Categories
Población

Repoblando la villa

Con la expulsión de los moriscos en 1609 la villa de Novelda queda prácticamente despoblada por lo que se hace necesario incentivar la llegada de nuevos pobladores. Los señores de Novelda, al igual que el resto de señores de las tierras valencianas, conceden una nueva Carta Puebla en 1611 que rápidamente fue modificada para suavizar las condiciones impuestas a los nuevos pobladores. La mayor parte de los capítulos de este documento son de carácter económico estableciéndose las obligaciones que los nuevos colonos tienen respecto a su señor. Estas obligaciones incluyen la partición de frutos con el señor y el pago del diezmo a la Iglesia. Además se pedía una pequeña cantidad de dinero lo que supone una característica peculiar de la Carta Puebla de Novelda respecto a otras villas del Valle del Vinalopó puesto que la forma de pago de los colonos se hace tanto en frutos como en moneda.

En el capítulo 14 de la Carta Puebla se establecen cómo debe ser el reparto de los frutos. De los cultivos de huerta se tiene que pagar primero el diezmo a la Iglesia. Una vez hecho se ha de partir la cosecha en cinco partes siendo una para el señor y cuatro para el poblador. Del vino ha de pagarse a la vez la quinta parte por diezmo y partición y lo mismo ocurre con los cultivos de secano.

La política repobladora llevada a cabo por los señores Maza de Lizana obtuvo sus frutos aunque la villa noveldense no llegará a alcanzar cotas anteriores a la expulsión. Así se sabe que el número de casas de los moriscos era mayor al de las casas que se repartieron a los colonos y, de la misma forma, estos últimos tenían más extensión de tierras. También quedaron abandonadas algunas pequeñas alquerías de época islámica que se encontraban algo más alejadas del centro de la villa.

Muchos de los nuevos colonos llegados a la villa procedían del entorno más inmediato, esto es, de la actual provincia de Alicante como bien ha podido documentarse a través del estudio de los apellidos y la genealogía de los pobladores. El estudio de la toponimia ha llevado a plantear que también tuvo que haber un núcleo importante de castellanos puesto que la actual Calle San José era llamada en esa época Carrer dels Castellans.

En definitiva, la situación demográfica de Novelda no resulta una excepción dentro del esquema común de las ciudades y villas en el Reino de Valencia. Las pérdidas poblacionales ocasionadas por la expulsión de los moriscos en el 1609 obstaculizarán el desarrollo económico de la villa y, aunque los señores tratarán de ganar nuevos colonos, la situación empeorará durante el fatídico siglo XVII.

1 reply on “Repoblando la villa”

Buenas noches. Acabo de acceder a su blog. Mi enhorabuena.

Soy descendiente, por vía materna, de un noveldense afincado en La Algueña a mediados del siglo XIX, cuyo hijo se trasladó a finales de la centuria a Fortuna (Murcia). Hace poco tuve ocasión de consultar la recopilación genealógica publicada por Cantó en 2004, disponible en la red. Pertenezco a la segunda rama noveldense del apellido Martínez. Resulta que Cantó escribe en su libro que esta rama, “la más extensa de las nueve identificadas”, se asentó en Novelda hacia 1625, procedente de “lugar desconocido”. En principio eran dos hermanos, Vicent y Llois Martínez, los colonos recién llegados a Novelda, de los que parte la segunda rama. Soy descendiente de Llois. Mi duda es: lo del “lugar desconocido”, ¿es porque lo omitían adrede, o bien porque se ha perdido la documentación? (este segundo caso hipotético me extraña, al leer que los libros de bautismos, matrimonios y defunciones en la Parroquia comienzan antes de la fecha mencionada arriba). En el caso de existir alguna pista para averiguar su origen, ¿dónde podría buscar? Muchas gracias.

Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.