Categories
Sociedad

El motín de la calle Mayor de 1660

El despoblamiento que se produjo tras la partida de los moriscos  en la villa de Novelda es bien conocido. Este acontecimiento dio lugar a la creación de la “Carta Puebla” que evolucionará a los “establiments” con el fin de modificar las rígidas imposiciones moriscas establecidas. No obstante, no fueron suficientes dado el malestar social que continuaba imperando en la Villa en 1659, bajo el mandato de la Condesa de la Granja, Isabel Maza Vallebrera quien mostró poca disposición ante las demandas del pueblo.

El 14 de Mayo de ese mismo año se designan los nuevos jurados dando lugar a la primera reunión del Consell particular. En esta primera reunión reclamaron los “libros de giradores” que poseía el contador Pedro Martínez donde observaron ciertas irregularidades por parte del Conde de la Villa.

En la siguiente reunión el procurador general reivindicó la devolución de los libros de giradores al contador. A tal orden el Consell particular accedió a tales demandas acordando que regresaran al archivo de la Sala bajo orden judicial si fuera preciso.

No es hasta Junio de 1659 cuando se reúne el Consell General de la Villa “por haver de tractar (…) cosses tocant al bon govern y bé comú de la dita y present Villa”. Dicho consejo se conformó como un episodio de agravios dirigidos a los señores territoriales en el que se expresaron los problemas más acuciados en la población de la Villa, principalmente los económicos – la Villa debía más de 400 libras-.

Reivindicaron además, el derecho de “hombres libres” ya que se les imponían unas contribuciones abusivas “per ser com es costum de moros…”. Del mismo modo, reclamaban bienes considerados propios de la Villa y que el señor territorial hacia uso de ellos, así como otras reclamaciones de índole administrativo.

Ante esta situación, el Consell General accede a la imposición de una derrama entre los vecinos de la Villa para cubrir los gastos que se originan de los procesos judiciales que se generan para resolver los conflictos con los señores territoriales.

Esta última reunión produjo una seria de consecuencias, como era esperado, que afectaron principalmente a los representantes del pueblo. Como resultado, el abogado de la Villa, Joan Baptiste Queyto redactó un escrito a la Real Audiencia dando cuenta de los agravios que sufrían estos vasallos dado que habían sido presos sin haber cometido delito alguno.

Al no ser atendidas las peticiones el 19 de Septiembre de 1660 la Villa de Novelda presentó una demanda contra la Condesa de la Granja quien actuó criminalmente contra el Consell particular alegando que impusieron una derrama al pueblo para sufragar los gastos del pleito, cuando en realidad había sido una decisión tomada por el Consell General.

Es por ello, que Joan Baptiste reclamó al escribano de la Sala unas copias de las derramas que se hicieron sin licencia del señor para instruir los procesos de les “fermes de dret”. Sin embargo, no pudieron tener acceso a ellas ya que el escribano tenía orden de no cederlas.

En estas condiciones, la Villa fue alterándose  por lo que el escribano de la Sala, Baltasar Abad se vio en la obligación de dirigirse al Conde de la Granja dando conocimiento de lo acontecido.

En este escrito describe cómo por orden de la Real Audiencia llegaron hasta su casa reclamándole todas las derramas que se hallasen en manos de las claverías, remarcando las del tiempo de Matheo Albert con el fin que el escribano diera fe de que estas derramas se habían hecho sin licencia del Conde de la Granja. Ante la negativa de Abad, el pueblo comenzó a amotinarse por la Calle Mayor presionando al escribano para que realizara el auto dirigido al Conde. Tras las continuas presiones Abad presentó su renuncia a su cargo como escribano de la Villa.

Finalmente, el 19 de Enero de 1661 se dicta una resolución real mediante la cual se establece que de entreguen los libros de Claverías a la Condesa o a su representante.

Tan solo aparece un breve apunte en los libros de Claverías del mes de Diciembre donde refleja los gastos generados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.