Pequeñas cosas que aprender III: cómo doblar una hakama

Bueno, ahora en serio:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *