Un militar gesticula en la puerta semicerrada de la Academia de Ingenieros de Hoyo de Manzanares, origen del brote de gripe A en el ejército y que sigue bajo vigilancia.

Es el pie de foto de la imagen que ocupa la portada de la edición comunidad valenciana (las minúsculas son mías) del diario ABC.
El diario ABC nos muestra, una vez más, lo fácil que es utilizar una imagen para intentar lanzar un mensaje, por medio de una fotografía, que puede o no corresponder con la realidad, anunciada y o percibida. A la ministra de defensa le tienen ganas. Supongo que por mujer. Dentro y fuera del cuerpo. Dicen que también por republicana. Y al PSOE no digamos. A Ripoll le robaron la cartera, literal, el pasado domingo, durante el mitin del PP en el recinto de la Volvo, junto al puerto de Alicante. Y es que estamos en campaña, por las europeas. Pero al tema, las imágenes y fotografías están por todas partes. Algunas van provistas de mensajes, se supone que para conseguir ciertos fines. Otras tratan de documentar las sociedades y los individuos que las conforman. Otras quieren entrar en los museos y espacios similares. Otras tratan de captar y reflejar la luz mediante los colores y las sombras. Y muchas, la mayoría, se realizan para llenar el particular baúl de los recuerdos de cada uno. Y ese soldado de Hoyo de Manzanares podrá guardar esa portada con su foto donde no sólo le han tratado de arrebatar la dignidad a él, también a la institución para la que trabaja. Hoy día es fácil retocar y manipular las fotografías para mostrar el lado más oscuro y siniestro de la vida y de los ciudadanos. Aunque las cámaras de hoy día permiten disparar en ráfaga o grabar video (compuesto de fotografías) para extraer luego las imágenes más comprometidas y comprometedoras, sin disimulo. Pueden existir cien fotos de un evento o de una persona. Algunos periodistas gráficos, o sus mandos, elegirán la más surrealista para su publicación en el diario. Parece que hay clientela a la que le gusta esto, no sólo en el periodismo gráfico. Tratando de mostrar una imagen de la realidad en la que algunos no habíamos caído, no la habíamos visto. Y aún viéndola hemos preferido no verla, o verlo de otra manera.

El diario El País coloca un vídeo en su portada edición papel.

Han pasado 18 meses desde que se produjo la noticia. En el interior del diario edición papel del domingo 10 de mayo de 2009 sendos artículos hablan de lo mal que está el tema de ganar dinero con la prensa tradicional, en formato papel; de los diarios que han cerrado en los Estados Unidos de América; de aquellos que han dejado de publicarse en papel, de la poca rentabilidad de las ediciones digitales… ¿qué pasará? Lo cierto es que ENCARTA, que es una enciclopedia, no un diario, deja de existir este año (2009). No ha podido con la Wikipedia. Y también es cierto que algunos diarios que comenzaron cobrando una suscripción para el acceso a su contenido han replanteado el tema para no quedarse fuera de google. Los gurús echan humo por las orejas. Y entre sus pronósticos hacen pruebas y colocan un video en portada, un día, el domingo, en el que se venden muchos diarios. Y a priori parece que entre los que sólo compran el diario el domingo no abunda la estrecha banda ancha lenta y cara de España. Una noticia sólo dura un día, dicen los escépticos. Pero un buen artículo puede ser eterno. Triste muerte la de este chico.
Por cierto, ¿alguien se cree lo de la eliminación de la publicidad de las cadenas de televisión públicas? ¿Dejaremos de ser bombardeados con interminables y repetitivas pausas, mostrándonos colonias, juguetes, coches, turrones y demás artículos de consumo? ¿Qué pasará con anuncios clásicos como el de “Turrones El Almendro”, el de la lotería nacional, el del cava Freixenet, el de los Ferrero Rocher? Yo no me creo una tele sin anuncios, aunque me da igual, no consumo tv. Muy atrás quedan aquellos momentos en que daba igual lo que hicieran, la gracia estaba en ver algo que te entretuviera.
Y tras el debate del 12 de mayo de 2009, esta guinda,