Tag Archives: católica

María Bautista Pérez de Torres

María Bautista Pérez de Torres nació en Orihuela el 18 de febrero de 1892. Perteneciente a una familia católica y tradicionalista, destacó por su labor humanitaria, religiosa y política en la capital de la Vega Baja.

       María Bautista Pérez de Torres. Fuente: Archivo Municipal de Orihuela (A.M.O) 

 Perteneció a la Congregación de Hijas de María de Orihuela. A finales de marzo de 1936 la Junta de “Damas Margaritas” le confirió el cargo de delegada local de una asociación tradicionalista de mujeres, conocida como Socorro Blanco (en contraposición al Socorro Rojo comunista). Entre sus funciones destacan la comunicación, reparto de víveres y ropas a los presos que se encontraban en la cárcel de San Miguel (actual Seminario de Orihuela) y en el campo de trabajo de Albatera, además de consolarles de su infortunio e infundirles la esperanza del “triunfo nacional”.

                                              Cárcel de San Miguel. Archivo Cánovas Seiquer

El Canónigo Lectoral de la Catedral de Orihuela, D. Elías Abad Navarro, le dedicó una obra titulada “Una heroína orcelitana bajo la Dominación roja”. En dicha obra recoge toda la labor que desempeñó María Bautista, ofreciendo documentos que acreditan el trabajo del Socorro Blanco, con nombres y apellidos de más de una treintena de personas a las que escondió en su casa, de diferentes localidades de la provincia de Alicante como Callosa, Crevillent, Aspe o Elx, y de oficios varios (frailes, sacerdotes o médicos); así como donantes y cantidades que entregaron a la asociación o testimonios de presos agradeciendo su labor “humanitaria”.

“Una heroína orcelitana bajo la dominación roja” de Elías Abad Navarro. (A.M.O)

Testimonio de Ángel García Rogel. Orihuela, 19 diciembre 1939 (A.M.O)

Su casa fue refugio de contrarios al gobierno republicano, además de centro de conspiraciones nacionalistas. María Bautista llevaba las Sagradas Formas a casas de particulares con su sobrina María del Pilar Gil Torres de un año en brazos,  con una cajita disimulando, ya que nadie podía figurarse que la niña pudiera llevarlas.

 

Autoras: Judit García y Ángela Pérez

Fuentes: 

  • ABAD NAVARRO, E. Una heroína orcelitana bajo la dominación roja. Domenech S.A., Valencia
  • Campo de Concentración de Albatera. En: Ayuntamiento de San Isidro (online). Consulta 24 de febrero de 2022. Disponible en:  https://sanisidro.es/turismo/para-visitar/campo-de-concentracion-de-albatera/
  • CASTAÑO, Agustín; CASTAÑO, Ricardo (2011). Orihuela y la Guerra Civil. En: La Orihuela de Miguel Hernández (1910-1942), p. 47
  • Mazón, Antonio J (2021). Campo de Trabajo de San Miguel. En: Oriola vista desde el puente de Rusia (online). Consulta 24 de febrero de 2022. Disponible en: https://oriola-vdpr.es/?p=9772

María Piniés Roca de Togores

      María Piniés Roca de Togores perteneció a una familia tradicionalista de aristócratas oriolanos de la Baronía de la Linde, adheridos a Falange y relacionados con José Antonio Primo de Rivera. 

     Debido a la Ley de Defensa de la II República, la cual prohibía la ostentación pública de símbolos religiosos, a finales de enero de 1932 un grupo de oriolanas católicas, encabezado por Piedad Roca de Togores (marquesa de Rubalcava), Mercedes Echavarría Wandosell (marquesa de Arneva), Rosa Roca de Togores, Teresa Pescetto y Dolores Javaloy, entres otras, se reunieron en la Plaza de Caturla, donde se ubicaba el Círculo Tradicionalista de Orihuela, y se dirigieron hacia el Ayuntamiento en busca del alcalde, Lucas Parra, en protesta por la retirada de crucifijos de las escuelas, pero no lo encontraron. 

       Esta espontánea manifestación no autorizada fue subiendo de tono y no tardaron en llegar los enfrentamientos con concejales y jornaleros de izquierdas. El Centro de Fomento, la Casa Social Católica y el Centro Tradicionalista fueron clausurados y hombres y mujeres tradicionalistas fueron multados. María Piniés Roca de Togores fue condenada a pagar una multa de 500 pesetas por llevar un crucifijo con lazos de la bandera bicolor. Como se negó a pagar la multa, fue encarcelada durante 15 días en la cárcel de mujeres de Valencia. 

      La implicación de las mujeres católicas en Orihuela fue todo un éxito, y el hecho de ir a prisión por defender la cruz se convirtió en un honor para las mujeres católicas. El Día de Alicante recoge que el alcalde de Orihuela se había enfrentado a punta de pistola contra unas católicas. 

       Desde la prensa católica no cesaban los llamamientos y elogios a las mujeres católicas por defender los símbolos católicos.  La Lectura Popular recoge las palabras de Lerroux, fundador del Partido Republicano Radical: “¿Es posible admitir la idiotez de los que creen que se extingue un sentimiento religioso persiguiendo al crucifijo? ¡Que se lo pregunten a las buenas mujeres del pueblo oriolano, que se lo pregunten a esas amazonas de Cristo!”

Palacio de la Linde. Colección Sánchez Portas

Fuentes

  • El Día, 30-I-1932 
  • Lectura Popular, 15-IV-1932
  • Mazón Albarracín, A. (2010) La II República y la Guerra Civil en Orihuela vistas desde el Puente de Rusia, pp. 100-101

Autora: Ángela Pérez García 

Antonia Tro Orihuel

Antonia Tro Orihuel nació en Benissa (Alicante). Fue presidenta del “Sindicato de Obreras de Oficios Varios”, conocido popularmente como “Sindicat de l’Agulla”, un sindicato exclusivamente femenino y de carácter católico, compuesto por modistas y cosedoras de Benissa. Antonia Tro fue presidenta de diciembre de 1931 a enero de 1934, hasta que fue sucedida por Antonia Bisquert Rosselló.

Autora: Ángela Pérez García

Fuente

  • Llopis i Sendra, (2019)  “Biografies de dones de Benissa durant la II República (1931-1939)” Wikidones Benissa 2019 [en línea] Consulta: 09 abril 2022. Disponible en: http://www.ajbenissa.esi/19/BIOS_ES_val.pdf

Matilde Pérez Mollà

Natural y vecina de Quatretondeta (El Comtat, Alicante). Fue nombrada alcaldesa de dicha localidad el 27 de octubre de 1924, convirtiéndose así en la primera alcaldesa de España, no elegida democráticamente, sino designada en la dictadura de Miguel Primo de Rivera.  Estuvo casada con el alcoyano Rafael Blanes Serra, con el que vivió en Cartagena y tuvo una hija. Se trasladaron a Quatretondeta en 1913, falleciendo su marido un año después y convirtiéndose ella en la cabeza de familia.

Durante la dictadura se designó un nuevo ayuntamiento, y entre esos 6 concejales, había una mujer: doña Matilde Pérez Mollà. Fue designada en 1924 por el gobernador civil y militar de la provincia de Alicante, Cristino Bermúdez de Castro. Fue alcaldesa de Quatretondeta durante seis años, hasta el 1 de enero de 1930. 

Matilde fue elegida porque era una mujer perteneciente a la familia más pudiente de Quatretondeta, ‘la senyora vella’. Una mujer con una autoridad indiscutible, conocida por su cultura y su formación y, en definitiva, afín a la dictadura. No obstante, este es un hecho transgresor, que contrasta con la norma general de la época, donde este tipo de espacios estaban  reservados solo para los hombres. Matilde sabía escribir, tocar el piano, coser… y daba clases -gratis- de ello;  era una mujer culta, con buenos contactos. Diario de Alicante a 31 octubre 1924. “La primera alcaldesa de España”

Durante su mandato se mejoraron las condiciones de vida del pueblo: Impulsó la construcción de una carretera que uniera al pueblo con la vecina localidad de Gorga, conectando así toda la producción del pueblo en el eje económico de la comarca. Además trajo la luz a los vecinos del pueblo, lo cual era un emblema de modernidad.

 

Autora: Ángela Pérez García 

Fuentes:

Gadea, L. (2004) “La primera alcaldesa, en la corte de Alfonso XIII”. El País [en línea] Consulta: 04 marzo 2022. Disponible en: 

https://elpais.com/diario/2004/10/27/cvalenciana/1098904686_850215.html

“Matilde Pérez Mollà (1858-1936)”. Serie documental Valentes À punt. Episodio 8, Temporada 1. 30 julio 2018 [en línea] Consulta: 04 marzo 2022. Disponible en: https://www.apuntmedia.es/programes/valentes/temporada-1/30-07-2018-matilde-perez-molla-1858-1936_134_1392726.html