Este ejercicio es de narrativa. La única herramienta a disposición del alumno es la tipografía, es decir, el alfabeto en cualquiera de sus expresiones formales, letras, números y la contracaja completa. Pablo Molina Larrosa se ha servido del contraste de tamaños y posiciones entre la “A” y el resto de las letras para transmitir el sentimiento de “aterrorizado”.