Los centros de datos de Google

La semana pasada, Google realizó un acto de transparencia “brutal” y publicó un sitio web en el que muestra sus centros de datos (data centers) por dentro: Google Data Centers (en inglés) y Centros de datos de Google (en español).

Está claro que seguramente no nos lo enseña todo, pero algo es algo (y este “algo”, aunque sea mínimo, es impresionante).

La sensación que produce un acto como éste es tan fuerte, que en el periódico El Mundo publicaron un artículo de opinión con el título Pornografía de datos. En la revista Wired fueron más comedidos y lo titularon Google Throws Open Doors to Its Top-Secret Data Center, algo así como “Google abre las puertas de sus centros de datos secretos de par en par”. Y en Wired también podemos encontrar un artículo, Did You Spot the Stormtrooper in Google’s Data Center? con los huevos de pascua (easter eggs) que esconde el vídeo Explore a Google data center with Street View:

[kml_flashembed movie=”http://www.youtube.com/v/avP5d16wEp0″ width=”560″ height=”315″ wmode=”transparent” /]

Pero este no es el primer vídeo sobre un centro de datos que publica, en el año 2009 publicó Google container data center tour:

[kml_flashembed movie=”http://www.youtube.com/v/zRwPSFpLX8I” width=”560″ height=”315″ wmode=”transparent” /]

 ¡¡¡Todo tipo de ingeniería (obra civil, eléctrica, industrial, química, y por supuesto, informática) unidas para lograr un gran objetivo!!!

Google trabaja en el desarrollo de una nueva plataforma de desarrollo web

En el artículo Google working on advanced Web engineering se explica que Google está trabajando en la creación de una nueva plataforma de desarrollo web debido a las limitaciones que presenta la tecnología actual:

“We’re getting to the place where the Web is turning into a run time integration platform for real components,” said Alex Russell, speaking at the EclipseCon, being held this week in Reston, Virginia. At Google, Russell works on the Chrome browser. He is also the creator of the widely used Dojo JavaScript framework.

Despite its popularity, the Web offers only relatively primitive programming capabilities, compared to other platforms for delivering applications, such as Java or Microsoft Windows. One major shortcoming is that Web technologies don’t have a “common component model,” which slows code testing and reuse, he said.

As an example, Russell showed off a new element he created called commenting. For Web pages that allow user comments, the commenting element, rendered as a tag, can automatically format the text submitted by a user and even add an accompanying photo. The tag is actually a program, complete with its own API (application programming interface), Russell said. With the unified component model, HTML can be a sub-class of a larger environment, allowing for more ways to manipulate HTML code.

Google engineers, Russell included, are also developing a proposal to add classes to the next version of JavaScript. A core element of object-oriented programming, classes are blueprints for reusable chunks of data and behaviors. Today, JavaScript does not support classes, so JavaScript programmers tend to use function calls to define many chunks of operational code that aren’t actually functions, such as methods and constructors. This practice is time-consuming and makes the code more difficult to reuse.

Google ofrecerá un servicio de aceleración de páginas

Publicado hoy en el periódico El País: Google abrirá un servicio de pago para acelerar páginas web.

Google ha presentado hoy un nuevo servicio, pero esta vez se tendrá que pagar. Se trata de Page Speed Service y promete optimizar el sitio del cliente para que su consulta se haga más rápida, dándole una aceleración entre un 25 y un 60% superior al resto de sitios.

Según explica en el blog corporativo, deberá apuntarse el sitio hacia una dirección de Google, desde la cual se reescribirá el código de los contenidos para agilizar su visionado y después se desplegarán a los visitantes del sitio desde los propios servidores de la empresa. El sitio conservará su dirección URL original.

Entre los trabajos para optimizar la página que se harán figura la compresión de imágenes, poner en caché determinadas coordenadas o aprovechar la compresión en el servidor. Google presenta algunas pruebas para documentar sus promesas. Con todo, el servicio avisa de algunas importantes limitaciones. No podrá trabajar con sitios https cuya conexión está securizada y se emplea, por ejemplo, por los bancos para dar acceso a sus clientes a las cuentas personales. Tampoco se podrá probar el servicio en sitios albergados en Blogger, entre otros, ni opera sobre contenidos Flash o con archivos que se consulten en streaming.

Desde hace tiempo, Google ha propuesto diferentes soluciones para mejorar la velocidad de consulta de las páginas web desde la publicación de un módulo para el servidor Web Apache a herramientas para que el creador de la página pueda evaluar su resultado y realizar modificaciones aconsejadas. Pero la novedad ahora es que el servicio es de pago. De momento, Google no ha suministrado tarifas y lo ofrece selectivamente a una serie de desarrolladores.

Google y el inmenso poder del posicionamiento y el pagerank

Fuente: Google y el inmenso poder del posicionamiento y el pagerank

Es innegable que Internet ha cambiado mucho en estos años y, creo, se hace necesario hacer una mirada hacia atrás. Hace 15 años Internet era un instrumento reservado a universidades (yo accedía a través de la de Valencia) y con un nulo aspecto comercial o lucrativo. No existía tampoco la popularidad.

Lo cierto es que la evolución de Internet y su generalización y expansión lo fueron convirtiendo en un mundo comercial en el que el tráfico y las visitas valían dinero (clicks, impresiones, compras, comisiones) y además daban reputación y la posibilidad de tener un espacio web que fuese visto.

Nacieron muchas y muy variadas utilidades en ambos sentidos, en el del tráfico (intercambio de banners, intercambio de visitas, etc…) y en el comercial (redes de afiliados, empresas de publicidad, etc…).

En este auge de Internet en el que las páginas empezaban a reproducirse y nacer de forma exponencial la aparición de Google como un proyecto absolutamente altruista, como lo fue Dónde?, que rastreaba toda la red e indexaba las páginas cobraba gran utilidad para los usuarios.

Esa gran utilidad para los usuarios era también una potencialidad para los empresarios y webmasters, para aquellos quienes buscan dinero y tráfico en la red.

Google fue creciendo hasta convertirse en un gigante y el interés, por el aspecto económico y por el tráfico, lo llevaron a la venta de posiciones en el buscador, lo que en su momento llevó a un debate ético y al cierre del mencionado buscador Dónde que mantenían los compañeros de viaje de la Universidad Jaime I.

Al mismo tiempo el posicionamiento en el buscador se hacía una batalla entre las páginas web. Aparecer en las primeras posiciones de los resultados en determinadas palabras daba tráfico y con ello, si el webmaster lo materializaba, dinero. Aparecieron servicios como Google News con el mismo calado.

Y google utilizaba para ese posicionamiento parámetros, en mayor o menor medida, objetivos. Con ello empezaron las trampas y artimañas para buscar un mayor pagerank (subdominios, redirecciones, etc…). Google fue cambiando su cálculo para evitar todas esas irregularidades.

Todos esos cambios generaban modificaciones en páginas web, nuevos inventos para aumentar el pagerank, y otros tantos movimientos de prácticamente toda la comunidad de programadores web.

Hoy, Google, ha llegado a convertirse en un arma poderosísima que canaliza el tráfico de internet en una magnitud tal que puede ser suficiente para llevar a la gloria o hundir una página web. La mayor parte de webs programan y miran a google y su pagerank.

Google, con ello, ha adoptado la postura que le ha parecido como instrumento poderosísimo. Es capaz de bloquear contenidos (por cuestiones que considera justificadas), actualizar a su antojo el pagerank, que se ha convertido en referencia en el tráfico y comercio en la web.

Con todo ello hoy, Google, tiene en su mano las dos herramientas mas poderosas de la red, el posicionamiento en sus resultados y el pagerank. Y esas dos instituciones que siempre han ido ligadas en el buscador cada día más se desvinculan y andan caminos diferentes.

Los webmasters hemos creado y alimentado un gigante que hoy se nos puede comer a todos. El control de google es el control del tráfico y el negocio en internet.