El segundo matrimonio de Felipe II, fue con la prima de su padre: Maria I de Inglaterra también conocida como Maria Tudor. Era, desde luego, un matrimonio político; a Maria Tudor le interesaba apoyos contra el anglicanismo y a Felipe II el apoyo de Inglaterra contra los Países Bajos y ambos aislaban a Francia.

Tras el cisma abierto por Enrique VIII con Roma, María Tudor deseaba recuperar la confianza del papado y regresar al redil del catolicismo, como buen hijo pródigo. Este será el objetivo primordial de su política, no dudando en realizar algunas persecuciones y ejecuciones de protestantes, lo que le valdrá el apelativo de Bloody Mary, María la sangrienta. María era hija de Enrique VIII y Catalina de Aragón por lo que apenas contaba con posibilidades de ocupar el trono de Inglaterra. Había nacido el 18 de febrero de 1515 y pasó una infancia feliz. Pronto se pensó en casarla, eligiendo como marido a su primo, el emperador Carlos V. Cuando los preparativos se iniciaron, en 1522, María tenía siete años y el novio 22. Desde ese momento su educación cuidadosa, aprendiendo latín, francés, castellano e italiano. Así mismo, aprenderá solfeo y canto. Pero Carlos cambió de planes y en 1526 se casaba con Isabel de Portugal, dejando a María compuesta y sin novio. Para colmo, el enlace de Enrique VIII con Ana Bolena provocaba la declaración de María como hija bastarda, quitándole el título de princesa de Gales y viendo como su madre era encerrada en el castillo de Kimbolton. Es de suponer que todos estos trances provocaron una gran tristeza en la joven María, conocida desde ahora como lady Tudor.
Con el ascenso al trono de su hermano Eduardo VI (1547), hijo de Enrique y su tercera esposa, Jean Seymour, el gobierno queda en manos de lord Eduardo Seymour, tío del rey. María es acusada de provocar revueltas para volver al catolicismo lo que motivará su encarcelamiento.
Tras el fallecimiento de Eduardo VI en 1553, y a pesar de nombrar heredera a lady Jean Grey, María contó con el apoyo popular para acceder al trono.

Como hemos dicho anteriormente, en la política por recuperar el catolicismo como religión oficial del país debemos entender su matrimonio con Felipe II, el 25 de julio de 1554, incluso contando con la oposición del pueblo y del Parlamento. De todas formas, se dice que tras haber visto Maria el cuadro de cuerpo entero pintado por Tiziano (ahora expuesto en el Museo del Prado), María declaró haberse enamorado de él. Por el lado contrario, Felipe no aceptaba de buen grado este enlace, llegando a decir “que partía para Inglaterra como el que parte para una cruzada”. La pareja pasó la luna de miel en el castillo de Windsor, recibiendo la bendición del tálamo nupcial del obispo de Winchester.
 
De esta manera, profundamente enamorada de Felipe, María decidió unilateralmente apoyar a su marido en las guerras contra Francia. La pérdida de Calais provocó el distanciamiento con su pueblo, indicando que la política de María no era aceptada, motivando su inmediata sustitución tras su fallecimiento, el 17 de noviembre de 1558, posiblemente víctima de una peritonitis tuberculosa, dejando abierto el camino para el ascenso al trono de Isabel I.

Como se ha dicho, la ceremonia tuvo lugar en la Catedral de Winchester el 25 de Julio de 1554, dos días después de su primer encuentro.

 

La Catedral de Winchester, en Winchester, condado de Hampshire es una de las mayores catedrales de Inglaterra y uno de los ejemplos del gótico perpendicular.

Posee la nave más larga y, en conjunto, la mayor longitud de todas las catedrales góticas europeas. Está consagrada al culto de la Santísima Trinidad y de san Pedro y san Pablo. El obispado se trasladó a Winchester desde Dorchester-on-Thames en el año 679. El más importante de los obispos sajones fue san Swithin, y su custodia se conserva en el templo de Winchester, por lo que se convirtió en un gran centro de peregrinación. Bajo los normandos el santuario fue reconstruido y alcanzó un tamaño enorme. En la última década del siglo XI, se terminaron la cripta y los transeptos, que permanecen igual que entonces. El resto del edificio fue modificado durante los siglos XIV y XV. William de Wykeham, obispo desde 1367 hasta 1404, comenzó la reconstrucción de la nave principal en estilo gótico. La obra fue continuada por su sucesor, el cardenal Henry Beaufort, y se prolongó a lo largo de la década de 1530. Si por fuera es impresionante no lo es menos el interior, por su tamaño, grandeza y la calidad de sus esculturas y piezas decorativas. Pocas catedrales pueden rivalizar con la de Winchester por el esplendor de sus capillas corales, en honor a antiguos obispos, como Wykeham y Beaufort. Guillermo II el Rojo, muerto mientras cazaba en New Forest, en el año 1100, está enterrado bajo una sencilla losa del coro.

Y un atractivo más de la catedral fue el escenario de la boda de María I Tudor y Felipe II en 1554 tal y como ya hemos comentado.

 

2 Respuestas a “Segundo Matrimonio: Maria I de Inglaterra”
  1. Bonita Catedral. Le sobra el soldado.

  2. El cuadro es bonito, aunk no esk sea mu gapa…
    no podian aber echo la foto cuando no pasara nadie?
    ai k ver………………..