Tag Archives: anno sensei

Bombazo de última hora: el Doshu se retira y nombra a Anno Motomichi como su sucesor!

Como lo oyes, qué fuerte, el mundo del Aikido y el Aikikai al completo están revolucionados con la noticia: el actual Doshu se jubila, parece que se quiere dedicar a cocinar Ramen, y como su hijo (Waka Sensei) está aún un poco verde, le cede provisionalmente el mando y la dirección del Aikido a nivel mundial al Dojo-Cho del Kumano Juku Dojo, Anno Motomichi Sensei, hasta la fecha octavo Dan (ahora pasa automáticamente a décimo Dan)


En efecto, yo todavía no me lo creo, pero puedes leer la noticia oficial aquí.

Herencia, transmisión y emulación

Nadeau Sensei, uno de los primeros alumnos occidentales de Morihei Ueshiba, le dijo una vez al Fundador: “Maestro, quiero hacer el Aikido de O’Sensei”. La respuesta que obtuvo fue: “Es extraño, debes de ser el único. Todos los demás quieren hacer ‘su’ Aikido”.
La cita original (en inglés): http://jackwada.blogspot.com/2006_11_01_archive.html

Creo que no soy el único que ha notado la diferencia que hay entre el Aikido que se ve en los vídeos del Fundador y el que practican el resto de sus alumnos, y no digamos los alumnos de sus alumnos, y tampoco el de los alumnos de los alumnos de sus alumnos… Tampoco se trata de proclamar, como hacen algunos, que el Aikido de tal escuela es el auténtico. El Aikido original murió el 26 de abril de 1969, cuando Morihei Ueshiba nos dejó para reunirse con los dioses. Lo que sí es cierto es que hay unas líneas más ortodoxas que otras, y aikidocas que prefieren el Aikido clásico al moderno. En mi caso, y sin juzgar a las demás líneas de trabajo, me declaro clásico y ortodoxo, y siempre intento beber de las fuentes originales y lo más próximas al Fundador que sea posible. Pero como hemos visto últimamente, los grandes maestros nos están dejando y cada vez es más difícil mantenerse en la línea de trabajo original.

Peter Goldsbury está escribiendo un libro sobre este problema, titulado Transmission, Inheritance, Emulation (se puede consultar por entregas y en un exquisito inglés en http://flintstonecom.blogspot.com/search/label/peter%20goldsbury). Os resumo su hipótesis, que da título a esta entrada:

Transmisión:

  1. Morihei Ueshiba no hizo ningún intento de “enseñar” los conocimientos y habilidades que poseía a sus deshi (alumnos internos).
  2. Estos último ganaron todos los profundos conocimientos y habilidades durante su tiempo como deshis, pero de ninguna manera está claro que adquirieran todo el conocimiento completo ni que todos los adquirieran el mismo nivel de conocimiento.
  3. Morihei Ueshiba parece no haber hecho ningún esfuerzo concreto para comprobar si sus deshis había comprendido lo que les había enseñado.

Herencia:

  1. Por otra parte, todo indica que a Morihei Ueshiba le importaba mucho transmitir el arte a las generaciones futuras y, finalmente, designó a su hijo Kisshomaru Ueshiba como sucesor y heredero del arte (marcial).
  2. Kisshomaru Ueshiba parece haber cambiado la herencia que recibió radicalmente, sin una clara reacción de su padre, de modo que se ha verificado que el aikido impartido por él y por sus sucesores en la actualidad ya no es el aikido Morihei Ueshiba.

Emulación:

  1. Al igual que los herederos de Morihei Ueshiba han transmitido sus conocimientos y habilidades a sus alumnos (deshi), también los deshi de Morihei Ueshiba pasaron sus conocimientos y habilidades a sus propios deshi, pero con diferentes grados de éxito, de manera que los conocimientos y habilidades de las generaciones presentes y futuras se hacen y se harán cada vez más variadas en calidad, en proporción a lo lejos que estén de la fuente.
  2. El hecho de que muchos de estos deshi viven fuera de Japón y que el aikido se ha convertido en un arte japonés más practicado fuera de Japón que en Japón ha afectado profundamente y está afectando profundamente a su carácter esencial.

Yo no lo podría explicar mejor. Sólo añadiría otro problema que afecta al primer punto, la transmisión: que O’Sensei no entrenaba igual en la capital con alumnos ricos como Koichi Tohei o Yamada Sensei que en las pequeñas poblaciones pesqueras o de montaña como Shingu, Osaka o Iwama, con alumnos leñadores o pescadores, duros como rocas, que te agarraban una muñeca y no te soltabas ni a tiros. Tampoco se sentía igual en Shingu (en Kumano, muy cerca de Tanabe, su ciudad natal), en su casa-granja de Iwama o en la capital, donde consta que no se encontraba muy a gusto. Esto también explica la diferencia que se observa entre los deshis de cada zona.

O’Sensei viajaba constantemente. Está documentado que de cada mes pasaba (más o menos) una semana en Iwama, otra en Tokio, otra en Shingu y otra en Osaka. El resto del tiempo las clases en esos dojos las daban los deshi de O’Sensei: Hikitsuchi en Shingu, Abe en Osaka, Saito en Iwama y Kishomaru, Tohei y Yamaguchi en el Hombu Dojo. Es evidente que hacía otras visitas y que había otros grandes maestros, pero estos son los más importantes para el Fundador. Hikitsuchi (adoptado por O’Sensei a los 14 años) en Shingu (10º Dan), en Kumano, donde iba a rezar a los templos sagrados de la zona y a las cataratas Nachi, donde tuvo su primera iluminación; Abe en Osaka (10º Dan), su maestro de caligrafía y su mejor amigo, con quién le agradaba mucho conversar y practicar; Saito (9º Dan) en su casa de Iwama y en Tokio su propio hijo, Tohei (10º Dan recibido tras la muerte del Fundador), uno de sus alumnos más antiguos y Yamaguchi (9º Dan), el mejor de sus deshi en el Hombu Dojo.

El caso es que, si vemos los vídeos de estos grandes maestros, se nota enseguida que hay grandes diferencias. En mi opinión, el que consiguió acercarse más a O’Sensei fue Hikitsuchi, seguido de Abe y después de Saito. Yamaguchi sería el siguiente, y a mucha distancia Tohei y Kishomaru, las dos personas que más cambiaron el Aikido que recibieron y que de alguna manera originaron el cacao que vive el Aikido moderno. Recomiendo la lectura del libro de suenaka Sensei: Aikido completo, del que ya os hablé anteriormente, https://blogs.ua.es/danielrodriguez/2009/03/02/aikido-completo-de-roy-suenaka/. En él se describe con todo detalle esta situación.

Bien, lo que tenemos hoy por hoy es un revuelto de maestros y líneas de Aikido entrenando dentro y fuera de Japón, cada cual más diferente. Por ejemplo, en España tenemos a seguidores de Tamura, de Tissier, de Endo Sensei, de Anno Sensei a través de Gerard Blaize o de Diego Espinosa, Kitaura Sensei, Yamada en Mallorca, etc., todos ellos pertenecientes al Aikikai. Si a eso le sumamos la línea del Aikido Tradicional, Kisei Aikido, Yoshinkan, Yoseikan y demás líneas emancipadas del Aikikai, el lío está servido.

Si llevas poco tiempo en esto de las artes marciales, quizás estés sorprendido; he pensado que mejor es demostrar lo que cuento aquí, y nada más fácil: a continuación pondré unos vídeos del Fundador, de Hikitsuchi Sensei, de Anno Sensei, Charly Díez, Gérard Blaize, Diego Espinosa y Sisko Morera, todos del Kumano Juku Dojo, Shingu, Japón:

O’Sensei:

Hikitsuchi Sensei:

Hikitsuchi y Charly Senseis:

Charly Sensei:

Anno Sensei:

Gérard Blaize:

Diego Espinosa Sensei:


Sisko Morera (la señora rubia que entrena en la parte izquierda; siento no poder ofrecer un vídeo mejor, pero los ha borrado todos):

Tampoco se trata de que seamos todos clones de nuestros maestros. Podemos y debemos adaptar las técnicas a nuestras características físicas y anímicas, e incluso inventar técnicas nuevas (contra ataques nuevos) manteniendo los principios generales del Aikido. Pero siempre debe notarse quién es tu maestro, y si vemos estos vídeos nos sorprenderá saber que todos estos maestros (excepto Morihei Ueshiba, claro) entrenaron directamente con Hikitsuchi. La pregunta es: ¿podemos y queremos hacer el esfuerzo de volver a la raíz dentro de lo posible? Creo que los pequeños cambios son inevitables, pero lo que se ve aquí (y esto pasa en todas las escuelas y líneas del Aikido) es un cambio de actitud entre unos y otros muy notable. Hablo desde la tristeza, porque veo que el legado de Hikitsuchi se está perdiendo y no costaría tanto mantenerlo vivo. A veces, cuando me deprimo, me pongo los vídeos de Hikitsuchi o de Clint George y se me quita todo, tienen una energía y al mismo tiempo una suavidad increíbles. En fin, que todos los trabajos son muy interesantes, pero si nos pareciéramos todos más a Hikitsuchi no le echaría tanto de menos (y eso que no le he visto en mi vida).

Si no os gustan estos ejemplos, estoy abierto a poner todos los vídeos que digáis, o vosotros mismos podéis poner los enlaces en los comentarios.

El principio de la no-resistencia

Muchas veces he hablado, leído y reflexionado sobre la no-resistencia, pero nunca la había sentido de manera tan clara: durante el pasado curso de Anno Shihan en Palma de Mallorca, hice de uke durante unos segundos, me hizo dos ryodote tenchinage (variante tenkan, por supuesto).
En la crónica comentaba que no recordaba si había llegado a agarrarle, pues no sentí nada, ninguna fuerza que me empujara o tirara de mí.
Pues bien, aquí es tá la prueba (cortesía de Reyk, de Alemania):





En las fotos se ve bien claro: le agarré como era mi obligación; él se limitó a colocarse, dejar que yo pusiera la fuerza, y se movió sin nisiquiera mirarme (un aspecto muy importante en Shingu) hasta que me caí. Pura geometría.

Ahora tengo un objetivo más en la vida: no importa qué tecnica aprenda o en qué escuela, debo buscar esas sensaciones que viví en el curso; ignorar al contrario, no resistirse, no luchar y concentrarse sólo en los movimientos y la energía propias. Casi nada.

Crónica del curso de Anno Sensei en Mallorca, mayo de 2009 (tercera parte)

Primera parte | Segunda parte

El viernes por la tarde, tras la primera sesión de entrenamiento, Fernando se acercó a Anno Sensei para trasladarle los saludos de Charly Sensei; para facilitarle la tarea, le llevó unas fotos de su época en Shingu, y lo cierto es que le hicieron bastante ilusión. Conforme iba reconociendo a gente, sonriente, comprendió lo que Fernando le quería transmitir (bueno, también ayudó la traducción del chico del centro de la foto:
Photobucket

Las fotos eran de hace un cuarto de siglo, en ellas sale Charly Sensei con Hikitsuchi, el propio Anno Sensei y Jurg Steiner:

Luego le dio un regalo que consistía en un abanico decorado y una pieza de cerámica típica de Elche. Anno Sensei ya sabe que hay un grupo de alumnos semi-directos de Hikitsuchi Sensei por estos lares:
fernando dándole un regalo a Anoo Sensei

El sábado tuve la suerte de ayudar a Anno Sensei haciendo de uke, concretamente en un ryodote tenchinage ura; él iba buscando a alguien para salir, yo le miraba con toda mi energía (y mis ganas) y al final, murmurando algo de una hakama (yo todavía soy tercer kyu, por lo tanto no llevo) aceptó tirarme al suelo un par de veces.

No recuerdo si conseguí cogerle las muñecas, si lo hice no noté ninguna tensión, ni fuerza ni oposición, pero el caso es que caí las dos veces. Fue como intentar agarrar una nube… se conectó a mi fuerza, se colocó en su sitio, y me caí solo.

Otra de las cosas que se me han quedado grabadas fue la agradable sensación de practicar Chikon Kishin no Hoo con 110 personas más; me explico: con Charly Sensei siempre lo practicábamos antes de empezar la práctica, como parte del calentamiento. Nunca lo he visto en ninguno de los cursos a los que he asistido, salvo un poco de torifune con Tomás Sánchez, de modo que la sensación de pertenecer a una pequeña secta siempre fue conmigo. Ahora esa sensación ha desaparecido, al sentirme parte de un gran grupo de gente y haber practicado con este gran maestro. Todavía no hay vídeos del proceso completo, pero sí que hay uno donde salen las tres reverencias y cuatro palmadas con las que empiezan siempre las clases:

Realmente me sorprende lo fieles que son todos los detalles que recibimos de Charly Sensi a lo que vi en el curso: todas las técnicas, el calentamiento, TODO lo que hicimos el fin de semana ya lo había hecho antes con él en sus clases. La única diferencia es el nivel del maestro, pues Anno Sensei está, a pesar de su circulitis, en otro nivel, en otra esfera.

Pero una crónica no está completa sin fotos:
En ésta estamos todos con O’Sensei, que resucitó para asistir a tan magno evento:
Photobucket

Crónica del curso de Anno Sensei en Mallorca, mayo de 2009 (primera parte)

Segunda parte | Tercera parte

Hola, ya hemos vuelto a la cruda realidad, tras un fin de semana repleto de emociones, risas y energía. No sé si recordáis que Motomichi Anno Shihan (8º Dan Aikikai, Sensei del Kumano Juku Dojo en Shingu, Japón) visitaba por primera vez nuestro país, de modo que no podíamos faltar: un grupo de siete personas de Alicante y Elche y otros siete del grupo de Cartagena, todos ex-alumnos de Charly Sensei, fuimos a Mallorca a conocer y entrenar con Anno Sensei, el alumno más destacado de Hikitsuchi Sensei.

Todo fue posible gracias a Diego Espinosa, que además de organizar el evento nos acogió en su dojo; además del ahorro en hoteles, el clima de compañerismo es muy fuerte en un sitio como éste. Muchas gracias, Diego.

Photobucket

Éste es el altar del Dojo de Diego Espinosa, donde nos alejamos unos 25 asistentes del congreso.

Hablemos de las impresiones del curso: en primer lugar, debo decir que mis expectativas no eran muy altas, Anno Sensei es muy mayor (nació en 1931, ahora tiene 78 años) y los vídeos recientes mostraban movimiento lentos, circulares y suaves, poco parecidos a lo que nos enseñó Charly Sensei y a lo que se ve en la práctica de Hikitsuchi Sensei y la mayoría de sus alumnos. Pensé que lo mejor era no esperar demasiado y comprobar por mí mismo cómo se mueve este aikidoka.

El primer día, todos sentados en seiza, vimos aparecer a un hombrecillo bajito, delgado y renqueante (tiene un problema de cadera), acompañado de dos maestros japoneses, Jürg Steiner y un occidental grandote (intuyo que será uchi desi de Anno Sensei). Hicieron una ofrenda interminable a O’Sensei (tuvimos problemas para mantenernos de rodillas, a Rosa se le durmieron las piernas y casi se mata al levantarse) y comenzó el curso algo nervioso, pero en cuanto derribó a unos cuantos en el tatami ya no se veía a un abuelete sino a un torbellino de energía.

Sin embargo, debo decir que se excede con los movimientos circulares, aunque explicó que lo hace por motivos pedagógicos: primero se empieza por movimientos lentos, amplios y circulares y con la práctica se convierten en rápidos, cortos y directos (como hace Tamura, por ejemplo). Verlo comerse el centro del uke y sacar el tigre de Shingu que lleva dentro fue lo mejor del curso. Pero lo bueno dura poco, y las técnicas circulares predominaron durante los tres días. Me habría gustado practicar alguna técnica directa, pero supongo que tendré que esperar al siguiente curso.

Éstas son las técnicas que recuerdo haber practicado durante el curso (se admiten correcciones):

Viernes, 29 de mayo de 2009:
Suwari waza:
shomenuchi Ikkyo (omote y ura)
katadori menuchi ude garami
Hanmihandachi waza:
katatedori kokyunage
Tachi waza:
munadori ikkyo (omote y ura)
munadori kokyunage
katatedori kokyunage ura (y variaciones: tenchinage, yonkyo, sankyo…)

Sábado 30 de mayo de 2009:
Tachi waza:
katate ryotedori kokyunage y shihonage (por el interior y el exterior)
katate ryotedori iriminage ura
Ryotedori tenchinage omote y ura
Ryotedori shihonage ura
Aihanmi katatedori iriminage ura
Ushiro waza:
Ryotedori ikkyo
Kokyu-ho

Domingo, 31 de mayo de 2009:
Suwari waza:
shomenuchi ikkyo con iniciativa
Hanmihandachi waza:
katatedori tenchinage ura
Tachi waza:
Shomenuchi iriminage ura
Katatedori ikkyo ura

(Continuará)

Anno Sensei

Motomichi Anno Sensei (1931-) es el sucesor de Hikitsuchi Sensei al mando del Kumano Juku Dojo en Shingu, donde estudia y enseña prácticamente desde que se inauguró en 1953. Fue alumno directo del Fundador durante sus últimos 15 años de vida, y es octavo Dan Aikikai desde 1978.
En enero de 2009 recibió en el Budokan de Tokio el premio de las artes marciales japonesas al servicio distinguido del Aikido (Japan Martial Arts Distinguished Service Award for Aikido), que cada año se concede a un instructor por su trayectoria. Otros premiados en convocatorias anteriores son Michio Hikitsuchi, Morihiro Saito, Rinjiro Shirata, Seiseki Abe, Seigo Yamaguchi, Hiroshi Tada y otros grandes shihan.


Anno Sensei era uno de los alumnos destacados de Hikitsuchi Sensei, junto con Tojima, Yanase, Isimoto y Clint George. En los vídeos de Hikitsuchi, siempre sale con Clint o con Anno como ukes. Acompañó a su maestro a varios cursos y demostraciones en América y Europa, y ahora está bastante activo, viajando mucho y enseñando el Aikido que aprendió del Fundador y de Hikitsuchi Sensei.

null
En youtube no hay muchos vídeos de Anno Sensei, algunos son muy antiguos y otros muestran a un maestro ya mayor y de movimientos suaves y sutiles; la escuela de Shingu tiene fama de ser dura y primitiva, pero en Aikido cada persona es un mundo. En mayo comprobaré personalmente cómo es el Aikido de Anno Sensei, y aquí os lo contaré.


——