Tag Archives: vídeos

La envidia me corroe (3ª parte)

No sé vosotros, pero yo me muero de ganas por ver los vídeos que está preparando Dani San, de Dojocam, sobre las clases a las que asistieron. Aquí un avance:

Las cuatro palmadas

No recuerdo muy bien si hay algún vídeo de O Sensei donde se vea el saludo completo que hacemos en el Kumano Juku, con las tres reverencias y cuatro palmadas. Cada vez que encuentro algo similar el plano empieza con una sola reverencia y cuatro palmadas. Veamos unos ejemplos:

Minuto 2:50:


Minuto 0:56:


Lo curioso del segundo vídeo, cortesía de Stanley Pranin (director de la revista Aikido Journal), es que las dos primeras palmadas son paralelas al suelo y las dos siguientes son ligeramente circulares. Ignoro si el montaje ha eliminado alguna reverencia previa, tendré que investigar un poco. Si encontráis el saludo completo en algún sitio, por favor, pasadme el enlace para que lo compartamos. Gracias.

Otra de aberturas

Mientras redacto la crónica del curso de Ishimoto Sensei en Mallorca os paso un vídeo que vimos el sábado por la noche (madre mía, cómo nos reimos).
Sólo una cosa, no pongo el enlace para criticar el arte, sino al artista:

Para fantasmadas, ésta

Como la semana pasada discutíamos sobre las escenas de Ame Agaru y nos parecían un poco fantasmas, he recordado de este vídeo, donde realmente hay una coreografía y el autor ha dejado volar su imaginación:

Está chulo, no se puede negar…

Una buena película de samuráis

Hola, el otro día, a través del blog de Luis Monchón (Musubi Aikido, Granada), descubrí una peli de samuráis que tenía muy buena pinta: Ame Agaru (después de la luvia). Os dejo un enlace a un vídeo con las tres escenas de lucha, que no están nada mal coreografiadas (aunque no me gusta cómo lo hace el actor, se nota un pelín artificial):

Ellos lo llaman hito emi, como el título del libro de Fidel Font Roig. Pero en la terminología de la línea Endo Sensei parece que significa otra cosa: esquivar con el cuerpo. Es algo que le encantaba a Charly Sensei, enseguida me ha recordado a él.

A lo que iba: recomiendo que todo el mundo interesado en las artes marciales vea esta película, especialmente si practicas Aikido, y no sólo por las escenas de lucha sino por los conceptos que se tratan en ella, la filosofía que subyace bajo la historia. No en vano, el guión es de Akira Kurosawa, que no llegó a poder dirigirla en vida. Una delicia.

Las aberturas en el Aikido 2ª parte

Hace un tiempo escribí una entrada sobre las aberturas, y cada vez que encuentro un vídeo o una foto donde veo algo que me parece una abertura lo guardo en mi sistema de anotaciones. A partir de ahora los iré publicando como partes de un artículo. En esta segunda parte os pongo unos vídeos filmados a cámara lenta, en los que aparecen las siguientes técnicas:

Chudan tsuki Kotegaeshi:

Yokomen uchi Shihonage:

Creo que se ve perfectamente cómo uke le perdona la vida a tori, porque lo tiene a tiro varias veces y de forma muy clara. Eso sí, los vídeos a cámara lenta quedan espectaculares. Podéis ver más en el siguiente blog:

http://irimi-tenkan.blogspot.com/2011/03/aikido-camara-muy-lenta.html

Repito lo que dije en la primera parte: no es una crítica directa a los aikidocas de los vídeos, si me filmo yo haciendo eso seguramente sería todavía peor. Son ejemplos de lo que debemos cuidar en los entrenamientos, y al que le toque salir en el blog, le pido disculpas de antemano.

¿Cómo pensáis que se pueden mejorar estas técnicas para no tener aberturas?

Herencia, transmisión y emulación

Nadeau Sensei, uno de los primeros alumnos occidentales de Morihei Ueshiba, le dijo una vez al Fundador: “Maestro, quiero hacer el Aikido de O’Sensei”. La respuesta que obtuvo fue: “Es extraño, debes de ser el único. Todos los demás quieren hacer ‘su’ Aikido”.
La cita original (en inglés): http://jackwada.blogspot.com/2006_11_01_archive.html

Creo que no soy el único que ha notado la diferencia que hay entre el Aikido que se ve en los vídeos del Fundador y el que practican el resto de sus alumnos, y no digamos los alumnos de sus alumnos, y tampoco el de los alumnos de los alumnos de sus alumnos… Tampoco se trata de proclamar, como hacen algunos, que el Aikido de tal escuela es el auténtico. El Aikido original murió el 26 de abril de 1969, cuando Morihei Ueshiba nos dejó para reunirse con los dioses. Lo que sí es cierto es que hay unas líneas más ortodoxas que otras, y aikidocas que prefieren el Aikido clásico al moderno. En mi caso, y sin juzgar a las demás líneas de trabajo, me declaro clásico y ortodoxo, y siempre intento beber de las fuentes originales y lo más próximas al Fundador que sea posible. Pero como hemos visto últimamente, los grandes maestros nos están dejando y cada vez es más difícil mantenerse en la línea de trabajo original.

Peter Goldsbury está escribiendo un libro sobre este problema, titulado Transmission, Inheritance, Emulation (se puede consultar por entregas y en un exquisito inglés en http://flintstonecom.blogspot.com/search/label/peter%20goldsbury). Os resumo su hipótesis, que da título a esta entrada:

Transmisión:

  1. Morihei Ueshiba no hizo ningún intento de “enseñar” los conocimientos y habilidades que poseía a sus deshi (alumnos internos).
  2. Estos último ganaron todos los profundos conocimientos y habilidades durante su tiempo como deshis, pero de ninguna manera está claro que adquirieran todo el conocimiento completo ni que todos los adquirieran el mismo nivel de conocimiento.
  3. Morihei Ueshiba parece no haber hecho ningún esfuerzo concreto para comprobar si sus deshis había comprendido lo que les había enseñado.

Herencia:

  1. Por otra parte, todo indica que a Morihei Ueshiba le importaba mucho transmitir el arte a las generaciones futuras y, finalmente, designó a su hijo Kisshomaru Ueshiba como sucesor y heredero del arte (marcial).
  2. Kisshomaru Ueshiba parece haber cambiado la herencia que recibió radicalmente, sin una clara reacción de su padre, de modo que se ha verificado que el aikido impartido por él y por sus sucesores en la actualidad ya no es el aikido Morihei Ueshiba.

Emulación:

  1. Al igual que los herederos de Morihei Ueshiba han transmitido sus conocimientos y habilidades a sus alumnos (deshi), también los deshi de Morihei Ueshiba pasaron sus conocimientos y habilidades a sus propios deshi, pero con diferentes grados de éxito, de manera que los conocimientos y habilidades de las generaciones presentes y futuras se hacen y se harán cada vez más variadas en calidad, en proporción a lo lejos que estén de la fuente.
  2. El hecho de que muchos de estos deshi viven fuera de Japón y que el aikido se ha convertido en un arte japonés más practicado fuera de Japón que en Japón ha afectado profundamente y está afectando profundamente a su carácter esencial.

Yo no lo podría explicar mejor. Sólo añadiría otro problema que afecta al primer punto, la transmisión: que O’Sensei no entrenaba igual en la capital con alumnos ricos como Koichi Tohei o Yamada Sensei que en las pequeñas poblaciones pesqueras o de montaña como Shingu, Osaka o Iwama, con alumnos leñadores o pescadores, duros como rocas, que te agarraban una muñeca y no te soltabas ni a tiros. Tampoco se sentía igual en Shingu (en Kumano, muy cerca de Tanabe, su ciudad natal), en su casa-granja de Iwama o en la capital, donde consta que no se encontraba muy a gusto. Esto también explica la diferencia que se observa entre los deshis de cada zona.

O’Sensei viajaba constantemente. Está documentado que de cada mes pasaba (más o menos) una semana en Iwama, otra en Tokio, otra en Shingu y otra en Osaka. El resto del tiempo las clases en esos dojos las daban los deshi de O’Sensei: Hikitsuchi en Shingu, Abe en Osaka, Saito en Iwama y Kishomaru, Tohei y Yamaguchi en el Hombu Dojo. Es evidente que hacía otras visitas y que había otros grandes maestros, pero estos son los más importantes para el Fundador. Hikitsuchi (adoptado por O’Sensei a los 14 años) en Shingu (10º Dan), en Kumano, donde iba a rezar a los templos sagrados de la zona y a las cataratas Nachi, donde tuvo su primera iluminación; Abe en Osaka (10º Dan), su maestro de caligrafía y su mejor amigo, con quién le agradaba mucho conversar y practicar; Saito (9º Dan) en su casa de Iwama y en Tokio su propio hijo, Tohei (10º Dan recibido tras la muerte del Fundador), uno de sus alumnos más antiguos y Yamaguchi (9º Dan), el mejor de sus deshi en el Hombu Dojo.

El caso es que, si vemos los vídeos de estos grandes maestros, se nota enseguida que hay grandes diferencias. En mi opinión, el que consiguió acercarse más a O’Sensei fue Hikitsuchi, seguido de Abe y después de Saito. Yamaguchi sería el siguiente, y a mucha distancia Tohei y Kishomaru, las dos personas que más cambiaron el Aikido que recibieron y que de alguna manera originaron el cacao que vive el Aikido moderno. Recomiendo la lectura del libro de suenaka Sensei: Aikido completo, del que ya os hablé anteriormente, https://blogs.ua.es/danielrodriguez/2009/03/02/aikido-completo-de-roy-suenaka/. En él se describe con todo detalle esta situación.

Bien, lo que tenemos hoy por hoy es un revuelto de maestros y líneas de Aikido entrenando dentro y fuera de Japón, cada cual más diferente. Por ejemplo, en España tenemos a seguidores de Tamura, de Tissier, de Endo Sensei, de Anno Sensei a través de Gerard Blaize o de Diego Espinosa, Kitaura Sensei, Yamada en Mallorca, etc., todos ellos pertenecientes al Aikikai. Si a eso le sumamos la línea del Aikido Tradicional, Kisei Aikido, Yoshinkan, Yoseikan y demás líneas emancipadas del Aikikai, el lío está servido.

Si llevas poco tiempo en esto de las artes marciales, quizás estés sorprendido; he pensado que mejor es demostrar lo que cuento aquí, y nada más fácil: a continuación pondré unos vídeos del Fundador, de Hikitsuchi Sensei, de Anno Sensei, Charly Díez, Gérard Blaize, Diego Espinosa y Sisko Morera, todos del Kumano Juku Dojo, Shingu, Japón:

O’Sensei:

Hikitsuchi Sensei:

Hikitsuchi y Charly Senseis:

Charly Sensei:

Anno Sensei:

Gérard Blaize:

Diego Espinosa Sensei:


Sisko Morera (la señora rubia que entrena en la parte izquierda; siento no poder ofrecer un vídeo mejor, pero los ha borrado todos):

Tampoco se trata de que seamos todos clones de nuestros maestros. Podemos y debemos adaptar las técnicas a nuestras características físicas y anímicas, e incluso inventar técnicas nuevas (contra ataques nuevos) manteniendo los principios generales del Aikido. Pero siempre debe notarse quién es tu maestro, y si vemos estos vídeos nos sorprenderá saber que todos estos maestros (excepto Morihei Ueshiba, claro) entrenaron directamente con Hikitsuchi. La pregunta es: ¿podemos y queremos hacer el esfuerzo de volver a la raíz dentro de lo posible? Creo que los pequeños cambios son inevitables, pero lo que se ve aquí (y esto pasa en todas las escuelas y líneas del Aikido) es un cambio de actitud entre unos y otros muy notable. Hablo desde la tristeza, porque veo que el legado de Hikitsuchi se está perdiendo y no costaría tanto mantenerlo vivo. A veces, cuando me deprimo, me pongo los vídeos de Hikitsuchi o de Clint George y se me quita todo, tienen una energía y al mismo tiempo una suavidad increíbles. En fin, que todos los trabajos son muy interesantes, pero si nos pareciéramos todos más a Hikitsuchi no le echaría tanto de menos (y eso que no le he visto en mi vida).

Si no os gustan estos ejemplos, estoy abierto a poner todos los vídeos que digáis, o vosotros mismos podéis poner los enlaces en los comentarios.

Principios básicos del Aikido I: kihon y Ki No Nagare

Hace tiempo que os quiero hablar de estos conceptos: Kihon y Ki No Nagare.

Kihon o Kihon Waza significa técnicas básicas; en este primer nivel se trabaja el repertorio técnico del Aikido desde una posición estática y dejando que uke complete su ataque (por ejemplo, dejando que agarre a tori). En esta fase tenemos que trabajar sintiendo la energía del adversario y reconduciéndola sin oponer resistencia, muy despacio y de manera controlada, como vemosen este vídeo:

Ki No Nagare es un segundo nivel en el que se practican las mismas técnicas pero con un espíritu diferente, enfatizando el trabajo del Ki, trabajando en movimiento constante y con la máxima fluidez; aquí no dejamos que nos agarren ni nos toquen, hay una mayor anticipación a los ataques y desde luego, es mucho más espectacular. Podríamos decir que es un entrenamiento más realista; hay que tener cuidado, sobre todo durante los primeros años de práctica, de no intentar trabajar demasiado Ki No Nagare, pues nos saldrá todo mal, acabaremos haciendo fuerza para acabar las técnicas y trasladaremos los vicios adquiridos a la práctica de Kihon Waza. Hay que tener paciencia y dejar el trabajo de Ki No Nagare para un pequeño rato en cada clase y para los niveles avanzados, aunque sea más divertido y se sude más.

La mayoría de las exhibiciones y vídeos de Aikido muestran a los aikidokas practicando Ki No Nagare, podemos verlo en cualquiera de los randoris de los vídeos de esta entrada, como éste (cuidado, comienza con un poco de Kihon):

Pero muchos practicantes de Aikido se quedan con ganas de más, como si tuvieran la sensación de que hay un tercer nivel escondido, y lo cierto es que lo hay: es el Budo en su estado más puro. Yo sólo he visto a O’Sensei y a Hikitsuchi Sensei practicar este nivel:



La famosa demostración de Hikitsuchi ante Jimmy Carter:

Al final de este precioso vídeo, vemos a Hikitsuchi haciendo un poco de Ki No Nagare y a partir del minuto 2:20 saca el Budo a pasear:

O en este otro a partir de los primeros 30 segundos:

Mi primer maestro, Charly Sensei, practicaba con nosotros los tres niveles del Aikido, como buen alumno de Hikitsuchi Sensei, y hay que decir que el Budo sólo se ejercitaba muy de vez en cuando, como debe ser: la gente se puede confundir y pensar que el Aikido de Hikitsuchi es todo golpes y tortazos o que eso no es Aikido. La realidad es que el tercer nivel es el más efectivo y nos puede librar de un problema en la calle (lo sabemos por experiencia, alguno de nuestros compañeros ha tenido que usarlo y gracias a eso puedo hoy contarlo), porque en el amor, como en la guerra, todo vale. Si se acerca un problema, no debemos dejar que entre en nuestro círculo, y debemos expulsarlo con cariño y compasión, pero con contundencia si es necesario. Siempre adaptándonos a las circunstancias, si podemos salir del apuro con Ki No Nagare, adelante.

Actualmente el Dojo Cho del Kumano Juku Dojo, Anno Sensei, trabaja mucho un Kihon Waza expandido, alargando circularmente las técnicas. Su teoría es que si eres capaz de trabajar una versión larga de la técnica, te costará menos hacerla corta. Este nuevo Kihon Waza, que se aparta bastante del de O’Sensei y del de Hikitsuchi Sensei, lo está trabajando mucho Diego Espinosa, responsable del Kumano Juku España. La lástima es que, a pesar de que es un concepto interesante, el Budo se está dejando de entrenar, y no sé si se llegará a perder con el tiempo. Creo que nuestra misión es sumar los dos trabajos, el clásico del Kumano Juku Dojo con esta versión más contemporánea.

ACTUALIZACIÓN (04/03/2011): antes el último párrafo decía “Actualmente el Dojo Cho del Kumano Juku Dojo, Anno Sensei, ha introducido un cuarto nivel, a caballo entre el Ki No Nagare y el Budo, aunque esto es sólo mi impresión porque a lo mejor se trata de un Ki No Nagare expandido: un trabajo mucho más circular donde se trabaja mucho la no-resistencia y que es menos realista, pero no menos interesante. La lástima es que el Budo se está dejando de entrenar, y no sé si se llegará a perder con el tiempo. Pero como a mí me gusta sumar conocimientos, intentaré mantener todos los trabajos que he practicado, buscando siempre el equilibrio.”

Otra de tortazos

O’Sensei no deja de asombrarme. Aquí lo tenemos poco antes de su muerte, con 84 años, acabando la mayoría de las técnicas con un tortazo a la cara del uke (obviamente, estos se tiran al suelo antes de recibir una dosis letal de energía):

Otra de las curiosidades es comprobar cómo Hikitsuchi le acompañaba siempre que podía; se le ve al principio y al final, haciendo de uke con el boken y recibiendo un tsuki en toda la cara.