Si te equivocas de tipo de letra, estás fuera

En La misteriosa ausencia de una firma deja a una decena de científicos sin financiación pública (El País, 10/06/2019):

Su solicitud de dinero, según advertía la agencia, estaba escrita con el tipo de letra Times New Roman, tamaño 11, como mandaban las normas, pero había utilizado una dimensión inferior en algunos pies de foto y en las referencias bibliográficas. El error debía ser subsanado para que su proyecto pudiera ser evaluado para su posible financiación.

[…]

La química Aitana Tamayo cometió el error de utilizar el tipo de letra Calibri, en lugar de los permitidos Arial o Times New Roman, aunque respetó el tamaño 11.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.