapia, doscientos peones, veinte jinetes y cuatrocientos tlaxcaltecas. En el centro transportando el tesoro, Hernán Cortés, Alonso de Ávila, Cristóbal de Olid, Bernardino Vázquez de Tapia, la artillería, Malintzin y otras mujeres indígenas, Chimalpopoca con sus hermanas, los prisioneros mexicas y el grueso de las fuerzas españolas y aliadas. En la retaguardia Pedro de Alvarado, Juan Velázquez de León, la caballería y la mayor parte de los soldados de Narváez.123
Sólo consiguieron salir los primeros ya que, descubiertos y dada la voz de alarma, fueron acosados desde canoas, muriendo unos ochocientos españoles y gran número de aliados, además de perder cuarenta caballos, cañones, arcabuces, espadas, arcos y saetas de hierro, así como la mayor parte del oro. Entre las bajas se encontraron el capitán Juan Velázquez de León, quién había sido fiel a Cortés a pesar de ser pariente de Diego Velázquez de Cuéllar, Francisco de Morla, Francisco de Saucedo,130 Cacama, dos hijas de Moctezuma y Chimalpopoca. El propio Cortés fue herido en una mano. Los supervivientes escaparon por la ruta de Tlacopan, episodio en el que el cronista López de Gómara describió el salto de Pedro de Alvarado en el puente de Toltacacalopan, mismo que fue desmentido por Díaz del Castillo. Todos los cronistas coinciden con el llanto de Cortés en la Noche Triste:
.. «Cortés a esto se paró, y aun se sentó, y no a descansar, sino a hacer duelo sobre los muertos y que vivos quedaban, y pensar y decir el baque la fortuna le daba con perder tantos amigos, tanto tesoro, tanto mando, tan grande ciudad y reino; y no solamente lloraba la desventura presente, más temía la venidera, por estar todos heridos, por no saber adónde ir, y por no tener cierta la guardia y amistad en Tlaxcala; y ¿quién no llorara viendo la muerte y estrago de aquellos que con tanto triunfo, pompa y regocijo entrado habían?»
Historia general de las Indias, Francisco López de Gómara.
[kml_flashembed movie="http://www.rtve.es/swf/v2/RTVEPlayer.swf?assetID=817774_es_audios&location=embed" width="425" height="45" wmode="transparent" /]

hernancortes on octubre 5th, 2010

De la Nueva España

I. Más han muerto los españoles dentro de los doce años dichos en las dichas cuatrocientas y cincuenta leguas, a cuchillo y a lanzadas, y quemándolos vi­vos, mujeres y niños y mozos y viejos, de cuatro cuentos de ánimas, mientras que duraron, como dicho es, lo que ellos lla­maban conquistas, siendo invasiones violentas de crueles tira­nos condenadas no sólo por la ley de Dios pero por todas las leyes humanas, como lo son y muy peores que las que hace el turco para destruir la Iglesia cristiana. Y esto sin los que han muerto y matan cada día en la susodicha tiránica servidum­bre, vejaciones y opresiones cotidianas (…).

II. Entre otras matanzas hicieron ésta en una ciudad grande de más de treinta mil vecinos, que se llama Cholula, que sa­liendo a recibir todos los señores de la tierra y comarca, y pri­mero todos los sacerdotes con el sacerdote mayor, a los cris­tianos en procesión y con grande acatamiento y reverencia, y llevándolos en medio a aposentar a la ciudad y a las casas de aposentos del señor o señores de ella principales, acordaron los españoles de hacer allí una matanza o castigo, como ellos dicen, para poner y sembrar su temor y braveza en todos los rincones de aquellas tierras. Porque siempre fue ésta su deter­minación en todas las tierras que los españoles han entrado, conviene a saber: hacer una cruel y señalada matanza porque tiemblen de ellos aquellas ovejas mansas. Así que enviaron para esto primero a llamar todos los señores y nobles de la ciudad y de todos los lugares a ella sujetos, con el señor prin­cipal. Y así como venían y entraban a hablar al capitán de los españoles, luego eran presos sin que nadie los sintiese que pu­diese llevar las nuevas. Habíanles pedido cinco o seis mil in­dios que les llevasen las cargas; vinieron todos luego y méten­los en el patio de las casas. Ver a estos indios cuando se apare­jan para llevar las cargas de los españoles es haber de ellos una gran compasión y lástima, porque vienen desnudos en cue­ros, solamente cubiertas sus vergüenzas y con unas redecillas en el hombro con su pobre comida; pónense todos en cucli­llas, como unos corderos muy mansos. Todos ayuntados y juntos en el patio con otras gentes que a vueltas estaban, pó­nense a las puertas del patio españoles armados que guarda­sen, y todos los demás echan mano a sus espadas y meten a espada y a lanzadas todas aquellas ovejas, que uno ninguno pudo escaparse que no fuese trucidado. A cabo de dos o tres días saltan muchos indios vivos llenos de sangre que se ha­bían escondido y amparado debajo de los muertos, ¡cómo eran tantos!, iban llorando ante los españoles pidiendo mise­ricordia, que no los matasen. De los cuales ninguna misericor­dia ni compasión hubieron, antes, así como salían, los hacían pedazos. A todos los señores, que eran más de ciento y que tenían atados, mandó el capitán quemar y sacar vivos en pa­los hincados en la tierra.

hernancortes on octubre 5th, 2010

[kml_flashembed movie="http://www.goear.com/files/external.swf?file=a0bc478" width="353" height="132" wmode="transparent" /]

“Después de Dios, le debemos la conquista de la Nueva Espa?a a Do?a Marina”. (Carta de Cortés)
Vida
Hay poca información segura con respecto al fondo de Malinche. La mayor parte de qué se divulga sobre su vida temprana viene con los informes del biógrafo “oficial” de Cortés (Francisco López de Gómara), y algo del contemporáneo de Cortés conquistadores, por ejemplo Andrés de Tapia y (más importante) Bernal Díaz del Castillo, que chronicles vibrantes La Nueva España de Historia Verdadera de la Conquista de relacione mucho se sabe de qué. Su versión de su origen es una historia colorida que se parece lejos demasiado romántica ser enteramente creíble, con todo no hay evidencia por el contrario.

Según Díaz, Malinche era el niño primero-llevado noble del señor de Paynala (cerca de actual Coatzacoalcos, entonces una región de la “frontera” entre Imperio Aztec y Maya estados del Península de Yucatán). En su juventud, su padre murió y su madre remarried y aburre a hijo. Ahora vendieron o fueron dado a un stepchild incómodo, la muchacha a los esclavo-comerciantes del maya de Xicalango, de un sur comercial importante y del este de la ciudad más lejos a lo largo de la costa. Díaz demanda a familia de Malinche falsificó su muerte que dice a los ciudadanos que un niño recientemente difunto de un esclavo fuera Malinche. En un cierto punto, le dieron o fueron vendida otra vez, y fue llevada a Potonchan, donde le dieron en última instancia a los españoles.

La conquista de México

Malinche fue introducido al español adentro Abril de 1519, cuando ella estaba entre veinte mujeres auxiliares dadas por Maya de Chontal de Potonchan (en el estado actual de Tabasco) a los españoles triunfantes. Su edad es en ese entonces desconocida, no obstante las asunciones se han hecho de su ser en sus años 20, así como de la probabilidad que ella pulsaba en aspecto. Es sugestivo de su súplica que Cortés la escogió hacia fuera como regalo para Alonzo Hernando Puertocarrero, quizás el miembro bien-llevado de la expedición. Pronto, sin embargo, Puertocarrero estaba en su manera a España como emissary de Cortés a Charles V, y Cortés decidía que ella era demasiado valiosa o atractiva ser dejada en el cuidado de cualquier persona pero sí mismo.

Según sobrevivir las fuentes indígenas y españolas, dentro de varias semanas, la mujer joven habían comenzado actuar como intérprete – traduciendo entre Lengua del náhuatl ( lingua franca de México central) y Lengua del maya de Chontal. El sacerdote español Gerónimo de Aguilar entendía la lengua Mayan, porque él había pasado varios años en cautiverio entre Gente del maya en Yucatán que sigue un naufragio. Cortés utilizó Malinche y Aguilar para interpretar hasta que el La Malinche aprendió español y se podría utilizar como el intérprete único.

Antes de fin de año, cuando los españoles se habían instalado en el capital mexicano Tenochtitlan, es evidente que la mujer, ahora llamada “Malintzin” por los indios, había aprendido bastante español para interpretar directamente entre Cortés y Aztecs. Los indios, también llaman perceptiblemente Cortés “Malintzin,” una indicación, quizás, de cómo estuvieron conectados de cerca se habían convertido.

Según expedientes el sobrevivir, Malinche aprendido de varios planes por los naturales para destruir el ejército español pequeño, y la alertó Cortés del peligro e incluso jugó junto con los naturales para conducirlos en trampas.

Después de la caída de Tenochtitlan adentro tarde 1521 y el nacimiento de su hijo Ponga Martín Cortés en 1522, Malinche desaparece del expediente hasta Cortés casi desastroso Honduran expedición de 1524–26 cuando ella es porción vista otra vez como intérprete (sugestivo de un conocimiento de los dialectos del maya más allá de Chontal y de Yucatecan.) mientras que en los bosques de la central Yucatán, ella casó a Juan Jaramillo, caballero español, con quien ella tenía una hija (también nombrada Marina) alrededor 1526 o 1527. No se sabe poco o nada más sobre ella después de esto, incluso el año de su muerte, 1529, siendo algo adentro conflicto. Algunas fuentes dan la fecha 1551.

Papel del La Malinche en la conquista de México

Para conquistadores, tener un traductor confiable era bastante importante, pero hay evidencia de que el papel y la influencia de Malinche eran un alambique más grande. Bernal Díaz del Castillo, un soldado que, como viejo hombre, produjo el más comprensivo de las cuentas del testigo presencial, La Nueva España de Historia Verdadera de la Conquista de (“Historia verdadera de la conquista de España nueva”), habla en varias ocasiones y reverentially del Marina de “gran señora” Doña (que usa siempre los antenombres, “Doña”). “Sin la ayuda del Marina de Doña,” él escribe, “no habríamos entendido la lengua de España y de México nuevos.” Rodríguez de Ocana, otro conquistador, relaciona la aserción de Cortés que después del dios, Marina era la razón principal de su éxito.

La evidencia de fuentes indígenas está aún más interesante, ambas en los comentarios sobre su papel, y en su prominencia en los dibujos hechos de acontecimientos de la conquista. En Lienzo de Tlaxcala (historia de Tlaxcala), por ejemplo, no sólo está Cortés retratado raramente sin Malinche contrapesado por su oído, pero le demuestran ocasionalmente en sus la propia, aparentemente dirigiendo acontecimientos como autoridad independiente. Si la habían entrenado para la vida de la corte, como en la cuenta de Díaz, su lealtad a Cortés se pudo haber dictado por el patrón familiar de la unión entre clases nativas de la élite. Al papel de la esposa primaria adquirido con una alianza, su papel habría sido asistir a su marido alcanza sus objetivos militares y diplomáticos.

Origen del “La conocido Malinche”

Las muchas incertidumbres que rodean el papel de Malinche en la conquista española comienzan con su nombre sí mismo. Su nombre del nacimiento es Malintzin Tenepal. Antes de que distribuyeran las veinte muchachas auxiliares entre los capitanes españoles para su placer en “maíz que molía”, Cortés insistió que las bauticen, y era aquí que dieron la mujer el “Marina conocido español”. Sabemos que el Nahuas más adelante llama su “Malintzin”. No sabemos si el “Marina” fue elegido debido a una semejanza fonética a su nombre real, o elegido aleatoriamente entre de los nombres españoles comunes del tiempo. “Malinche” es casi ciertamente una corrupción española de “Malintzin,” que sí mismo resulta probablemente de un mispronunciation de Nahua el “Marina” más” – del sufijo reverential del tzin “. Una lectura posible de su nombre como “Mãlin-tzin” se puede traducir como “preso/cautivo nobles” – una posibilidad razonable, dada su nacimiento noble y su relación inicial a la expedición de Cortés. Esta oferta sugiere que la lengua del origen de su nombre fuera náhuatl, y que quizás el “Marina” era una aproximación española de “Mãlin-.” Hay un muy frecuente pero unsubstantiated la explicación para su nombre que comience con la palabra “Malinalli” de Nahua, un daysign de la malo-suerte que significado de la raíz tenga algo hacer con una clase de hierba (Nahua hombre-pero menos así que mujer-fue nombrado a menudo para sus día-muestras). Si es verdad, Mallinalli se podría traducir como “una caña”, una referencia a venir de Quetzacoatl, el Armageddon mítico cuando la civilización Aztec fue supuesta para terminar debido a su cólera divina. La semejanza entre “Malinalli” y “Malintzin” ha conducido a la noción que “Malinalli” pudo haber sido su nombre original; no hay, sin embargo, nada sino la coincidencia fonética apoyarla.

La palabra malinchismo se utiliza por moderno-día Mexicano para identificar a los paisanos que traicionan su raza y país; los que mezclan su sangre y la cultivan con el europeo u otras influencias del exterior. Esta actitud hacia ella es discutible miope, aunque comprensible. Muchos historiadores creen ese La Malinche ahorrado su gente: eso sin alguien que era no sólo un traductor fluido pero quién también aconsejó ambos lados de las negociaciones, el español habría sido más violento y destructivo lejanos en su conquista. Aztec el imperio fue destruido, pero Aztec no destruyeron a la gente, su lengua, y mucha de su historia y cultura totalmente.

Figura de Malinche del La en México contemporáneo

La imagen de Malinche del La se ha convertido en una mítica arquetipo eso Latinoamericano los artistas han representado en varias formas de arte. Su figura impregna dimensiones históricas, culturales, y sociales de culturas latinoamericanas. En épocas modernas y en varios géneros, la comparan con la figura del Virgen Maria, La Llorona (historia del folklore de la mujer que llora) y con el mexicano soldaderas (mujeres que lucharon al lado de hombres durante Revolución mexicana) para sus acciones valientes.

Finalmente, uno debe entender que la herencia de Malinche del La es una del mito mezclada con leyenda, y las opiniones de oposición de la gente mexicana sobre la mujer. Muchos la ven como la figura de fundación de la raza mexicana. Otros, sin embargo, la ven como traidor a la raza, como puede ser recolectado de apodo La Chingada.

En cultura moderna

El La Malinche es el protagonista principal en tales trabaja como la novela Serpiente emplumada: Una novela de la conquista mexicana por Colin Falconer. En contraste rígido, la retratan como proyección, traidor duplicitous adentro Gary Jennings’novela Aztec. Ella ha sido más recientemente el foco adentro Conquista de Malinche por Ana Lanyon, una cuenta de la no-ficción de la investigación del autor en la mujer histórica y mítica que era Malinche. Una novela publicó en 2006 cerca Laura Esquivel echa el Nahua, Malinalli, como uno de los empeños de la historia que se convierta Malinche (el título de la novela) una mujer “atrapada entre la civilización mexicana y los españoles invasores, y revela una vista literaria del asunto legendario del amor”.[la citación necesitó] Ella aparece como un cristiano y protector verdaderos de su mexicano nativo del compañero en la novela Tlaloc llora para México por László Passuth.

El La Malinche, en el Marina conocido (“para su nombre indio es demasiado largo ser escrito”), también aparece en la novela de la aventura Hija de Montezuma, cerca H. Jinete ojeroso. El primer aparecer en el capítulo XIII, ella ahorra a protagonista de sacrificio y de tortura.

En el ficticio La estrella emigra universo, un starship, USS Malinche fue nombrado para el La Malinche. Esto fue hecha cerca Hans Beimler, un natural de Ciudad de México, que junto con amigo Roberto Hewitt Wolfe escribió más adelante un guión basado en el La Malinche llamado La serpiente y el águila. El guión era optioned cerca Ron Howard e imagine las películas y está actualmente en el desarrollo en Cuadros de Paramount.

Octavio Paz trata la aplicación el papel de Malinche del La como la madre de la cultura mexicana adentro El laberinto de la soledad. Él utiliza su relación a Cortés simbólicamente para representar la cultura mexicana como originando de la violación y de la violación. Él utiliza la analogía que ella esencialmente ayudó a Cortés para asumir el control y para destruir la cultura Aztec sometiéndose a él. Su demanda resume un tema importante en el libro, demandando que la cultura mexicana es un laberinto.

En la serie animada de la televisión Las ciudades misteriosas del oro, que chronicles las aventuras de un muchacho español nombrado Esteban mientras que él y sus compañeros viajan a través de Suramérica en 1532 a la búsqueda la ciudad perdida de EL Dorado, una mujer llamó “Marinche,” acompañado por un doctor Fernando LaGuerra, hace un adversario peligroso. La serie fue producida originalmente adentro Japón, y cuando está traducido a inglés, el nombre que el japonés había rendido como el “MA-ri-n-chi-e” fue transcrito en “Marinche.”

Esta encarnación del La Malinche resuelve su extremo, junto con el doctor y su guardia de corps Mayan hulking, cuando los tres se cogen en un rockslide accionado por la activación de una máquina largo-inactiva de la guerra construida por techologically-avanzado Olmecs.