Este ejercicio es de narrativa. La única herramienta a disposición del alumno es la tipografía, es decir, el alfabeto en cualquiera de sus expresiones formales, letras, números y la contracaja completa.

Samuel Martínez González ha conseguido darle a la palabra aspecto de reloj digital gracias a la elección de la tipografía y a los dos puntos que ha colocado en medio de la palabra.