Cumbres Borrascosas

Lleno de amor trágico, páramos brumosos y encuentros sobrenaturales, Cumbres Borrascosas destaca por ser uno de los clásicos más pasionales de la literatura inglesa, incluso a pesar de su tibio recibimiento inicial. Siendo la única novela de Emily Brontë, es uno de los libros que más me han emocionado y que más he disfrutado en los últimos tiempos.

DATOS DE LECTURA
Primera edición de Cumbres Borrascosas en su versión original

Título original: Wuthering Heights

Autor: Emily Brontë – publicado bajo el seudónimo Ellis Bell

Año de publicación: 1847

Número de páginas: 400

Sinopsis: en Cumbres Borrascosas viven el Señor y la Señora Earnshaw, quienes tienen dos hijos: Catherine y Hindley. En uno de sus viajes, el Sr Earnshaw adopta a Heathcliff, un mestizo huérfano que encuentra en las calles de Liverpool. A partir de este momento, Catherine y Heathcliff empiezan lo que será un amor imposible y obsesivo que les marcará tanto a ellos como a sus descendientes.

 

RESEÑA

Sea cual sea la sustancia de que la que están hechas nuestras almas, la suya y la mía son idénticas.

Emily Brontë

No puedo empezar la reseña de otra forma que no sea maravillándome de citas tan bellas como la que he escogido para este post. El amor que se muestra en la novela entre Catherine y Heathcliff es tan pasional y tan puro que solo por los monólogos de ambos acerca de sus sentimientos merece la pena leerla.

Es el caso – atención a los spoilers – del monólogo de Heathcliff cuando ella muere, y que es sin duda mi favorito de todo el libro. De la versión inglesa – que es la que yo he leído y que, si se puede, es la que recomiendo leer – salen frases tan bellas como la siguiente, dicha en respuesta a la afirmación de Cathy de que es Heathcliff quien la ha matado de dolor: “You said I killed you-haunt me, then! […] Be with me always-take any form-drive me mad! only do not leave me in this abyss, where I cannot find you!”

Como podemos ver, el amor pasional – y en ciertos momentos egoísta – es uno de los temas más importantes de la novela, ya que es el que guía a los personajes principales en las decisiones que toman. En concreto, Catherine y Heathcliff son los que más se dejan llevar por el amor, el odio y la pasión frente a la razón.

Aunque hay muchos personajes que tienen un papel fundamental en la novela, nos centraremos en hablar de la pareja principal. Por una parte tenemos a Catherine, una niña salvaje y libre a quien fuerzan a comportarse como una dama y a mejorar sus modales, alejándose así del aún salvaje Heathcliff.

Esta brecha que se abre entre ellos sigue presente en todo el libro, y más aún cuando ella se casa con otro hombre. Aún así, ella ama a Heathcliff más que a sí misma, afirmando en muchas ocasiones que él es parte de su propia alma, y que sin él ella no existiría como tal.

Por otra parte tenemos a Heathcliff, quien será maltratado en su niñez y tratado como un sirviente por el hermano mayor de ambos. Esto, sumado a la boda de Catherine con otro hombre, hará que a su amor por ella se una un fiero sentimiento de odio y rencor que hará que su objetivo sea hacer daño a todos los que le hirieron en su niñez – e igualmente a todos los que han hecho infeliz a Catherine.

Atormentado por su muerte y tras suplicarle, como ya hemos visto, que no le deje solo, Heathcliff se vuelve loco de pena. Es entonces cuando él, que ha sido maltratado, se convierte en maltratador de aquellos que le sirven, al mismo tiempo que no para de sentir la presencia de Cathy siempre a su lado. Hasta el final de la novela, el fantasma de ella seguirá acompañándolo, atormentándolo y no dejándolo descansar.

Por todo ello, la novela no solo es un romance – y uno que a mí, que no soy de romances, me ha parecido precioso – sino que también se tratan temas como la desigualdad de clases sociales o la moral. Se muestra de forma directa el maltrato doméstico con escenas de gran violencia, al igual que se hacen reflexiones acerca del destino y de lo que nos espera más allá de la vida.

No solo los temas tratados, sino también el espacio en el que ocurren, es novedoso y muy significativo: el páramo donde el libro se ubica aporta a la historia un escenario lúgubre y casi sobrenatural, que acaba de crear el ambiente misterioso de la novela.

Por último, y porque además de leer también me gusta la música, hay que destacar la homónima canción de Kate Bush inspirada en Cumbres Borrascosas. En ella, la cantante se pone en la piel de Cathy para narrar desde su punto de vista la separación con Heathcliff después de casarse, y cómo le ruega poder volver con él tras haber muerto y haber quedado su alma perdida en el páramo.

Aquí os dejo el vídeo oficial de la canción, que miles de fans de Bush representan cada año, junto con la letra original de la canción en inglés explicada verso a verso.

 

VALORACIÓN

Sin lugar a dudas, este es uno de los mejores libros que he leído en los últimos tiempos. Cautivador de inicio a fin, lo recomiendo mucho tanto para amantes de los clásicos como para cualquiera que busque un libro apasionante e intenso.

5/5

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.