¿Qué leían los ilustrados alicantinos?

  • SÁEZ VIDAL, Joaquín. Inventario de la biblioteca de D. Nicolás Pró, ilustrado alicantino del siglo XVIII. Revista de Historia Moderna. Anales de la Universidad de Alicante [en línea]. Alicante: Fundación Española de Historia Moderna, 1982, nº 2, pp. 327-336 [consulta: 27 de diciembre de 2012]. ISSN: 0212-5870. Disponible en: http://rua.ua.es/dspace/…/RHM_02_13.pdf

Una buena manera de conocer más de cerca a los ilustrados es averiguando qué leían (dime qué lees -o qué no lees- y te diré quién eres). A su muerte, el que fuera secretario del Ayuntamiento de Alicante a finales del siglo XVIII, Nicolás Pró, dejó en herencia su biblioteca además de otras pertenencias. Hoy, gracias al trabajo de investigación del historiador Joaquín Sáez Vidal, tenemos a nuestra disposición el inventario de algunos de los libros que en su día leyeron las personas más «avanzadas» de la época. Entre ellos, fundamentalmente de Historia, Pedagogía, Ciencia, Humanismo, Derecho y Religión. “De este último epígrafe -escribe Joaquín Sáez- forma parte el conjunto más numeroso de libros que componen el inventario del Sr. Pró. Ello patentiza bien a las claras su profunda religiosidad, aunque entendida ésta de un modo más hondo y vivencial que ritualista” (p. 334). No obstante, por ser este un blog de Historia, nos vamos a detener especialmente en la sección de la biblioteca correspondiente a los libros de esa materia (pp. 330-331):

Dentro de la sección de libros de Historia, disciplina que gozó de especial favor entre los ilustrados, cabe destacar títulos como La Monarquía Ebrea, del Marqués de San Felipe (dos tomos) y la Historia de España, del Padre Mariana. (…) Su Historia de España [1601], para los ilustrados españoles, se consideró como uno de los  textos de más valor para el conocimiento de nuestra historia. Recordemos, a modo de ejemplo, la recomendación hecha por Jovellanos de la obra del P. Mariana al colegio de Calatrava (…). Pero aún hay más, Gregorio Mayáns había realizado la introducción de dicho libro en una de las ediciones aparecidas en el siglo XVIII, lo que resulta especialmente significativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.