Categories
Población

Los primeros cristianos viejos

Durante los primeros siglos de la Edad Moderna la mayor parte de los habitantes de Novelda eran moriscos. Esta obviedad, resaltada por numerosas fuentes de la época e investigaciones actuales, nos lleva a plantearnos una cuestión:¿existió algún contingente de población de cristianos viejos? De ser así,¿cuándo llegaron?¿dónde vivían?  En la presente entrada trataremos de responder a esta cuestión.

Para hablar de los primeros testimonios de la presencia cristiana en Novelda tenemos que desplazarnos poco más de un kilómetro de la llanura donde se encuentra la ciudad. Las excavaciones arqueológicas en  el Castillo de la Mola han demostrado que  la población musulmana conquistada no se quedó a vivir dentro del albacar o recinto amurallado del castillo cuya torre almohade será inutilizada para abandonar el recinto posteriormente. En época de Jaime II se recupera el emplazamiento erigiéndose la conocida como Torre Triangular o Castillo de los Tres Picos llamada así por su particular planta. Hallazgos arqueológicos y la documentación custodiada en el Archivo de la Corona de Aragón atestiguan la presencia de un reducido grupo de cristianos en el recinto del castillo desde el siglo XIV. 

castillo
Castillo de la Mola

Si los cristianos viejos viven en la montaña, en la llanura donde se extienden las antiguas alquerías islámicas toda la población bajomedieval parece ser mudéjar. Las distintas excavaciones realizadas no han documentado elementos que podríamos considerar como “típicamente cristianos” dentro de los vestigios materiales hallados. Refuerza esta idea la documentación que se tiene al respecto, destacando que la práctica totalidad de los hombres que desempeñan cargos municipales a mediados del siglo XVI son cristianos nuevos como así lo indica su apellido o los propios informes realizados por el gobernador de Novelda Luis Depuig. Los cristianos viejos no desempeñarán cargos públicos pudiéndose documentar el caso excepcional de Josef Aracil, elegido por el propio gobernador para ser su secretario.

Demostrada la presencia de cristianos viejos en la Baja Edad Media dentro del recinto amurallado es importante reseñar  el momento de abandono del mencionado castillo. . No parece casual que fuese a principios del siglo XVII cuando los cristianos que hasta entonces vivían en el castillo pasan a habitar  la villa. Las razones de este desplazamiento han de explicarse como una consecuencia lógica tras la expulsión de los moriscos y las consiguientes medidas de repoblación llevadas a cabo por los distintos señores afectados. Así mismo hay que tener en cuenta que hace tiempo que el castillo no cumple con su función principal, la defensa del enclave, puesto que ya hemos dejado atrás el inestable período medieval.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.