Controlar la agresión, no al agresor

Éste es más o menos es cartel que he preparado para la apertura de grupo en el Judo Club de Alicante; ha llegado la hora de crecer después de una temporada encerrados en modo <preparar examen ON>.

Hasta aquí nada extraño, todo normal; busca una foto que transmita el objetivo de nuestra escuela, acompáñalo de una cita del Fundador… un momento aquí hay algo raro: que yo recuerde la frase era “controlar al agresor sin producir daños”. Lo compruebo, miro el libro El arte de la paz y efectivamente la frase es “controlar la agresión”.

¡Anda! controlar la agresión… no es lo mismo que controlar al agresor, que es lo que hemos estado haciendo todos estos años (ya vamos para 13). Trabajar sobre la agresión es trabajar sobre la energía negativa del oponente sin tener nada contra él. Automáticamente me viene a la mente la historia que nos contó Tim Demter, alumno directo de Hikitsuchi Sensei:

Cuando Hikitsuchi Sensei me llamaba de uke y me hacía la primera técnica toda mi frustración o mala leche de ese día desaparecía como por arte de magia; con Hikitsuchi Sensei no sentía que me estaba haciendo la técnica a mí sino a mi energía.

Supongo que esto es lo que pasa cuando se le dedica un tiempo a un arte tan difícil: cuando cierras una puerta se te abren 100 ventanas. ¿Ahora cómo demonios vamos a aprender a controlar la agresión? Ya tengo mi pregunta difícil para Diego Sensei el próximo curso en Alicante:

7 thoughts on “Controlar la agresión, no al agresor

  1. Te felicito Daniel, no dejas de sorprenderme, después de leer tus dos artículos demuestras que has aprendido lo más difícil, una vez se despierta el resto es más sencillo, sólo hay que ponerse en pie y empezar a caminar, el resto será una consecuencia, cuida de los compañeros de Aikido de Elche y nos vemos pronto

  2. Magnifico resumen del sentido de la práctica de Aikido. En palabras de Diego Sensei ” Las técnicas son una herramienta para trabajar sobre uno mismo…” “..tener experiencias…” Me encanta el resumen y no entiendo ya como se puede practicar de otra forma… Nos encantará recibirte en el dojo aqui en palma… las clases de ahora son unas masterclass alucinantes cada una, enganchan…
    Sobre la aplicación en la vida cotidiana….eso es otro cantar sobre el que me gustaría charlar con una cerveza en la mano…
    Y para recuperar esa cara vuelve a meterte en un rio de montaña, será un camino mas corto, un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *