Categories
Economía

Novelda a finales del siglo XVIII

La situación política del País Valenciano a finales del S. XVIII se podría enmarcar dentro de un feudalismo tardío. La sociedad se encuentra todavía dentro de un régimen señorial. El sistema enfetéutico es la forma que tienen los señores para ceder sus dominios. Pero durante este siglo se van a introducir otras formas económicas de este sistema de arrendamiento y trabajo asalariado. Estas nuevas formas ayudaran a que ciertos sectores de la sociedad vean enriquecer su patrimonio, hecho que supuso la aparición de una nueva clase social: la burguesía. Como es bien sabido, la producción agraria noveldense va a experimentar en el S.XVIII una gran expansión sobre todo en el periodo 1730 y 1780. El aumento económico estará también ligado a otros sectores de la agricultura: el comercio y la protoindustria además de la industria rural. Así mismo, la liberación del comercio con América tendrá importantes consecuencias económicas para los valencianos.

Por otra parte, aparecerá una industria de carácter rural donde predominarán las manufacturas producidas en talleres domésticos; estas características se ven en Novelda a través de los cultivos de frutas y la confección de encajes  o “randa” como es conocida en esta zona.

Sobre la actividad económica queda claro que la agricultura es sin duda el pilar fundamental de la población. Principalmente el cultivo de arboles frutales con los que se comercializan entras la las lluvias después de la Sequia Mayor  además de sustentar al pueblo con estos productos. Partiendo de la base del Censo de Frutos y Manufacturas, el 71.67% del valor de toda la producción lo proporcionaba el sector agrario mientras que el 27.32% pertenecía a trabajos artesanales. Si bien la agricultura era el mayor sustento de la población noveldense también fue uno de sus principales problemas económicos ya que al tratarse de una zona en la que las continuas sequias no ayudaban a las cosechas, y las inundaciones y la mala calidad del agua no propiciaban a aumentar sus producciones.

Es a finales del S.XVIII se observa una serie de acontecimientos climatológicos que iniciaran un periodo de desastrosas cosechas causando un descenso en el crecimiento económico y demográfico que esta localidad había experimentado a lo largo de este siglo. Será en el S.XVIII cuando la industria de la randa encontrara un impulso gracias a la demanda que este tipo de trabajo tendrá. Incluso se planteó construir una escuela dirigida a las niñas y mujeres de la Villa y alrededores:

“Si en esta villa se estableciera una escuela de encaxe fino sería utillísima al país y aumenta más esta industria, pues las niñas que llegan a los cuatro años ya tienen la ocupación de encaxe gordo, con lo que logran mayor disposición para el fino…”.

De esta manera llega Novelda al siglo XIX donde se abre una etapa de crecimiento económico con grandes cambios políticos y sociales que afectaran directamente a la población de Novelda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.