Entries tagged with “Heráldica”.


Cuando Catalina de Aragón se convierte en reina consorte de Inglaterra, ha de adoptar un nuevo escudo, en el que de nuevo encontramos claras alusiones a sus padres, los Reyes Católicos. Por una parte encontramos en la zona derecha las armas de los Reyes Católicos y sosteniendo la figura el águila de San Juan con la típica aureola adoptada de sus padres.

En el escudo de los Reyes Católicos veíamos las armas de ambos reinos bajo el águila de San Juan con la aureola por tanto es una clara reseña. Frente a esto, se observan las armas inglesas y con el león rampante dorado inglés.

Por tanto, el escudo es una muestra de lo que sus padres pretendían, un acercamiento de las dos coronas, la española y la inglesa. En ese aspecto queda claramente reflejado. El león de oro aparece desde inicios de la heráldica inglesa, en este caso aparece coronado con la corona cerrada y terminada en una cruz griega. Cada elemento del escudo tenía claro su significado así como el símbolo de la política matrimonial y de unión de sus padres y Catalina supo cómo reflejarlo.

Este es el escudo de armas que usaba Catalina de Aragón antes de llegar a ser reina. Se ha debatido acerca del simbolismo de la granada: algunos han visto en ella un juego de palabras con la Granada que conquistaron sus padres (conquista de la que ella fue testigo). Catalina tenía mucho afecto por esta tierra debido al tiempo que pasó en ella.

Otra opción nos traslada al mundo clásico: recordemos que dentro del amplio abanico cultural que ella había estudiado, entraba el mundo clásico de la mano de Geraldini. En este caso, la granada de su escudo haría referencia al mito de Proserpina: Plutón la raptó para casarse con ella y vivir juntos en el Hades, pero Júpiter, preocupado, mandó a Mercurio para que Plutón la liberase y éste antes de dejarla ir le hizo comer seis semillas de granada, de forma que tuviese que vivir seis meses al año con él, pudiendo permanecer el resto con su madre. Ésta es la razón de la primavera: cuando Proserpina vuelve con su madre, Ceres decora la tierra con flores de bienvenida, pero cuando en el otoño vuelve al Hades, la naturaleza pierde sus colores.

La granada como fruto, también tiene una simbología tanto para los católicos como para los musulmanes: fecundidad. Es posible que Catalina lo tuviese también en mente por la función que tenían las mujeres de aportar herederos, aunque en este caso sería un poco irónico.