Categories
Política

Balance de la Guerra de Sucesión

Tras la muerte de Carlos II en 1700, se abre la disputa al trono entre Felipe de Anjou y el archiduque Carlos de Austria, que derivará en un conflicto armado y dividirá la península entre ambos candidatos. La guerra llegará a la península en 1705, cuando la escuadra británica que trasladaba al archiduque Carlos desembarca en Altea tras un intento frustrado en Alicante. Previamente se había desarrollado una campaña de propaganda con el general Basset, prometiendo la abolición de los cargos señoriales, por lo que habrá un clima proaustracista en la zona. Además, sabiendo esto, no extraña que los territorios austracistas coincidan con los que se habían alzado en la revuelta de las Germanías.

Se crearán pues dos sectores opuestos: la masa popular antiseñorial (maulets) y la nobleza que se ve obligada a ponerse de parte del candidato borbónico (botiflers). En estos momentos, Novelda esta bajo el control de Carlos Caro i Maça de Liçona, que había sido nombrado heredero por la Real Audiencia de Valencia tras la muerte en 1697 de Pedro Maça, que no había dejado descendencia. Se había iniciado otro “conflicto sucesorio” y no se solucionará hasta la intervención de la Real Audiencia en 1701.

En 1702 y 1703 ya se veían movimientos militares que auguraban lo que será la guerra posterior. Así, en 1703 se creó un Tercio militar formado por 600 noveldenses para enviarlos a Cádiz con orden de controlarla y defenderla de los barcos ingleses que se movían por la zona.  Los sectores partidarios de los maulets de Basset no podrán mostrarse tanto como quisieran debido a la fuerte represión ejercida por los nobles borbónicos, tanto en Novelda como en el resto de la comunidad. De hecho, la presión del señor Carlos Caro era tal, que obligaba al Consejo de la Villa a trabajar en favor de los botiflers (borbónicos).

Ello se ve en órdenes como la de organizar una colecta de armas y otros materiales bélicos para acompañar al Duque de Arcos en su camino entre Valencia y Elche, que posteriormente sería nombrado virrey del país. U otra medida por iniciativa del obispo de Orihuela, defensor de los botiflers, para reclutar una milicia de 75 hombres para que lo defendieran. En diciembre de 1705 llega una petición de Basset reclamando la fidelidad de Novelda a la causa austracista, tal y como había hecho en otras localidades valencianas. Pedirá obediencia a cambio de conceder a Novelda los fueros y privilegios que tenían desde época de Jaime de Aragón a Carlos II.

General Joan baptista basset

Las autoridades locales aceptarán la petición y se adhieren a la causa de los maulets/austracistas desde diciembre de 1705 a octubre de 1706. Lo cierto es que no será escenario de ninguna acción militar en defensa de los maulets, salvo una escaramuza con un grupo borbónico de Sax, en la que Novelda solo participa aportando provisiones. Para finales de 1706 volverán a la causa borbónica tras las presiones del duque inglés de Berwick.

En definitiva, la Guerra de Sucesión sumirá al pueblo de Novelda en un estado de ruina económica, viéndose obligado a pedir una especie de préstamo que no podrá devolver hasta pasados 20 años. Pero el factor que más influirá en Novelda no será el económico, sino el político, con la aplicación de la Nueva Planta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.