Quinto Capítulo: El Martirio.

Como habíamos dicho en el anterior capitulo, la decisión de dimitir de Tomas Moro, no quedara en vano.

Tal es la situación que nos dice el autor que Moro pronto se dar cuenta de las consecuencias de su dimisión, no obstante como dice Louis bouyer, en ningún momento esta situación le preocupará a Tomas; más bien, continua explicándonos el autor, que le preocupan otros detalles, como aparecen explicados en una conversación con Roper: “Ojala quisiera el Señor, querido Roper, que me metieran en un saco y me arrojasen inmediatamente al Tamesis, con tal de que quedaran bien establecidas tres cosas en la cristiandad!…La primera es que la mayoría de los príncipes cristianos, que se hallan en guerras mortales, tuvieran paz universal entre sí. La segunda, que la Iglesia de Cristo, que se halla de momento mortalmente afligida con errores y herejías, estuviera sosegada y en perfecta unidad de religión. Y la tercera, que el asunto del matrimonio del rey, que constituye ahora un problema, se concluyese felizmente para gloria de Dios y tranquilidad de las partes interesadas” (Páginas 57 y 58 de la obra de Louis Bouyer: TOMÁS MORO, HUMANISTA Y MÁRTIR).

Así bien ya sabemos que era lo que mas le preocupaba, así que ahora podemos adentrarnos a las consecuencias de los actos justo de Tomas Moro.

El primer golpe para nuestro querido Moro fue en el momento en el que nombran a Enrique VIII en la cabeza suprema de la Iglesia de Inglaterra, un nuevo problema para que se cumpliera el deseo de Moro de que quedará restaurada la cristiandad.

En estas líneas en las que el autor nos explica como estaba sucediendo todo se observa de una forma constante los numerosos elogios que Bouyer expone sobre este personaje tan “utópico”, en torno a su integridad como persona: “De la misma manera que, poco antes, había rehusado una cuantiosa suma que los obispos su amigos le habían presentado en nombre del clero, por su defensa con la pluma de los principios católicos, defensa proseguida con mayor intensidad en los tiempos libres, de su retiro, así también ahora se había sus traído a los ruegos de esos mismos prelados, que quería evitar que con su ausencia suscitara las iras de la nueva reina. Cuando fueron a verle, se burlo de ellos contándoles unas de sus historias, en la que se demostraba que ellos aceptaban ser desflorados antes que decapitados, mientras que él por su parte, prefería perder la cabeza antes que la virtud” (Página 59 de la obra de Louis Bouyer: TOMÁS MORO, HUMANISTA Y MÁRTIR).

No obstante a pesar de los elogios y de la explicación de la buena lealtad de Moro que hace Louis Bouyer, las consecuencias ante las negativas de Moro sobre su rey se fueron acrecentando, esta vez seria la negativa a reconocerá los eventuales hijos nacidos de la nueva unión real, como herederos legítimos al troto. Y a pesar de sus explicaciones de por que se negaba la sentencia ya estaba expuesta. Así como nos explica el autor, Moro sabia que se estaba condenando así mismo ante sus palabras, pero también sabia que no podía hacer nada, ya que seria contradecirse a si mismo, y aunque muchos fueron los que intentaron convencerle de que recapacitará, éste no cambio de opinión, así como lo muestran las siguientes líneas: “Nadie, señores míos, haría de mejor gana que yo la voluntad del Rey, en la necesidad en que me encuentro de reconocer sus numerosos favores y las grandes bondades con que tan generosamente me ha colmado. Sin embargo, creí con toda verdad que nunca volvería a oír nada sobre este asunto, considerando que, desde un principio y en diversas ocasiones, he expresado clara y sinceramente mi parecer a su majestad, quien como yo muy gracioso soberano, pareció aceptarlo siempre muy bien, no queriendo, solía decirme, molestarme demasiado a este respecto. Desde ese momento, no he descubierto nada nuevo que pudiera hacerme cambiar de parecer; si hubiera sido posible, nadie en el mundo se hubiese sentido más feliz que yo” (Página 60 de la obra de Louis Bouyer: TOMÁS MORO, HUMANISTA Y MÁRTIR).

Así ante esta prueba de lealtad para el mismo Moro, no resulto del mismo parecer para su majestad así que las consecuencias de sus actos serian terribles.

Las acusaciones a Moro vinieron enseguida a las cuales, Tomas se tuvo que defender con esta prosa y esa retórica que tanto le caracteriza, no obstante la sentencia se estableció con el encarcelamiento en la Torre de Londres. Ahora bien a leer esta sentencia se puede pensar que seria acabar con la vida de Tomas Moro, no obstante como le dijo a su hija en una de sus visitas: “Creo, Meg, que los que me han encerrado piensan haberme hecho gran daño. Pero te aseguro por mi fe, mi buena y querida hija, que si no hubiera sido por mi esposa y por vosotros mis hijos…hace mucho tiempo que me  hubiera encerrado en una habitación tan estrecha como esta” (Página 66 de la obra de Louis Bouyer: TOMÁS MORO, HUMANISTA Y MÁRTIR).

A partir de esta visita se sucedieron numerosas visitas de entra las que solían ser de sus hija Meg y de su esposa las cuales intentaron convencerle de que negara todas sus ideas contra la corona. No obstante no consiguieron nada.

Poco tiempo después llamaron a Tomas Moro a que prestara fidelidad y firmara el Acta de Supremacía, a lo que se negó el señor utopiano. Con ello se realizo la última sentencia, al negar la idea de que el rey fuera el jefe supremo de la iglesia, se considero este acto como alta traición cuyo castigo era la penitencia de muerte por decapitación.

Aquí se muestra otro rasgo de valentía por parte de Tomas Moro, al no temer a la muerte; y de bondad al compadecerse por el verdugo, al cual le dijo que no se preocupará que realizara su trabajo tal y como se lo habían mandado.

Con esta sentencia acaba la vida de Tomás Moro el 6 de Julio de 1535 es decapitado.

Comments Comments Off on Quinto Capítulo: El Martirio.

Capítulo cuarto: CANCILLER CRISTIANO DE UN MEGALOMANO DEFENSOR DE LA FE.

Una vez finalizado el capitulo tres en el que hemos hablado de todos los temas referentes a Utopía, ahora nos dispondremos a explicar los momentos en los que Moro es canciller de Enrique VIII y las consecuencias que le llevaran a su fin, por desempeñar este oficio.

Desde la primera línea de este capitulo, Louis Bouyer nos habla del suceso de que a algunas personas al terminar la lectura de Utopía se preguntan por que sí Sir Tomas Moro era canciller, no intentó aplicar las reformas expuestas en su obra a la política del momento, para reformar la sociedad. Así pues hay que decir que la respuesta a dicha pregunta se encuentra en entender el papel real que cumple el canciller en esas fechas. Ya que se esta confundiendo lo que era y podía hacer un canciller de Inglaterra a comienzos del siglo XVI con que se puede esperar que haga en la actualidad el Primer Ministro de su Majestad. Ya que el papel de Moro cuando se dirige al Parlamento no és otro que tratar de trasmitir los deseos de su señor común. Éste papel es creado no por otra razón, si no de que la Inglaterra que estamos definiendo se encuentra dirigida por una monarquía absoluta encabezada por Enrique VIII, así por lo que a Moro no le queda otra, más que asumir el papel establecido con las normas expuestas. Fue por esta razón por la que muy pronto nacieron los problemas entre el rey y su canciller. Sobretodo desde el momento en el que le pidió a su portavoz que anunciara al Parlamento su intención de divorcio. Así que cuando se dispuso a exponer todo lo que ya en su momento le había dicho el rey, uno de los oyentes le pregunto que cuál era su opinión, a lo que, él supo que no podía revelar su opinión personal sin la autorización del rey. No obstante cuando Moro se encontraba a solas con el rey, entonces sí que exponía los detalles de todo lo que pensaba; ya que desde el principio que fue elegido como su portavoz, Moro le dijo que para realizar bien su papel tenía que serle en todo momento franco, así tal y como aparece dicho en las líneas siguientes de esta obra: “Consideraba como el mayor servicio que podía prestar en ese puesto a su señor el no ocultarle las reacciones, los deseos y las repugnancias que sus súbditos expresaron por boca de sus diputados. Podemos estar seguros de que con mayor razón al convertirse en primer consejero del rey no le escatimaría sus observaciones, sin perjuicio de adoptar, mientras se lo permitiera su conciencia, las decisiones tomadas” (Página 49 del libro de Louis Bouyer TOMAS MORO, HUMANISTA Y MÁRTIR). Así desde esta sinceridad pronto le mostró su desacuerdos en la voluntad del rey a divorciarse por lo que pronto vinieron los problemas que provocaron el final de Tomas Moro.

Pero para que se entienda mejor esta situación en la que Moro se niega hay que entender lo que el autor no explica. Louis Bouyer nos explica que las razones de esta voluntad del consejero real transcienden a su fuerte carácter religioso y al fuerte carácter católico que tendría que tener el estado en esas fechas, así que a partir de ello para Moro aceptar este divorcio seria aceptar la ruptura de lo que estipula el catolicismo por lo que se negó aún sabiendo las consecuencias que acarearía su voluntad.

Esta constancia religiosa de Moro por imponer lo moral, viene de que en esos momentos se estaba dando una reforma religiosa con un intento de realizar un retorno a la iglesia ortodoxa, con la intención de que así se acabara con la herejía y con los abusos de poder de tales personajes y de miembros de la iglesia.

Ante esta situación se observa de nuevo los elogios dispuestos por el autor a Moro, que se observan al conmemorar su carácter incorruptible e intachable, con estas palabras: “No hubo, pues, en él cobardía como la de la masa, no sólo de los políticos, sino también de los eclesiásticos compatriotas y contemporáneos suyos en su casi totalidad, ni tampoco fanatismo, ni siquiera confusión entre política religiosa y política a secas, de lo que no se veía totalmente exento en aquel entonces ni siquiera en único obispo valiente y fiel, el de Rochester, futuro cardenal in carcere. En una Iglesia y en su Estado en semejante desconcierto, jamás fueron tan inseparables en su persona el jurista incorruptible, al que no se puede engañar, y el cristiano lucido en su visión y constante en su fe” (Página 53 del libro de Louis Bouyer en su obra TOMAS MORO, HUMANISTA Y MÁRTIR).

De este modo a partir de esa fe tan constante Moro decide dimitir, ya que sabe que no va a poder hacer entrar en razón al megalómano real. Así que junto a sus problemas de salud decide abandonar los ámbitos reales y dedicarse completamente en trabajar con sosiego en su propia salvación y la de los suyos. No obstante con esta dimisión no acabaran todos sus problemas ya que las consecuencias de su negativa entre los deseos del rey vendrán posteriormente. Pero todo esto será ya explicado en el siguiente capítulo.

Comments Comments Off on Capítulo cuarto: CANCILLER CRISTIANO DE UN MEGALOMANO DEFENSOR DE LA FE.

Capítulo tercero: LA UTOPÍA. ¿PROGRAMA O PARABOLA?

En este capítulo profundizaremos en la explicación iniciada en el anterior capitulo.

Como ya habíamos empezado a explicar y siguiendo las líneas de este capitulo que profundiza mas en es lo explicado anteriormente, seguiremos diciendo que gracias a las aportaciones mutuas de ambos “amigos” se consiguieron la creación de obras como Utopía y Elogio de Una Locura.

Desde el Inc. Del capitulo el autor nos empieza diciendo que ambas obras se encuentran estrechamente unidas, y así solo descubriendo lo que tienen en común y los que las distingue se puede llegar a comprender las dos completamente.

Con estas líneas sacadas de este libro se comprende todo lo dicho: “si estas dos obras se necesitan mutuamente para entenderse, los dos autores también se necesitan para ser como son”. Junto a estas interpretaciones vemos de nueva la valoración del autor de que gracias a Moro, Erasmo creo su gran obra Elogio de Una Locura y que al mismo tiempo gracias a Erasmo, Moro creo su gran obra que es Utopía.

Al margen de estas indicaciones que muestran la gran compatibilidad y la gran unión que hay entre estos dos autores, Louis hace referencia a la obras de dichos personajes explicándonos como se estructuran y todo lo que se esconden en sus líneas. Así empieza diciendo de Erasmo que con su obra se gano la reputación de escéptico y al mismo tiempo nos dice que con ello se convirtió en un Voltaire anticipado. En cuanto a Moro nos pregunta que si a partir de su obra se puede parece a un Carlos Marx anticipado.

Junto a estas interpretaciones se dispone a explicarnos por que se supone que se tienen que leer ambas obras para entenderlas completamente, así pues nos dice que este misterio se deslumbra con la explicación de que en el momento en el que Erasmo inicio la elaboración de su obra ya se encontraba ante la presencia de Moro y al igual ocurrió con la obra de Tomas. Así pues desde el inicio de dichas obras, en todo momento, se realizo un cruce de influencias entre ambos. Y esta es la clave principal de la unión de estas dos obras, y la clave para entender por que hay que leerlas las dos para poder comprender perfectamente su significado.

Así a partir de estas aclaraciones al leer dichas obras se consigue apreciar rasgos comunes como una mezcla entre ironía germana y latina y un humor anglosajón.

En cuanto a Utopía el sacerdote Andre Prevost nos ha dado un análisis tanto de las fuentes como de las etapas de redacción y composición de la obra, por lo que seria necesario leer junto a Elogio de una locura, el libro de Prevost para llegar a comprender completamente los misterios que esconde Moro en su Utopía. Al igual Prevost nos explica lo dicho anteriormente, es decir, nos explica que es plenamente consciente del humor de Moro, y que nunca dejo de apreciarlo, no obstante dice Bouyer que a causa de que Andree estudio con mucha seriedad la obra, en ocasiones quizás se olvido de la sonrisa disimulada que ofrece Moro al lector. Y es esta misma sonrisa creada por la sátira lo que le influyo Erasmo, Erasmo impregno de ironía la obra de Tomas, y Moro impregno de humor la obra de Erasmo, por lo que puede entenderse que en ocasiones no se comprenda muy correctamente la lectura de dicha obra.

Así con el fin de abreviar diremos lo esencial de estas dos obras a partir de las líneas de Louis Bouyer.: Párrafo Pág. 42-43. De Utopía añadiremos un par de cosas mas, primero que según el autor Moro utiliza el dialogo en su obra para no dar tal vez tanta relevancia a un tema que puede tener que ver con política o religión, es decir, utilizando el dialogo no expresa un ultima palabra, si no que deja abierto el dialogo en esos temas donde no encuentra una solución definitiva, puesto que moro con su Utopía no pretende cambiar el mundo, si no que plantea una alternativa de sociedad diferente. Plantea una sociedad diferente donde quepa la posibilidad de una salvación general: “Todo consiste en procurar que en este mundo…… permanezca accesible a todos los hombres… (Pág. 45 líneas subrayadas). Plantea una sociedad en la que los hombres lleguen a una salvación elegida y creada por ellos mismos. No obstante al decir salvación se puede entender que moro nos esta diciendo que con esa vida consigan ir al celo, sin embargo no solo se refiere a una salvación divina también nos dice que esa salvación se puede plantear como el logro, de encontrar la verdad, esa verdad que todos los hombres tienen cerca pero no se deciden a mira por lo que Moro realiza, crea un sociedad alternativa donde se vive todo lo que el expone.

Por el contrario a estas ventajas que ofrece la Utopía de Moro, a partir de su obra se puede llegar a observar solo el ámbito religioso, es decir, se puede llegar a pensar que Moro no esta creando un mundo idílico conseguido este por la religión, puede parecer que nos quiera intentar influenciar a que seamos mas “cristianos”. Así que no hay que rechazar esta interpretación puesto que Moro no niega en ningún momento ese trasfondo religioso sino solo lo deja mas en un segundo plano, en su obra se decida mas a explicar la necesidad de esa generosidad y de esa ayuda mutua que existe en Utopía, dejando de lado esa conflictividad que esta tan presente en nuestra sociedad. Junto a esta visión un poco “irreal” de sociedad perfecta encontramos una parte que compensa a esta irracionalidad y esta es el realismo que ofrece el dialogo entre los personajes, ese dialogo es real porque muestra rasgos comunes de los típicos personaje del momento. Así una vez planteado los diferentes puntos de vista de Utopía y una vez se haya llegado a comprender las intenciones de Moro, comprenderemos el verdadero trasfondo de éste. Así es como lo plantea las líneas siguientes: “Cuando se ha comprendido esto, se está a disposición de comprender a este Canciller de Inglaterra que orientará toda su política, inspirada por un ideal de Renacimiento y de Reforma auténticamente cristiano y humano, contra la herejía ya galopante y contra el cisma ya mas que amenazador, así como el mártir que preferirá a cosa de su vida, permanecer fiel a un solo punto de la fe, aunque se le considere oscuro, pero que comprender que renunciando a él, se renuncia a todo” (Página 46 de la obra de Louis Bouyer TOMAS MORO, HUMANISTA Y MÁRTIR).

Comments Comments Off on Capítulo tercero: LA UTOPÍA. ¿PROGRAMA O PARABOLA?

Capítulo segundo: UNA FORMACIÓN HUMANISTA ENTRE CARTUJA E INNS OF COURT.

Nada mas empezar este capitulo el autor nos habla de la buena relación que tenia tomas moro con su hijo John, demostrándonos de nueva la imagen de moro como una persona que a pesar de tener un aspecto serio, era un hombre gracioso, bromista, sensible etc..Junto a estas características que nos muestra el autor nos narra la serie de logros y aptitudes que fue adquiriendo en el desarrollo de su vida. Una vez más nos damos cuenta como el autor elogia este personaje, ya que detalla perfectamente toda su carrera académica. No obstante ahora no nos pararemos a citar todos estos logros académicos puesto que estaríamos repitiendo ya todos estos detalles que podemos encontrar en su biografía.

A parte de encontrar una gran lista de elogios por parte del autor a Moro en este capitulo también el autor nos cuenta el inicio de la gran amistan que tendrán Erasmo y Moro. Nos dice que fue en 1499 cuando Moro conoció a Erasmo, cuando este último estuvo en Inglaterra. También nos dice que desde el principio ambos se sintieron estrechamente unidos, incluso llegando a ser Moro para Erasmo como un hermano gemelo. Así que a partir de conocerse empezaron a trabajar juntos en traducciones e interpretaciones.

Dentro de la explicación de esta relacione el autor nos muestra también las diferencias entre estos dos personajes, pues que mientras Erasmo quiso se un canónigo regular y sacerdote nos dice que Moro por el contrario prefirió ser un marido casto, no obstante Moro siempre fue un religioso notable incluso creara en su finca de Chelsea un pequeños reciento monástico.

Siguen en la linera de esta amistad entre Erasmo y Moro hay qué explicar lo que puede parecer ser lo mas importante, ya que la extremada relación de estos personajes provoco, según las interpretaciones de este autor la creación de los personajes que conocemos hoy en día, es decir, Erasmo es quien es gracias a la influencia de Moro, al igual que ocurre en el caso de Tomas. El autor en sus líneas de esta obra nos ofrece una visión en la que sin la presencia de Moro en la vida de Erasmo, este último no hubiera sido el intelectual, humanista y religioso que conocemos en el día de hoy. Incluso en el capitulo tercero (el cual veremos a continuación) estas ideas vuelven a aparecer otra vez cuando el autor nos pone el ejemplo de Utopía, y nos dice que sin la ayuda de Erasmo, Utopía no se entendería correctamente. No obstante esto lo explicaremos en el siguiente capitulo.

Para acabar este capitulo comentaremos que aparece una pequeña explicación de la relación de Moro como hombre de estado, durante el reinado de Ricardo III. En estas líneas encontramos de nuevo otro elogio del autor hacia Moro, éste es el siguiente: “Uno queda sorprendido al observar tan precozmente en el análisis de los acontecimientos del mundo político, una lucidez que ni Maquiavelo logro superar y, al mismo tiempo, una no menor rectitud de juicio humano y cristiano” (página 33, TOMAS MORO, HUMANISTA Y MARTIR. Louis Bouyer)

Comments Comments Off on Capítulo segundo: UNA FORMACIÓN HUMANISTA ENTRE CARTUJA E INNS OF COURT.

Capítulo primero: UN CUADRO PERDIDO DE HOLBEIN.

En el primer capitulo nos narra donde vivía Tomas Moro, como era su casa y cual era su familia. Esta estaba compuesta de Cecilia, la hija más pequeña, Isabel un año mayor y por ultimo se encontraba la mayor de las chicas, Margarita, casada con William Roper (entonces discípulo de Tomas Moro). Junto a este trío tan singular se encontraba el único varón de la familia, John Junior y la mujer de Moro, primero será Jane Colt y después ante su fallecimiento al traer a la vida a John se caso con “Dona Alicia”.

A partir de esta explicación nos introduce al trabajo de Holbein de realizar un retrato de la familia. A partir de este trabajo se empiezan a observar las buenas palabras del autor sobre moro como las líneas que narran: “Decididamente, Sir Thomas, el Hombre mas ajeno a cualquier simulación, no es alguien a quien uno de los observadores mas penetrantes del siglo llegue a comprender fácilmente”

Tras esto continua con unas líneas en las que se observa la buena relación con Erasmo y también una pequeña explicación a lo que luego se desarrollara con más detalle sobre la influencia mutua entre Erasmo y Moro en las creaciones de sus obras. Junto a esta interpretación de la buena relación entres estos dos humanistas también aparece la buena relación de Moro con el rey.

Comments Comments Off on Capítulo primero: UN CUADRO PERDIDO DE HOLBEIN.

Esta puequeña referencia bibográfica de P. Louis Bouyer, esta extraída de la obra del mismo autor y narra así…

Perfecto conocedor de la corriente humanista del siglo XVI, el P. Louis Bouyer, del Oratorio, es también uno de los teólogos de nuestro tiempo y un escritor de talento. Estas cualidades se ponen al servicio de un verdadero “guardián de la fe”: Tomás Moro (1478-1535).

A continuación cito un enlace de una página donde se encuentra toda la obra escrita tal cuál aparece en el libro.

http://books.google.es/books?id=vbzrlu3VjVIC&pg=PA100&lpg=PA100&dq=p.+louis+bouyer&source=bl&ots=4BrJazLgNk&sig=W28Zcvm9IUVqG777r45YfHMhfK4&hl=es&ei=iGwFTKCeG8n_4Ab6vNXLDg&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=4&ved=0CCIQ6AEwAw#v=onepage&q=p.%20louis%20bouyer&f=false

Comments Comments Off on P. Louis Bouyer.

TOMÁS MORO, HUMANISTA Y MÁRTIR.

LOUIS BOUYER.

A la hora de buscar autores que hablen de Tomás Moro, se encuentra entre todos a uno llamado Louis Bouyer, del cuál rápidamente se observa que entre todas las páginas de su obra, solo hay cabida para elogios y palabras de agrado hacia la persona de Sir Tomás Moro.

El libro se encuentra dividido en 5 capítulos con una conclusión final, en esos capítulos se observa la explicación de cómo era Tomás Moro como padre de familia, como político y como religioso, desde un primer capitulo en el cuál nos presenta la familia de Moro.

Así que a través de estos 5 capítulos el autor nos muestra una visión llena de elogios a Tomás Moro.

De los ya mencionados capítulos nos adentraremos a su explicación de cada uno de ellos para entender mejor porque Louis Bouyer se dedica en su obra a elogiar a Tomás Moro. Así pues a partir de esta pequeña introducción daremos paso a una pequeña referencia biográfica de este autor, donde observaremos su actitud y sus intereses, necesarios para saber por que tiene esa visión de Tomás Moro y a continuacion daremos paso a la reflexión de la obra de Louis bouyer “Tomás Moro, humanista y mártir”.

Comments Comments Off on Visión de Louis Bouyer sobre Tomás Moro.

A continuación presento la biografía de Eugenio Olivares, narrada en primera persona. Solo quiere destacar que este individuo es uno de los grandes seguidores de la imagen de Tomas Moro.

Eugenio M. Olivares-Merino Nací en Jaén, donde comencé mis estudios de Filología Inglesa. En 1988 me marché a la Universidad de Granada donde me licencié dos años después. Allí también obtuve el Grado de Doctor (1994), tras una breve estancia de investigación en la Universidad de Urbana-Champaign (USA) en el año 1992. Durante los cuatro años en los que realicé mi tesis doctoral en literatura medieval inglesa, disfruté de una Beca de Investigación. En 1993 me casé y, al año siguiente, nació mi primer hijo y obtuve mi primer contrato en el Departamento de Inglés de la Universidad de Jaén, lugar donde ejerzo mi docencia e investigación en la actualidad. Durante el verano del 2003, fui invitado a realizar una estancia de investigación a la Universidad de Yale con fondos del Ministerio de Educación de España; marché con mi esposa y mis cuatro hijos. Enseño literatura inglesa medieval y renacentista, poesía, e imparto un curso sobre literatura y cine. Soy padre de seis hijos y, por encima de todo, la felicidad me embarga.

Comments Comments Off on Eugenio M.Olivares Merino.

Olivares Eugenio escribe este libro donde habla de la vida de Margarita con referencia en todo momento a su padre Tomás Moro.

Comments Comments Off on Padre mío bueno.

Me pongo totalmente en manos de Dios con absoluta esperanza y confianza
De una carta de santo Tomás Moro, escrita en la cárcel a su hija Margarita

Aunque estoy bien convencido, mi querida Margarita, de que la maldad de mi vida pasada es tal que merecería que Dios me abandonase del todo, ni por un momento dejaré de confiar en su inmensa bondad. Hasta ahora, su gracia santísima me ha dado fuerzas para postergarlo todo: las riquezas, las ganancias y la misma vida, antes que prestar juramento en contra de mi conciencia; hasta ahora, ha inspirado al mismo rey la suficiente benignidad para que no pasara de privarme de la libertad (y, por cierto, que con esto solo su majestad me ha hecho un favor más grande, por el provecho espiritual que de ello espero sacar para mi alma, que con todos aquellos honores y bienes de que antes me había colmado). Por esto, espero confiadamente que la misma gracia divina continuará favoreciéndome, no permitiendo que el rey vaya más allá, o bien dándome la fuerza necesaria para sufrir lo que sea con paciencia, con fortaleza y de buen grado.

Esta mi paciencia, unida a los méritos de la dolorosísima pasión del Señor (infinitamente superior en todos los aspectos a todo lo que yo pueda sufrir), mitigará la pena que tenga que sufrir en el purgatorio y, gracias a su divina bondad, me conseguirá más tarde un aumento premio en el cielo.

No quiero, mi querida Margarita, desconfiar de la bondad de Dios, por más débil y frágil que me sienta. Más aún, si a causa del terror y el espanto viera que estoy ya a punto de ceder, me acordaré de san Pedro, cuando, por su poca fe, empezaba a hundirse por un solo golpe viento, y haré lo que él hizo. Gritaré a Cristo: Señor, sálvame. Espero que entonces él, tendiéndome la mano, me sujetará y no dejará que me hunda.

Y, si permitiera que mi semejanza con Pedro fuera aún más allá, de tal modo que llegara a la caída total y a jurar y perjurar (lo que Dios, por su misericordia, aparte lejos de mí, y haga que una tal caída redunde más bien en perjuicio que en provecho mío), aun en este caso espero que el Señor me dirija, como a Pedro, una mirada llena de misericordia y me levante de nuevo, para que vuelva a salir en defensa de la verdad y descargue así mi conciencia, y soporte con fortaleza el castigo y la vergüenza de mi anterior negación.

Finalmente, mi querida Margarita, de lo que estoy cierto es de que Dios no me abandonará sin culpa mía. Por esto, me pongo totalmente en manos de Dios con absoluta esperanza y confianza. Si a causa de mis pecados permite mi perdición, por lo menos su justicia será alabada a causa de mi persona. Espero, sin embargo, y lo espero con toda certeza, que su bondad clementísima guardará fielmente mi alma y hará que sea su misericordia, más que su justicia, lo que se ponga en mí de relieve.

Ten, pues, buen ánimo, hija mía, y no te preocupes por mí, sea lo que sea que me pase en este mundo. Nada puede pasarme que Dios no quiera. Y todo lo que él quiere, por muy malo que nos parezca, es en realidad lo mejor.

Comments Comments Off on Carta del pensador a su hija Margarita desde la Cárcel: