Anécdotas de O’Sensei I

Hay muchas anécdotas del Fundador, contadas en primera persona por sus alumnos y quienes le conocieron, que describen hazañas imposibles, cosas que desafían los límites de la física. Cualquiera que practique un tiempo artes marciales sabe que la mente guía al cuerpo y que el poder oculto del ser humano es increible. Con un poco de suerte y muchos años de entrenamiento uno mismo puede llegar a experimentar o ver fenómenos igual de extraños que los que voy a empezar a recopilar:

Esta anécdota le ocurrió a Hikitsuchi Sensei mientras entrenaba con el Fundador. La primera vez que leí esta historia se citaba un detalle que en los textos que he encontrado no aparece, y es que el entrenamiento se hizo a oscuras, con la luz de la luna que entraba por las ventanas:

« Un día del mes de Agosto de 1957, hacia la 1 de la madrugada, el Maestro Morihei UESHIBA me pidió que me lavantase para ir a entrenarnos al dojo y practicar el ken (SHO CHIKU BAI NO KEN). En el dojo, pues, yo atacaba a O Sensei, pero durante la ejecución de uno de estos ataques sentí que el bokken de O Sensei se había roto. Su bokken efectivamente estaba cortado a una buena longitud de la punta. Me puse a buscar dentro del dojo el extremo cortado, pero O Sensei me dijo « ¿Qué es lo que buscas? ¿No es esto lo que buscas? » y diciéndolo sacó el extremo roto del bokken de dentro de su keikogi (vestidura de entrenamiento). Yo estaba estupefacto ya que estaba convencido de que el extremo roto se había dispersado por el dojo y me preguntaba cómo había podido caer en el interior del keikogi de O Sensei. Fue aquel día que O Sensei me desveló el “secreto” del ken del aikido (SHO CHIKU BAI NO KEN) y me entregó el makimono del palo del aikido (MASAKATSU BO-JUTSU). »

O'Sensei con Hikitsuchi
Traducido por Aikido Ibiza a partir del libro de Gerard Blaize.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *