Categories

Las huellas Farnesianas

Alejandro Farnesio pese a su dedicada vida a lo militar, y falta de huellas a modo de cultura o grandes escritos, deja como huella a su descendencia: Ranuccio I, hijo de Alejandro Farnesio y María de Portugal.

Ranuccio I
Ranuccio I

Ranucció primero destinado a ser legitimamente sucesor al trono de Portugal, no conseguirá tal empresa, pues del hecho que su padre guardase fidelidad al rey de España dificulto en gran medida su acceso al trono, pues España era una amenaza a Portugal y este parentesco no facilitaba las cosas.

No obstante, Ranuccio I se centrará así, en su ducado de Parma, se dedicará a las artes y cultura construyendo el Teatro Farnesiano en Parma, y promoviendo la construcción del Palacio de la Pilotta, corte de la familia Farnesio, cuya construcción no finalizará hasta el 1620.

Palacio Farnesio
Palacio Farnesio

Teatro Farnesio
Teatro Farnesio

Así pues, Alejandro Farnesio deja como huella muchas batallas libradas, su participación y relación en las cortes españolas, en el tercio, en la liga santa, una personalidad importante y un hijo que a diferencia de el basara su vida por el arte, más que por la lucha militar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.