Entries tagged with “gilbert”.


Este instrumento fue inventado por William Gilbert para detectar cargas eléctricas y medir su potencial eléctrico. Consiste en una varilla de metal vertical que tiene una esfera en la parte superior y en el extremo opuesto dos láminas de oro muy delgadas.

Si la esfera metálica entra en contacto con un objeto electrificado, las láminas cargadas con el mismo signo que el objeto se repelen, siendo su divergencia una medida de la cantidad de carga que han recibido. Si dicho objeto se aleja de la esfera, las láminas, al perder la polarización, volverían a su posición normal.

Electroscopio de Gilbert

William Gilbert fue uno de los primeros filósofos en realizar experimentos con la electrostática. Para ello, llevó a cabo múltiples experimentos que describía con todo lujo de detalles en su obra. Definió el término de fuerza eléctrica  como el fenómeno de atracción que se producía al frotar ciertas sustancias. A través de sus experiencias clasificó los materiales conductores y aislantes e ideó el primer electroscopio.

Realizó varios estudios sobre los cuerpos electrificados, que él denominó electrica. Asimismo, consiguió demostrar que no sólo el ámbar  sino otros materiales como el vidrio, azufre y algunas piedras preciosas, atraían pequeñas cosas cuando eran frotadas.

Además, resaltó que mientras que los imanes atraían solo a sustancias imantables, los cuerpos electrificados atraían todo tipo de materiales y lo amontonaban en masas sin forma y eran afectados por pantallas y por la inmersión.

William Gilbert

Gilbert fue el médico de la Corte de la Reina Isabel de Inglaterra, la cual le concedió una pensión para que pudiera continuar con su investigación. A pesar de que le gustaba mucho la astronomía, tenía un interés especial por el magnetismo y la electricidad.

Extendió la obra de Petrus Peregrinus para demostrar que la fuerza y alcance de un piedra imán uniforme era proporcional a su tamaño. Infirió a partir de las orientaciones en las que se colocaban los imanes respecto a la Tierra, que ésta última era en sí misma un gran imán con sus polos en los polos geográficos. Confirmó esto demostrando que el mineral de hierro estaba imantado según la dirección en la que se encontraba la Tierra.

Una de sus teorías fue la del efluvio, ya que según él, si había alguna acción magnética a distancia era porque existía un efluvio, material responsable de ella. Esta teoría le sirvió para explicar al atracción por la Tierra de los cuerpos que caen, siendo en este caso la atmósfera el efluvio.

También atribuyó la rotación diaria de la Tierra a la energía magnética, y los movimientos ordenados del Sol y de los planetas a la interacción de sus efluvios.