¿Qué sabes sobre los Drones?

Con motivo de los recientes acontecimientos en la ciudad de Madrid relacionado con los drones obstaculizando los vuelos en aeropuertos, en este post abordaremos el tema incidiendo en el concepto, la normativa legal y su regulación.

¿Qué es un Dron?

Un dron, conocido también como VANT (Vehículo aéreo no tripulado) o RPAS (del inglés Remotley Piloted Aircraft Sistem) hace referencia a una aeronave que vuela sin tripulación, la cual ejerce su función remotamente; inicialmente fueron de carácter militar, pero actualmente se han comercializado. Poco a poco se han introducido en el uso civil siendo este cada vez más frecuente y actualmente cuentan con una gran popularidad, aunque mucha gente desconoce la normativa legal para su uso.

Según el Real Decreto 1036/2017 de 15 de diciembre las aeronaves pilotadas por control remoto deberán abstenerse de realizar cualesquiera actuaciones que puedan poner en riesgo la seguridad o regularidad de las operaciones aeronáuticas, así como la seguridad de las personas y bienes subyacentes.

En cualquier caso, deben cumplir siempre las siguientes condiciones:

  • No pueden volar sobre aglomeraciones de edificios, en ciudades, pueblos y lugares habitados o de reuniones al aire libre, excepto cuando se trate de drones hasta 250 gramos con una altura de vuelo hasta 20 metros.
  • No pueden volar a una distancia mínima de 8 km respecto al punto de referencia de cualquier aeropuerto o aeródromo.
  • No pueden volar en los espacios aéreos controlados, prohibidos o restringidos.
  • Las aeronaves pilotadas por control remoto deberán operar de día y en condiciones meteorológicas de vuelo visual, mientras que para la realización de vuelos nocturnos requerirá la autorización expresa de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea.
  • Los pilotos de las aeronaves deberán de disponer de los correspondientes certificados expedidos para el uso concreto (certificado básico o certificado avanzado).

En cualquier caso, nunca deben infringir las siguientes normativas:

  • La Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana, constituiría infracción muy grave el sobrevuelo de estas aeronaves sobre una infraestructura crítica e infracción grave cuando se realizase sobre servicios básicos para la comunidad.
  • La Agencia Estatal de Protección de Datos, cuando la operación de un dron infrinja la normativa nacional de aviación civil, considerará que la captación de datos y el tratamiento de los mismos realizados durante las operaciones aéreas no se adapta a los principios establecidos en el Reglamento General de Protección de Datos por lo que podría ser sancionable.
  • El Código Penal sanciona en su artículo 197 el descubrimiento y revelación de secretos al que para descubrir los secretos o vulnerar la intimidad de otro, sin su consentimiento, intercepte sus telecomunicaciones o utilice artificios técnicos de escucha, transmisión, grabación, o reproducción del sonido o de la imagen.

 

Fuente: Red azul

¿Es legal grabar con el móvil a otra persona sin su consentimiento?

Es legal grabar con el móvil en audio o vídeo a otra persona sin su consentimiento para recabar pruebas?

En un juicio, como en una disputa de la vida, se trata de tu palabra contra la mía… salvo que una grabación demuestre lo contrario. Con un móvil en nuestro bolsillo, (casi) todos llevamos la posibilidad de grabar, en voz o en vídeo, a cualquiera, sea consciente o no de que lo estamos guardando para la posteridad.

Pero, ¿es legal hacerlo? ¿Puede servirnos como prueba, especialmente si la otra persona no es consciente?

Vayamos por partes, porque como casi siempre en derecho, hay muchos matices que pueden definir cuándo es legal y cuándo no realizar una grabación y cuándo, pese a ser legal, puede no ser admitido como prueba.

Qué puedo y qué no puedo grabar

El abogado  Felipe Mateo explica que podemos grabar toda aquella conversación en la que seamos parte. Tanto en vídeo como en voz. Desde el punto de vista del derecho es legal. Es decir, si tú y yo hablamos y yo te grabo, eso es legal. Aunque no te avise.

Una de las sentencias del Tribunal Supremo, la 3585/2016 de hace algo más de tres años, así lo acredita. “La aportación al proceso de grabaciones de conversaciones particulares realizadas por uno de sus protagonistas no vulnera el derecho al secreto de las comunicaciones, pues este derecho no puede esgrimirse frente a los propios intervinientes en la conversación”.

Puedes grabar cualquier conversación en la que participes, pero eso no quiere decir que puedas revelar su contenido

Lo que no podemos hacer, salvo que tengamos autorización judicial para ello, es grabar conversaciones ajenas. Es decir, si tú hablas con una amiga y yo os grabo, eso es ilegal.

Solo un juez puede autorizar una grabación de una conversación ajena; de hecho “la policía cuando quiere grabar a gente a la que está investigando precisa autorización judicial; cuando se graba sin autorización judicial la prueba no sirve y además se puede cometer un delito”.

En este mismo sentido, la abogada Celsa Núñez recuerda que grabar sin autorización una conversación ajena “puede constituir un delito contra la intimidad, tipificado en el artículo 197.1 de nuestro Código Penal, que castiga con hasta cuatro años de prisión a quien descubra los secretos o vulnerar la intimidad de otro”.

Qué puedo y qué no hacer con estas grabaciones

En el año 2018 hubo mucha  polémica por las grabaciones que se dieron a conocer del comisario Villarejo con diferentes personalidades públicas. Aunque este policía estaba en su derecho de grabar las conversaciones, otra cosa bien distinta es darlas a conocer. Felipe Fernando Mateo explica que “si difundimos nuestra conversación, puedo incurrir en un delito de revelación de secretos previsto y penado en los artículos 197 y siguientes del código penal”.

Si difundes esa conversación, aunque sea legal, puedes incurrir en delito como revelación de secretos o ataque a la intimidad

Estas grabaciones son legales, porque el comisario era parte de las mismas. “Lo que no es legal es la difusión posterior.  No obstante, aclara que quien cometió un delito no fue Villarejo, sino “quien haya difundido las grabaciones” aunque el comisario también “ha podido incurrir en responsabilidades penales, por haber difundido esas conversaciones, pero no por grabarlas”.

Sin embargo, cuando grabamos en sonido o con imágenes una conversación de la que somos parte, dado que el derecho nos ampara, podemos aportarla como prueba en un procedimiento judicial. Dicha grabación es legal y, dado que si grabamos siendo parte de la conversación no cometemos delito, “no es necesario que informemos de que se va a grabar la conversación”.

¿Y si grabo la confesión?

¿Vale cualquier tipo de grabación? Realmente no. Imaginemos que alguien nos confiesa un delito y tenemos la conversación grabada. ¿Podríamos utilizarlo como prueba? Si la confesión es espontánea, sí. Si hemos preparado todo para que la otra persona acabe confesando su responsabilidad, no.

De hecho, en la sentencia 1066/2009 del Tribunal Supremo, se absuelve a un acusado de abusos sexuales por una situación parecida, ya que el Tribunal entiende que esa grabación lesiona el derecho de toda persona a no declarar contra sí mismo.

Así, en dicha sentencia se puede leer que “en cuanto a la legitimidad de las grabaciones de conversaciones privadas entre dos personas realizadas por una de ellas sin conocimiento ni consentimiento de la otra parte, que la grabación por uno de los interlocutores de conversaciones entre particulares puede tener una inicial licitud si el encuentro es voluntario y libre. La cuestión varía cuando la persona grabada, de alguna manera, ha sido conducida al encuentro utilizando argucias con la premeditada pretensión de hacerle manifestar hechos que pudieran ser utilizados en su contra. Para su validez se debe tratar de un encuentro libremente concertado entre ambos y que se acuda a la cita espontáneamente y sin condicionamientos de ninguna clase”.

Si grabas una confesión, el tribunal puede no admitir la prueba al considerar que has incitado esa confesión

Es decir, que las resoluciones dictadas por el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo valoran que la espontaneidad y la buena fe son requisitos condicionantes para que estas grabaciones puedan ser aceptadas. “Cuando se fuerza y provoca una conversación ya no es posible situarse en el mismo plano”, concluye la sentencia.

Celsa Núñez remarca que aunque la grabación en que se “registra el hecho mismo de la comisión de un delito puede ser utilizada, si la grabación del investigado contiene manifestaciones autoinculpatorias no tiene la consideración de confesión, sino que servirá como mera “notitia criminis”. Es decir, que esta grabación puede servir como prueba para iniciarse el procedimiento penal, al igual que una denuncia, querella o atestado policial pero no para determinar el culpable de ese delito o falta.

Cuando el que graba es un menor

¿Qué pasa cuando hay menores de por medio? No es la primera vez que salta a los medios de comunicación la noticia de que uno de los padre graba los presuntos abusos del otro progenitor a un hijo. O en casos de ciberbullying.

Felipe Fernando Mateo Bueno asegura que, cuando se producen asuntos como los temas de acoso escolar, “hay padres que les ponen grabadoras a los hijos” para recabar estas pruebas. Sin embargo, en su opinión esa grabación es ilegal “porque se están grabando conversaciones ajenas en las que los padres no son parte, por lo tanto no se pueden usar en un procedimiento judicial”, explica.

A pesar de que, como vemos, algunos criterios sobre la validez o no de una grabación de voz y/o vídeo pueden parecer claros, otros se prestan a una interpretación más abierta. “Al margen de la validez o nulidad de la prueba, los métodos mediante los que se haya obtenido afectarán a la valoración que haga el Juzgado o Tribunal”, explica Celsa Núñez.

Además, esta abogada considera que quien lleva una grabadora “en cierto modo está deseando que la otra persona diga cosas que arrimen el ascua a su sardina; aunque también es verdad que, por ejemplo, hoy en día casi todos los móviles dan la oportunidad de registrar voz y la mayoría llevamos un móvil prácticamente siempre”.

Sin llegar a casos tan extremos, el abogado Felipe Fernando Mateo recomienda a todos sus clientes inmersos en rupturas de pareja conflictivas que se hagan con una grabadora y la lleven encima en todas las entregas y recogidas de sus hijos, así como que se instalen en su móvil una de las aplicaciones existentes para grabar las llamadas. “De esta forma, si un día les acusan de haber dicho o hecho algo en una entrega o recogida de los hijos o en una conversación telefónica, se podrá demostrar fácilmente qué es lo que de verdad sucedió”, argumenta.

Para tenerlo claro

Así pues, si te planteas grabar algún tipo de conversación, debes tener en cuenta que:

  1. Puedes grabar, en voz o en vídeo, todas las conversaciones de las que formes parte.
  2. Estas grabaciones son legales.
  3. No tienes por qué avisar de que estás grabando la conversación.
  4. Lo que no se puede es revelar el contenido de estas conversaciones.
  5. Sin embargo, pueden servir como prueba en un juicio.
  6. No puedes grabar conversaciones, ni en voz ni en imagen, ajenas, en las que no estés participando.
  7. Si lo haces, puedes incurrir en algún tipo de delito.

 

Fuente: Xataka, legislación y derechos

Cómo actuar ante un aviso de Gota fría

GOTA FRÍA 

Consejos sobre cómo actuar dependiendo de dónde nos encontremos

En la ciudad

Si la tromba de agua te sorprende en la ciudad, se aconseja localizar los puntos más altos de la zona donde nos encontremos, ya que puede ser necesario dirigirse a ellos en caso de posible inundación.

Si es posible, intentar sintonizar las emisoras de radio locales, que seguramente informarán de las predicciones meteorológicas para la zona en la que nos encontramos.

Mantenerse permanentemente informado a través de la radio y de otros medios de comunicación, de las predicciones meteorológicas y el estado de la situación.

En un edificio o vivienda

Se aconseja retirar del exterior de la vivienda, aquellos objetos que puedan ser arrastrados por el agua.

Revisar, cada cierto tiempo, el estado del tejado, el de las bajadas de agua de edificios y de los desagües próximos.

Colocar los documentos importantes y, sobre todo, los productos peligrosos, en aquellos lugares de la casa en los que el riesgo de que se deterioren por la humedad o se derramen, sea menor.

Si llegara a inundarse la vivienda, es fundamental abandonar cuanto antes los sótanos y plantas bajas y desconectar la energía eléctrica utilizando, preferentemente, linternas para el alumbrado.

Evitar permanecer en lo alto de las colinas y no refugiarse debajo de árboles, sobre todo, si están solitarios.

Alejarse de alambradas, verjas y otros objetos metálicos.

Conduciendo
En caso de que el aguacero nos sorprenda conduciendo en la carretera, Protección Civil aconseja no atravesar con nuestro vehículo los tramos que estén inundados. La fuerza del agua puede arrastrarnos al hacer flotar el vehículo.

En el caso de que la tromba de agua nos haya sorprendido y empiece a arrastrar el coche, es importante salir como sea del vehículo.

Si hay que viajar, procurar circular, preferentemente, por carreteras principales y autopistas.

Para salir del vehículo, mejor hacerlo en primer lugar por la puerta en el caso de que la altura del agua nos permita hacerlo. Es importante recordar, que debe hacerse por las puertas que se encuentran en el lado contrario de la dirección de la corriente. Si no es posible, la otra opción es salir por la ventanilla del vehículo. Si no podemos abrirla, mejor romperla con algún tipo de objeto de grandes dimensiones.

Hay que buscar zonas altas y en caso de ser arrastrados por el agua nunca nadar a contracorriente

Cruz Roja informa:

  1. Las inundaciones de producen normalmente por desbordes de ríos, intensas lluvias o deshielos rápidos. La mejor protección en caso de gran inundación es abandonar el área y buscar refugio en una zona alta.
  2. En caso de inundaciones urbanas, se recomienda a la población que investigue si sus propiedades están en zonas inundables y de ser así se insta a que siempre se disponga de un stock de materiales de emergencias (como linternas, pilas, radio, botiquín, comida, agua).
  3. También es recomendable usar tapones para sellar los desagües
  4. Prestar mucha atención a través de los medios de comunicación de la evolución de la emergencia y posibles instrucciones de las autoridades.
  5. Si la inundación se produce durante la conducción de un vehículo, si éste se queda atascado o se detiene, se recomienda que se abandone de inmediato el auto y se busque un lugar alto.
  6. En caso de ser arrastrado por una corriente, siempre hay que mantener la vías aéreas fuera del agua adoptando una posición horizontal, boca arriba, con las puntas de los pies fuera y los brazos extendidos para facilitar la recepción de ayuda desde las orillas o márgenes.
  7. Nunca nadar a contracorriente, siempre es más recomendable dejarnos llevar por la misma hasta que nos lleve a una orilla.

Recomendaciones de Protección Civil y Cruz Roja.

Actuación ante una conducta violenta

La agresividad en las relaciones personales

Últimamente observamos a diario comportamientos violentos, los cuales se utilizan para conseguir algún propósito.Todos podemos ponernos agresivos en un momento determinado, para ello la persona tiene que experimentar una pérdida de control de la situación, esta agresividad se debe fundamentalmente al miedo o la frustración. Cuando sentimos una amenaza, nuestra forma natural de responder es la agresividad.

Cómo actuar con una persona violenta o agresiva

Lo primero de todo es la auto-protección, salvaguardar nuestra seguridad y la de los que en ese momento estén con nosotros.

  • Pedir ayuda si es necesario a Policías, Vigilantes de Seguridad, etc, como medida de prevención.
  • Mantener en todo momento una distancia mínima de seguridad y vías de salida abiertas. Una silla, una mesa, puede servirnos de protección.
  • Colocarse ante la persona, de pie y en posición de semiperfil.
  • Nunca entrar en conflictos ni discusiones. Dejaremos que la persona se desahogue y vaya bajando su nivel de agresividad.
  • Tener un plan pre-diseñado de afrontamiento, para este tipo de situaciones con personas violentas, es fundamental valorar los riesgos potenciales para prevenir su aparición.
  • Valorar el posible acceso de esta persona a objetos contundentes, arrojadizos o susceptibles de convertirse en un peligro añadido a esa situación.
  • Conocer bien el lugar y su distribución espacial es muy importante. De no ser así debemos procurar que sea un sitio con suficiente amplitud, con salidas sin cerrojo interior, con la posibilidad de ser oídos o vistos si la situación se complica.

El acercamiento a la persona, tanto físico como psicológico, debe ser de forma progresiva, y siempre que se pueda, dos personas como mínimo, sobre todo al inicio de la situación. Debemos ver dónde están sus manos y enseñarle las nuestras, hablarle mientras nos acercamos, podemos intentar iniciar una conversación trivial o cotidiana que nos sirva para entrar en contacto con el sujeto. Preguntar como podemos dirigirnos a él facilitará la comunicación haciéndola más personal, es importante intentar transmitirle que nuestra intención es simplemente saber como se encuentra y si le podemos ayudar en algo, infiriendo tranquilidad y seguridad a la persona.

Cómo detectar un posible estallido de agresividad

Es muy importante saber reconocer los signos de amenaza e inquietud de la persona:

  • Andar de un lado a otro muy rápido.
  • Negativa a sentarse.
  • Incapacidad de permanecer en un mismo sitio.
  • Golpear puertas, mobiliario, destrozar algo.
  • Sentarse en el borde de la silla, sin acomodarse.
  • Alta tensión muscular.
  • Verbalizaciones con palabras malsonantes.
  • Cambios en el tono de voz.
  • Hablar demasiado rápido.

Si están presentes la mayoría de estas conductas, es posible que se produzca una conducta violenta. No olvide que el manejo de la agresividad es complejo y hacerlo de forma solitaria puede resultar peligroso, nunca subestime a una persona fuera de control.

Herramientas frente a una persona violenta

Con el uso de la contención se intenta controlar la conducta de la persona agresiva, lo que se pretende es rebajar la tensión y transmitir calma.

Cuando una persona comienza a perder el control de la situación, empieza a emitir comportamientos agresivos, si como profesionales empezamos a emitir también comportamientos hostiles corremos el riesgo de que el sujeto tome el control de la situación. Lo que se debe hacer es ayudar a esa persona a recuperar el control siendo directo con ella, indicando con órdenes sencillas qué queremos que haga y qué queremos que deje de hacer.

En este tipo de situaciones también se debe utilizar la escucha activa, que consiste en prestar atención a lo que la persona nos está contando y además, hacérselo ver tanto a nivel verbal como no verbal. Esto generará seguridad, confianza y cercanía.

Información: Unidad central de Seguridad privada

Como actuar ante posible violencia de género

¿QUÉ HACER?

Si crees que tú o alguna persona de tu entorno puede estar sufriendo violencia de género

A los efectos de la Ley Orgánica 1/2004, es víctima de violencia de género la mujer que es objeto de cualquier acto de violencia física y psicológica, incluidas las agresiones a la libertad sexual, las amenazas, las coacciones o la privación arbitraria de libertad, ejercido sobre ella por parte de quien sea o haya sido su cónyuge o de quien esté o hayan estado ligado a ella por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia.

Detección de señales

Comportamientos que pueden ayudarte a entender que estás siendo objeto de maltrato o de violencia de género.

  • Controla habitualmente mi tiempo. Es celoso y posesivo
  • Me acusa de ser infiel y coquetear
  • Me desanima constantemente a salir o mantener relaciones con la familia o los amigos
  • No quiere que estudie o trabaje
  • Controla mis gastos y me obliga a rendir cuentas
  • Me humilla frente a los demás
  • Rompe y destruye objetos de valor sentimental
  • Me amenaza
  • Me fuerza a tener relaciones sexuales
  • Agrede a los animales de compañía
  • Me desautoriza delante de los hijos
  • Compite con los hijos por mi atención

AQUÍ TIENES UN TEST DE AUTO DETECCIÓN

El semáforo de la violencia de género

 

¿DÓNDE ACUDIR?

En la Universidad de Alicante informar a:

  • Unidad de Igualdad
  • Departamento de Seguridad 965.90.9656
Centros y teléfonos de ayuda y atención:
  • Centro mujer 24 horas
  • Emergencias 112
  • Atención víctimas 016
  • Policía 091
  • Centro 24 horas 900.58.08.08
    Información: Unidad de Igualdad UA

Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)

La nueva Ley de Protección de Datos refuerza los derechos de los ciudadanos

La Ley facilita que los ciudadanos puedan ejercitar sus derechos al exigir, en particular, que los medios para hacerlo sean fácilmente accesibles. Además, se regula el modo en que debe informarse a las personas acerca del tratamiento de sus datos optándose, específicamente en el ámbito de internet, por un sistema de información por capas que permita al ciudadano conocer de forma clara y sencilla los aspectos más importantes del tratamiento, pudiendo acceder a los restantes a través de un enlace directo.

Se reconoce específicamente el derecho de acceso y, en su caso, de rectificación o supresión por parte de quienes tuvieran vinculación con personas fallecidas por razones familiares o de hecho y a sus herederos. La medida limita el ejercicio de estos derechos cuando el fallecido lo hubiera prohibido.

En cuanto a los menores, la Ley fija en 14 años la edad a partir de la cual se puede prestar consentimiento de manera autónoma. También se regula expresamente el derecho a solicitar la supresión de los datos facilitados a redes sociales u otros servicios de la sociedad de la información por el propio menor o por terceros durante su minoría de edad.

La Ley refuerza, las obligaciones del sistema educativo para garantizar la formación del alumnado en el uso seguro y adecuado de internet, incluyéndola de forma específica en los currículums académicos y exigiendo que el profesorado reciba una formación adecuada en esta materia.

El texto regula, asimismo, el derecho al olvido en redes sociales y servicios de la sociedad de la información equivalentes. Se exceptúa la supresión cuando los datos hubieran sido facilitados por terceros en el ejercicio de actividades personales o domésticas.

Por otra parte, la Agencia ha propuesto que se recogieran en la Ley los sistemas de denuncias internas anónimas, a través de los cuales puede ponerse en conocimiento de una entidad privada la comisión de actos o conductas que pudieran resultar contrarios a la normativa. Estos sistemas son imprescindibles para que las personas jurídicas puedan acreditar la diligencia necesaria para quedar exentas de responsabilidad penal. De este modo, la Ley dota a las empresas de un mecanismo que les permite conciliar su propio derecho con el derecho a la protección de datos de las personas.

Además, la Ley actualiza las garantías del derecho a la intimidad frente al uso de dispositivos de videovigilancia y de grabación de sonidos en el lugar de trabajo. Asimismo, refuerza las garantías del derecho a la intimidad en relación con el uso de dispositivos digitales puestos a disposición de los empleados, complementando la regulación del derecho a la intimidad ante la utilización de sistemas de geolocalización en el ámbito laboral, de los que deberán ser informados.

Otra novedad es la referida a la regulación de los sistemas de información crediticia (los conocidos como ficheros de morosos), que reducen de 6 a 5 años el periodo máximo de inclusión de las deudas y en los que se exige una cuantía mínima de 50 euros para la incorporación de las deudas a dichos sistemas. Con la anterior Ley, no existía una cantidad mínima.

Por último, se modifica la Ley de competencia desleal, regulando como prácticas agresivas las que tratan de suplantar la identidad de la Agencia o sus funciones y las relacionadas con el asesoramiento conocido como ‘adaptación a coste cero’ a fin de limitar asesoramientos de ínfima calidad a las empresas.

Fuente: Cuadernos de seguridad

Simulacro DESA 2018 en la UA

El día 27 de junio se realizó un simulacro en la zona del Aulario I, en el cuál una persona tirada en el suelo sufría una parada cardíaca. Los vigilantes de seguridad intentaron reanimarla realizando la RCP y colocando el Desfibrilador.

La Universidad dispone de al menos 8 desfibriladores en todo el campus, y cuenta con casi 50 trabajadores que poseen la formación del uso del Desa.

Es muy importante pedir ayuda rápidamente, llamar al número de emergencias 112 y a seguridad 965.90.9656 si el suceso es en el campus. 

Agradecer a Luis (la víctima) su disposición, sin él no hubiera sido posible realizar la práctica.

La Seguridad en el campus en época de exámenes.

Los servicios de seguridad se reorganizan en fechas de exámenes para reforzar la vigilancia noches y fines de semana.

Un coche del servicio de seguridad realizando labores de vigilancia en el campus de la UA ayer a mediodía.

Ahora que son ya fechas de exámenes, muchos alumnos de la Universidad de Alicante (UA) aprovechan las noches o los fines de semana para acudir a estudiar al campus. Y eso hace también que los servicios de seguridad se reorganicen de manera que se pueda prestar más atención a esos horarios no lectivos y en los que, durante la mayor parte del año, el campus está casi totalmente vacío. Este esfuerzo específico es muy bien acogido entre los estudiantes, que en general hacen una valoración muy buena del servicio de seguridad. 

Claudia Bascuñana e Isabel Delicado, estudiantes de Enfermería, consideran que la falta de luz acarrea cierta sensación de inseguridad. Sí valoran, no obstante, la presencia del servicio de seguridad, que hace constantes rondas en coche.

Una opinión prácticamente idéntica tiene Julieta Cepeda, estudiante de Turismo. A su lado, su compañero Pedro José Gómez asiente y señala que «siempre ves coches de seguridad patrullando, y en épocas de exámenes se nota que hay más vigilantes». El

La misma sensación tiene Luis Rico, alumno de Historia, quien destaca que «los coches de seguridad están pasando a cada momento», pero «debería haber más iluminación en el camino hacia la parada del tranvía y hacia el aparcamiento de la Facultad de Derecho». En todo caso, ni él ni ninguno de los demás estudiantes consultados han tenido nunca ningún problema.

El vicerrector señala que en el servicio de seguridad, en fechas de exámenes se hace una «redistribución de los puestos de trabajo», para poder tener un mayor dispositivo de medios y personal en las horas a las que suele haber una mayor presencia de estudiantes, y que las rondas de vigilancia en coche son «constantes» durante las 24 horas.

Fuente: Artículo publicado en el diario Información.