ir a la navegación

Alatriste. Novela Histórica. Arturo Perez-Reverte 22 enero 2011

Publicado por Carmelo Santo Mateo en 7. Vida cotidiana , comentarios cerrados

Vida Cotidiana en la España Moderna

[…] Pues, desde siempre, ser lúcido y español aparejó gran amargura y poca esperanza […]   Limpieza de sangre – Alatriste

[kml_flashembed movie="http://www.youtube.com/v/R8CoZ8_md30" width="425" height="350" wmode="transparent" /]

“No era el hombre más honesto ni el más piadoso, pero era un hombre valiente”. Capitan Alatriste. Inicio de la obra.

“En el tablero de la vida cada cual escaquea como puede”  – Capitan Alatriste. Cap.4

“Pero nadie nace enseñado; y a menudo, cuando gozas de las debidas enseñanzas, es demasiado tarde para que estas sirvan a tu salud o a tu provecho”. Capitan Alatriste. Cap7

[kml_flashembed movie="http://www.youtube.com/v/z3iyJpvuClo" width="425" height="350" wmode="transparent" /]

“-No queda sino batirnos.

-¿Batirnos contra quién, don Francisco?

-Contra la estupidez, la maldad, la superstición, la envidia y la ignorancia […] Que es como decir contra España, y contra todo.”

(Conversación entre don Francisco de Quevedo y el Capitán Alatriste)

[kml_flashembed movie="http://www.youtube.com/v/8xsutrv_E7Q" width="425" height="350" wmode="transparent" /]

<El Sol de Breda>.

“Era aquel sol un astro invisible, frío, calvinista y hereje, sin duda indigno de su nombre […]”

“[…] Por eso nos batimos hasta el final con la crueldad de la antigua raza, el valor de quien nada espera de nadie, el fanatismo religioso y la insolencia que uno de nuestros capitanes, Don Diego de Acuña, expresó mejor que nadie en su famoso, apasionado y truculento brindis:

Por España; y el que quiera

defenderla honrado muera;

y el que traidor la abandone

no tenga quien le perdone,

ni en tierra santa cobijo,

ni una cruz en sus despojos,

ni las manos de un buen hijo

para cerrarle los ojos.

[…]
“Quien mata de lejos lo ignora todo sobre el acto de matar. Quien mata de lejos ninguna lección extrae de la vida ni de la muerte: ni arriesga, ni se mancha las manos de sangre, ni escucha la respiración del adversario, ni lee el espanto, el valor o la indiferencia en los ojos.Quien mata de lejos no prueba su brazo ni su corazón ni su conciencia, ni crea fantasmas que luego acudirán de noche, puntuales a la cita, durante el resto de su vida. Quien mata de lejos es un bellaco que encomienda a otros la tarea sucia y terrible que le es propia. Quien mata de lejos es peor que los otros hombre, por que ignora lacólera, y el odio, y la venganza, y la pasión terrible de la carne y de la sangre en contacto con el acero; pero también ignora la piedad y el remordimiento. Por eso, quien mata de lejos no sabe lo que se pierde.”

Comentarios del autor

“Alatriste era un mercenario, un asesino a sueldo, un personaje poco recomendable, pero tenía su ética, sus reglas del juego. Ahora, sería un proscrito, porque nadie entendería esas actitudes en un mundo como este donde palabras como dignidad, reputación, decencia, vergüenza torera y honradez se manipulan continuamente”.

“Esa tragedia de ser español, esa amargura, está reflejada en los libros de Alatriste. Cuando uno tiene memoria histórica de la de verdad, comprende que ser español no es fácil”. “Alatriste es más complejo. Dumas no quería mostrar la amargura de ser francés y yo sí he querido reflejar la amargura de ser español”.