Categories
Cultura

Los noveldenses y la imprenta

La invención de la imprenta por Gutenberg a mediados del siglo XV marca un importante hito en la historia  dado que permitirá una mayor difusión de las obras escritas  al mismo tiempo que supondrá el abaratamiento de los costes de producción de los libros que hasta entonces sólo podían ser reproducidos a través de copias manuscritas por toda una serie de amanuenses. Sin embargo esta máquina tenía un coste elevado por lo que no todas las ciudades contaban con una. De hecho no fue hasta finales del siglo XIX cuando se instala la primera imprenta en Novelda. Entonces, ¿vivió ajena la villa a la existencia de dicho invento? ¿Dónde acudían aquellos que necesitaban de un impresor?

Tenemos que trasladarnos hasta el año 1659 año en el que se inicia un proceso judicial promovido por el Consejo de la Villa para reintegrar las regalías que los señores territoriales habían sustraído un siglo atrás. Más de una década después, en el 1673, el proceso aún continuaba y el 15 de agosto el notario síndico pagó a “Lorenzo Cabrera impresor por imprimir el Memorial  hizo al Dr Gaspar Berenguer por quenta de la Villa en el Proseso de Demanda de las Regalías contra los pretensores del estado“. Las razones que se aducen para ello son simplemente económicas pues se necesitaban 9 copias que hubiesen costado más de 20 libras si hubiesen sido manuscritas en lugar de poco más de las 7 libras que costaron.

Del siglo XVIII datan los otros dos ejemplares impresos de los que se tiene constancia.

2Uno de ellos está datado en 1755 cuando se publica por parte del Marqués de la Romana, señor de Novelda, y el Concejo de la villa un informe legal sobre la resolución favorable de un pleito contra el Duque de Híjar, señor de Monovar, por unos problemas con el abastecimiento de agua. Como curiosidad mencionar que de esta publicación, de 42 páginas, sólo se conserva un ejemplar en cuya portada aparece un grabado de San Pedro.

El último de los documentos es una impresión de 1772 presentada por el administrador del señor. Se trata de un documento que recoge los privilegios reales otorgados aún en tiempos medievales a los señores de la villa y el castillo de la Mola y que fue presentado para demostrar que el señor estaba exento del pago del impuesto conocido con el nombre de equivalente.

En definitiva se puede afirmar que hasta la fecha, la documentación impresa que llega a la villa de Novelda, está relacionada con  temas legales e impresa en la ciudad de Valencia. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.