Categories
Política

Novelda durante las Germanías

Entre 1520 y 1522, se desarrollará un periodo clave, en el que confluirán el fenómeno de las Germanías con la conversión forzosa de la población musulmana (esto último lo veremos en otra entrada). Si bien el territorio valenciano es el foco principal de la revuelta, también se extenderá por Baleares y parte de Cataluña. ¿Pero por qué suceden y qué son las Germanías? A comienzos del reinado de Carlos I quedará patente el conflicto entre las clases populares y los gobiernos municipales debido la endogamia de los segundos y a una pésima política administrativa, basada en favorecer una mano de obra barata y no cualificada. Esto supone un problema si tenemos en cuenta que no pertenecen al sistema gremial, lo que provoca su oposición. A ello hay que sumar una importante peste en 1519 y los problemas con el nuevo virrey Diego Hurtado de Mendoza, contrario a los intereses populares y del lado de la aristocracia.

La participación en Valencia no será por igual, ya que en si era un reino desigualmente repoblado. Así pues, las poblaciones del litoral serán más afines a la revuelta debido a que habían sido repobladas con catalanes, de mentalidad burguesa y artesana. Mientras, los núcleos de interior, como Novelda, eran mayormente mudéjares y se mantendrán del lado aristocrático (al menos oficialmente).

Debemos contar con que desde tiempos de Fernando el católico se había concedido un privilegio a los gremios valencianos, permitiéndoseles poseer armas para defenderse de las incursiones de los piratas berberiscos que frecuentaban nuestras costas. Así pues, los gremios utilizarán estas armas para alzarse y constituir la “Junta de los Trece”, que tomaría el control de Valencia ante la ausencia de la aristocracia y sus gobernantes, que habían huido de la peste que la azotaba. Sabiendo esto, podemos decir que las Germanías son un alzamiento de las hermandades gremiales.

Desde la capital se irá extendiendo por el litoral, volviéndose radical y asaltando propiedades nobiliarias. En la zona sur, la que nos afecta, el movimiento se asentará en Alzira, Játiva, Gandía y Elche. Novelda, al ser de mayoría morisca y tener un señor muy influyente al frente, se pondrá del lado aristocráctico. La población será utilizada como punto de reunión de un importante contingente de tropas, jugando un papel importante pero desde la retaguardia.

La paz de las Germanías

La intención del señor Pere Maça era utilizar el contingente para atacar Játiva, una de las principales ciudades agermanadas, pero se desviará para enfrentarse a los agermanados de Orihuela, capital de la gobernación. Esto desencadenará la posterior rendición de Alicante y Elche, una victoria decisiva, que derivará en la toma de la capital del reino en 1521. El conflicto acabará en 1522 con la rendición de Játiva y Alzira, los últimos reductos agermanados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.