El blog de Tragamillas

Un batiburrillo de mis aficiones: la montaña, la genealogía y el running

Sierra Nevada 12 tresmiles, 6.600mD+/-, 42k

| 0 Comentarios

Una pequeña crónica de esta aventura, desde el Refugio Postero Alto con mis amigos José Vicente, Roca… y la única chica que se atrevió con este reto Gussi. La verdad, esta experiencia marcó un antes y un después para forjar nuestra amistad.

Atreverse con este reto y llevarlo a buen término, supuso un cóctel de una buena preparación física, junto al conocimiento que ya habíamos adquirido por actividades realizadas en años anteriores. Si bien, José Vicente se estrenó en esta ocasión. Y menudo estreno que se metió entre pecho y espalda. Nunca lo olvidará. Roca lo tenía todo bien organizado y pensado, de hecho, incluso comentó sus intenciones de ampliar el recorrido para hacerlo de mayor calado. Gussi nos acompañó y seguimos su ritmo que era cómodo y cumplía con ese dicho: “sube despacio y llegarás lejos”.

Durante la travesía, tuvimos momentos con mayor deleite, otros con complicaciones y algunos que pusieron a prueba nuestra resistencia física y mental, sobre todo cuando nos cayó la noche y la fatiga se notaba. En realidad, todos tenemos muy gratos recuerdos del evento. Y las sensaciones al llegar de vuelta al refugio son indescriptibles.

En definitiva, un sueño cumplido 12 tresmiles en Sierra Nevada… en esta travesía de 24 horas seguidas.

Al alba nos recibió el Cerro Pelado, y fueron llegando Puntal de Juntillas, Los Cervatillos, Puntal de los Cuartos, La Atalaya, Mojón Alto. Fueron pasando las horas y disfrutamos otras montañas: Pico del Cuervo, Puntal de Vacares, Puntal de Calderetas, la inolvidable Alcazaba (por su cara norte), y el Puntal del Goterón, que lo repetimos por la bajada del espolón-canutillo.

El regreso, lo realizamos por el valle del rio Juntillas. Realmente, resultaba impresionante contemplar todo lo que nos quedaba por caminar para alcanzar unas cuantas horas más tarde aquel punto en el horizonte. Después de 950m de desnivel subidos a oscuras, llegamos al Puntal de Juntillas. Desde ese momento, sabíamos que lo habíamos conseguido sólo era cuestión de seguir la cuerda y llegar a la Piedra de los Ladrones. Fueron los últimos momentos, ya de madrugada, somnolientos cuando nos aproximamos lentamente al cortafuegos que marcaba la meta alcanzada.

36km, 6.600m D+/-. Ida y vuelta el mismo día a Refugio Postero Alto. (24/junio/2012)

Más información

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.