El estudio de la anatomía del ser humano empezó con los aspectos que podrían facilitar la labor de los cirujanos y los artistas, ya que lo que de verdad necesitaban los cirujanos para sus trabajos eran buenas descripciones topográficas.

Se sabe que algunos artistas como Andrea Verrochio (1435-1488), Andrea Mantegna (muerto en 1516), Leonardo da Vinci, Durero, Miguel Ángel (1475-1564) y Rafael (1483-1520) utilizaron el escalpelo (bisturí) para hacer sus propios estudios de la anatomía superficial, huesos y músculos.

Conforme avanzaba el siglo, fue apareciendo un mayor interés por las cuestiones funcionales, estructura y hábitos de los animales. Sin embargo, la mayor aportación la realizaron los artistas en la ilustración anatómica.

El claro influjo del arte naturalista  se observó por primera vez en la obra italiana Fasciculo di Medicina (1493).

Fascicuo di Medicina (1493). Ilustración con coloración sobre la disección