Comparte información, mejora el mundo

En el artículo Web founder Berners-Lee: Share info, improve the world se puede leer que Tim Berners-Lee, el padre de la Web, ha estado en el reciente Foro Económico Mundial de Davos.

Tim Berners-Lee ha vuelto a hablar de los problemas que le preocupan últimamente:

  • La imposibilidad de compartir información entre las diferentes redes sociales.
  • La creación de “jardines vallados” en la Web por culpa de las redes sociales.
  • El control que quieren imponer muchos gobiernos sobre Internet.
  • La poca publicación en Internet de datos públicos por parte de los Gobiernos.

Si no sabes quién es Tim Berners-Lee, aquí te dejo unos vídeos sobre la historia de la Web:

Historia de la Web: su nacimiento (parte 1)

[kml_flashembed movie=”http://www.youtube.com/v/cCHzhQVqEyI” width=”560″ height=”315″ wmode=”transparent” /]

 

Historia de la Web: su nacimiento (parte 2)

[kml_flashembed movie=”http://www.youtube.com/v/n7L6qhT3Dzg” width=”560″ height=”315″ wmode=”transparent” /]

Cómo averiguar que fuentes hay en una web sin mirar el código

Pues eso es lo que ha escrito mi amigo y compañero Daniel Rodríguez en su blog sobre tipografía digital: Cómo averiguar que fuentes hay en una web sin mirar el código.

Además de Firebug para Mozilla Firefox, o la herramienta para desarrolladores que incorpora Google Chrome, Daniel nos comenta que existen dos herramientas específicas para ello:

¿Por qué es malo Flash? Porque no es una página web

Ayer escribí la entrada ¿Por qué es malo Flash? y dejé pendiente mi respuesta.

Podría echar mano de lo que dicen otros, como por ejemplo:

  • Los seis motivos de Steve Jobs para rechazar Flash (aunque da risa que uno de los motivos sea que Apple defiende los estándares abiertos, jajaja, ¡qué chiste más bueno!)
  • No debes utilizar Flash para adornar una página. Si tu contenido es aburrido, reescríbelo y contrata a un fotógrafo profesional para hacer mejores fotos. No hagas que tus páginas se muevan. (Jakob Nielsen)

Pero mejor voy a contar una historia, para que sea más personal…

La primera vez que vi una página hecha con Flash, debió ser por el año 1998 o 1999 pensé “¿cómo diablos se hace esto? Yo no puedo hacer esto con lo que sé de HTML y JavaScript” (en 1998, CSS era un desconocido).

Sin embargo, al ver el código fuente de la página, mi sorpresa y admiración se transformó instantáneamente en una sensación de engaño. “¡Esto no es HTML! ¡Esto no es una página web” grité.

Hacer una página web con Flash es como hacer una página web con un applet de Java, o hacer una página web con VRML, o con cualquier otro plugin similar o hacer una página web que simplemente muestra un vídeo: ESO NO ES UNA PÁGINA WEB. Como dice la definición de applet en la Wikipedia:

Un applet es un componente de una aplicación que se ejecuta en el contexto de otro programa, por ejemplo en un navegador web. El applet debe ejecutarse en un contenedor, que le proporciona un programa anfitrión, mediante un plugin, o en aplicaciones como teléfonos móviles que soportan el modelo de programación por “applets”.

Ya está, no le des más vueltas: hacer una página web con Flash no es hacer una página web (la página web simplemente hace de contenedor), es simplemente, hacer algo con Flash, ponerlo dentro de una página web y punto.

En los últimos años, gracias al diseño adaptativo o adaptable (responsive design) mucha gente está empezando a darse cuenta de lo que realmente es la Web. Es triste, porque han hecho falta 20 años para que mucha gente se dé cuenta, pero por fin, parece que se ha logrado. La Web no es un folleto, no es una hoja de papel, no es una cartulina, no es una valla publicitaria, no es nada de esos medios en los que conoces el tamaño de la superficie en la que tienes que trabajar para hacer tu diseño. NO, UNA PÁGINA WEB NO TIENE UN TAMAÑO FIJO. Seguro que con Flash también se podría hacer un diseño adaptable, pero nunca lo he visto, porque Flash te hace creer que tu página tiene un tamaño fijo (repito, seguro que se podría hacer adaptable… pero nunca lo he visto).

Pero hay otras razones más importantes…

Una razón muy importante: FLASH NECESITA QUE EL USUARIO TENGA INSTALADO UN PLUGIN. Y no siempre han existido plugins de Flash para todos los navegadores y todos los sistemas operativos. Y los plugins dan muchos problemas y hay que estar actualizándolos constantemente.

Además, y quizás más importante: FLASH ES UN SOFTWARE PROPIETARIO. No es un estándar, no es abierto, no es libre, es un producto comercial.

Todas estas razones son totalmente contrarias al espíritu de la Web. Flash y otras cosas parecidas han sido y siguen siendo totalmente opuestas a lo que debe ser la Web.

Y si quieres más razones, tienes el ejemplo que mostraba ayer en la entrada ¿Por qué es malo Flash?, que tenía graves problemas de accesibilidad y posicionamiento, aunque respecto a esto quiero hacer una puntualización muy importante: también se puede y se hacen las cosas mal con sólo HTML, CSS y JavaScript; sin embargo, por su naturaleza, con Flash es mucho peor (por ejemplo, durante muchos años era imposible hacer algo accesible con Flash, y aunque ya se puede, sigue siendo difícil y pocos desarrolladores lo saben hacer).

¿Necesitas más razones?

Sin embargo… bien usado, Flash no es tan malo. Cuando se usa como un complemento, por ejemplo en una tienda online para que un usuario pueda interactuar con un producto y “sentir” cómo es ese producto, entonces sí que es una buena opción. Es decir: Flash es bueno cuando aporta algo más, pero si lo quitas no pasa nada porque sigue existiendo la página web y el usuario puede seguir navegando y recibiendo la información esencial.

Desgraciadamente, muchos desarrolladores no lo entienden así y hacen sitios web en los que elementos esenciales como la barra de navegación o el listado de productos están hecho en Flash, o mucho peor, todo el sitio web está hecho en Flash.

Malo, no, malísimo.

¿Por qué Flash es malo?

AVISO: si eres amante de (Macromedia) Adobe Flash, mejor no sigas leyendo…

Llevaba tiempo queriendo escribir sobre lo malo que es Flash, y gracias a un correo electrónico me lo han puesto “a huevo”. El correo es (lo copio tal cual):

Estimado Sergio,

me pongo en contacto contigo para saber si puedes ayudarme.

Tengo problemas en el buscador de Google con el Title de mi web.

La diseñé en Flash y la guarde sin ponerle en;

el título en cuestión. Solo ponía Index. Y al darme cuenta en el buscador de

google del error, modifique el código html, en Dreamweaver, poniendo: La Serradora.

Una web de empresa. Pero sigo teniendo el mismo problema.

Cuando busco en Google, laserradora.es, aparece INDEX en title y no me cambia al enunciado.

Podrías ayudarme.

Gracias.

Y mi respuesta:

Hola xxxx.

Flash… hace años ya no era una buena idea para hacer sitios web, y ahora mucho menos.

Sí, he visto el problema que tienes en Google, y he visto que en la página tienes puesto el <title> como comentas, así que ahora sólo es cuestión de esperar: hasta que Google no vuelva a visitar tu sitio web, no se actualizará el title. Se supone que con las Herramientas para webmasters de Google puedes de alguna forma forzar a que Google te vuelva a visitar.

Te recomiendo que pongas contenido alternativo en tu página en formato HTML: aumentarás la accesibilidad de la página y Google tendrá más contenido para indexar, será más fácil que te encuentren por Internet y tendrás más negocio, que es lo que se supone que buscas al tener una página web.

¡Un saludo y suerte!

¿Qué le pasa a laserradora.es?

Vamos a intentar buscarla en Google y voy a usar algunas palabras clave que aparecen en este sitio web (buscar simplemente “la serradora” es demasiado genérico):

“la serradora carpinteria”:

“la serradora granada”:

“la serradora artesanía en madera”:

“la serradora trabajos a medida”:

Como se ve, un completo desastre, es imposible encontrar este sitio web, no aparece en Google, lo busques como lo busques.

¿Qué está pasando? ¿Qué pasa si buscamos “laserradora.es”?

¡Sí que existe y aparece la primera! Claro, faltaría más, estamos haciendo una búsqueda exacta del dominio.

Pero aquí aparece el problema que me comentaban en el correo electrónico: el título de la página aparece como “index” (y además no aparece el típico resumen que incluye Google con cada resultado).

El problema está explicado en el correo: este sitio web está hecho con Flash, la página web es un mero contenedor del objeto Flash, y como no tenía contenido, Google no indexaba nada. Ahora parece que lo han arreglado y ya tiene un título y una descripción (meta description) pero tendrán que esperar a que Google les vuelva a visitar.

¿Y por qué es malo Flash? Mañana lo contaré…

Tim Berners-Lee también sufrió la burocracia

Leído en ‘One Web’ según Tim Berners-Lee:

Es interesante volver a leer la historia del desarrollo de la Red virtual. Cómo el físico Berners-Lee pudo dedicarse a su ‘otro proyecto’ gracias una especie de pausa en el CERN entre los grandes aceleradores de partículas LEP y el LHC. O cómo empleó sólo un par de meses en diseñar la tecnología, el HTTP, HTML, las URL y construir el primer navegador y servidor, pero le tomó 18 meses, a él y a su colega Robert Caillau, el convencer al CERN que dejara la Web abierta y sin cobrar regalías.

HTML5 Doctor

HTML5 Doctor es un sitio web en el que se explica HTML y las novedades de HTML5.

Lo más interesante de este sitio web es que no se limita únicamente a los aspectos técnicos, es decir, a lo que podemos encontrar en cualquier referencia sobre el lenguaje, sino que explica cómo usar las etiquetas en diferentes situaciones.

Por ejemplo, ¿cuál es la diferencia entre <article> y <section>? En este sitio web nos dan su opinión:

There’s been a lot of confusion over the difference (or perceived lack of a difference) between the <article> and <section> elements inHTML5. The <article> element is a specialised kind of <section>; it has a more specific semantic meaning than <section> in that it isan independent, self-contained block of related content. Wecould use <section>, but using <article> gives more semantic meaning to the content.

By contrast <section> is only a block of related content, and <div> is only a block of content. Also as mentioned above the pubdate attribute doesn’t apply to <section>. To decide which of these three elements is appropriate, choose the first suitable option:

  1. Would the content would make sense on its own in a feed reader? If so use <article>
  2. Is the content related? If so use <section>
  3. Finally if there’s no semantic relationship use <div>

Dr Bruce has written HTML5 <article>s and <section>s, what’s the difference?, so we recommend reading that if you are still fuzzy on when to use <article>.

Los tamaños de pantalla actuales

Muy interesante el artículo A simple survey of screen sizes, en el que el autor realizó un estudio sobre 5000 muestras en un sitio web dirigido a usuarios técnicos y otro sitio web generalista.

En los siguientes gráficos, el eje vertical (Y) representa la altura de la pantalla, mientras que el eje horizontal (X) representa la anchura.

Y las principales resoluciones que obtuvo en cada sitio son:

Usuarios técnicos:

  1. 1366×768 – 18.1% of users
  2. 1920×1080 – 14.2% of users
  3. 1280×800 – 9.7% of users

Usuarios no técnicos:

  1. 1366×768 – 15.5% of users
  2. 320×480 – 14.7% of users
  3. 1024×768 – 12.5% of users

Sorprende que la resolución más popular sea la misma entre ambos grupos de usuarios. Pero entre los usuarios técnicos hay una tendencia hacia resoluciones mayores.

Lo que está claro es que hay de todo ahí fuera y hay que hacer sitios web que estén preparados para visualizarse correctamente en múltiples resoluciones de pantalla.

Hecho a mano con código ecológicamente sostenible

Me he encontrado en dos sitios web, sospechosamente similares, (500px y web3media, seguro que el segundo ha diseñado el primero) la siguiente nota:

Handmade using ecologically sustainable code

que se puede traducir como:

Hecho a mano con código ecológicamente sostenible

¿Qué significa esto?

Pues parece que es una forma jocosa de decir que está hecho con HTML5, con las nuevas tecnologías, lo que asegura una compatibilidad máxima con la mayoría de los navegadores web actuales y futuros.