Capítulo 30: De las ideas reales y fantásticas

 “Otra clasificación de las ideas las podemos hacer en la siguiente consideración tripartita. a saber: Primero, reales o fantásticas; segundo, adecuadas o inadecuadas; tercero, verdaderas o falsas. Y primero, por ideas reales quiero decir aquellas que tienen fundamento en la naturaleza. Las ideas simples son todas ideas reales.”

Capítulo 31: De las ideas adecuadas e inadecuadas

“Las ideas adecuadas son aquellas que representan perfectamente a sus arquetipos. Las ideas simples son todas adecuadas.  Los modos son todos adecuados.”

Capítulo 32: De las ideas verdaderas y falsas

“Ninguna idea, en cuanto apariencia a la mente, es verdadera o falsa. En cuanto a las referidas a las existencias reales, ninguna de nuestras ideas puede ser falsa, salvo las sustancias. […] En sí mismas, las ideas no son ni verdaderas ni falsas. Las ideas son falsas, primero, cuando se juzga que están de acuerdo con la idea de otro hombre, sin estarlo;[…] segundo, cuando se juzga que están de acuerdo con la existencia real, sin estarlo; […] tercero, cuando se juzgan ser adecuadas, sin serlo; […] y cuarto, cuando se juzga que representan la esencia real.”

Los comentarios no están permitidos.