Tag Archives: pedagoga

Solanich Lacombe, Mª Socorro

Nació en la provincia de Valencia en 1870. Fue maestra de la Escuela
graduada Aneja de niñas de Alicante desde 1911 y directora de la misma,
centro que en los años veinte impartía además clases nocturnas para obreras,
organizadas por su directora. En el curso 1926-27 comenzó a trabajar como
profesora en la Escuela Normal de Maestras, al ser Regente de la Escuela
Aneja.
Durante la dictadura de Primo de Rivera, fue nombrada concejala, siendo
designada suplente de concejal-jurado, vocal de la Comisión de Instrucción
Pública y de la Comisión Especial del Ensanche. Desde diciembre de 1924 a
febrero de 1930 se interesó junto a dos compañeras concejalas, Catalina
García-Trejo y Cándida Jimeno Gargallo, por conseguir mejorar las condiciones
de los locales escolares y aumentar el número de plazas dada la escasez de
escuelas públicas.
Durante la guerra fue separada del servicio por jubilación anticipada. Al finalizar
la misma, pasó el expediente de depuración franquista sin ningún problema y
fue confirmada en su cargo de directora de la graduada Aneja de Niñas en
1940. En el mismo curso se jubiló a los 70 años.

Autora: Isabel Domenech Jiménez

Bibliografía:
-AGA, Legajo 14, Caja (5) 1. 30 32/12 296, Expediente 22-29
-AHPA, Caja EC-G 553, Nóminas de maestros de 1939 y Caja EC-G 554,
Nóminas de 1940
Diario de Alicante, 20-7-1919,
La voz de Levante, 20-6-1930,
El Luchador, 19-5-1922

-BELTRÁN REIG, José Mª: La enseñanza en la ciudad de Alicante. Primer
tercio del siglo actual. Instituto de Estudios Alicantinos. Diputación Provincial.
Alicante, 1976.

Cándida Jimeno Gargallo

Nació el 14-9-1875 en la provincia de Zaragoza. A principios de siglo, trabajó como maestra en Alcocer (Guadalajara), pero decidió ampliar estudios y en 1911 fue nombrada profesora de Letras en la Escuela Normal Superior de Maestras de Cádiz. Ese mismo año se trasladó a la Escuela Normal de Maestras de Alicante, situada en la calle López Torregrosa, nº1.

Formó parte del Ayuntamiento de Alicante durante la dictadura de Primo de Rivera, como sustituta de teniente de alcalde, vocal de la Comisión de Instrucción Pública, de la Comisión de Beneficencia y de la Asociación Alicantina de Caridad. En su toma de posesión en 1924, reconoció que en un principio sentía miedo de ocupar los cargos municipales, pero afirmó que los asumiría en representación de las mujeres y reclamó respeto para su labor.

Desde estos cargos municipales, juntos a sus dos compañeras concejalas, Catalina García-Trejo y Mª del Socorro Solanich, trabajó por conseguir mejorar las condiciones de las instalaciones escolares e incrementar el número de plazas en escuelas públicas.

Continuó trabajando en la Escuela Normal con la llegada de la II República en 1931.

Autora: Isabel Domenech Jiménez

Bibliografía

-Archivo de la Facultad de Educación de Alicante (UA). Expediente personal, Libro de registro de títulos administrativos del personal técnico, administrativo y subalterno de esta Escuela Normal de Maestras de Alicante.

-Diario de Alicante, 20-7-1919 y La Voz de Levante, 20-6-1930

-La Crónica, Guadalajara, 27-9-1902

-BELTRÁN REIG, J.Mª.: La enseñanza en la ciudad de Alicante. Primer tercio del siglo actual. Instituto de Estudios Alicantinos, Diputación Provincial de Alicante, Alicante, 1976.

Catalina García-Trejo del Campo

Nació en Alpera (Albacete) el 7 de junio de 1870. Preocupada por los problemas sociales dentro y fuera de la escuela, mostró ideas avanzadas para su época en algunos temas, como la importancia del ejercicio físico al aire libre. Podría encuadrarse dentro de una corriente higienista, sumada a su ideología monárquica y católica, admiradora de la obra de los pedagogos católicos Andrés Manjón y Pedro Poveda.

Estudió magisterio en la Escuela Normal de Murcia y obtuvo el título de Maestra Superior en 1903, comenzando a impartir clases en la Escuela Normal de Maestras de Alicante. En esta ciudad desarrolló una amplia actividad social. En mayo de 1904, a propuesta del Gobernador Civil, fue nombrada vocal de la Sociedad “Fomento de las Artes” y profesora de “Corte y Confección” para obreras, en la misma Sociedad, por cuya labor fue felicitada en la prensa alicantina. También colaboró con el Patronato Nacional para la represión y trata de blancas, la Junta de la Sociedad “Los Previsores del Porvenir” y la Junta Provincial de “Protección a la Infancia” de Alicante.

Además, en su faceta como docente, en septiembre de 1908 creó y dirigió el periódico profesional El Magisterio de Alicante, que se convirtió en portavoz de las reivindicaciones profesionales de los maestros. Por su trabajo Escuelas al aire libre fue premiada en la Sección de Bellas Artes de la Exposición Regional de Valencia de julio de 1909. En esta publicación afirmaba que las colonias debían ser mixtas para facilitar el conocimiento entre los sexos, el respeto y la fraternidad entre todas las clases sociales. Obtuvo numerosos premios y reconocimientos por sus trabajos sobre Escuelas de párvulos, Cursos libres para la enseñanza de la mujer o Colonias Escolares. En febrero de 1912, fue nombrada presidenta honoraria de la Federación Nacional Escolar, sección Alicante.

En 1913 se trasladó a la Escuela Normal Superior de Maestras de Jaén, ciudad en la que conoció a Pedro Poveda y a Josefa Segovia. En 1917 se trasladó a Albacete. Tres años después volvió a la Escuela Normal de Alicante como auxiliar interina de Pedagogía. A su regreso, fundó un internado femenino, teresiano, que abrió en 1924 en la calle Castaños, nº 22, para alumnas de primaria, bachiller y magisterio.

Su participación en la organización de colonias comenzó en 1914 y se prolongó hasta los años treinta. Fue responsable de colonias en Chirles, Callosa d’Ensarriá, Fabraquer, Monnegre, Benidorm, Alcoy o Biar. A partir de 1928 fue organizadora y directora de las Colonias Escolares Reina Victoria de la Junta antituberculosa establecidas en Fabrequer. Entusiasta de los aspectos higienistas y asistenciales de la educación en general, organizó un cursillo de educación física en junio de 1928 en la Escuela Normal Femenina.

En diciembre de 1924, fue designada para formar parte del Ayuntamiento de Alicante junto a dos maestras más. Fue nombrada teniente de alcalde, presidenta de la Comisión de Instrucción Pública, así como vocal de la Junta Local de Primera Enseñanza y de la Junta Provincial de Instrucción Pública, cargos desde los que intentó mejorar las condiciones de los locales escolares y aumentar el número de plazas ya que la ciudad contaba con escasas escuelas públicas.

 

Las tres primeras concejalas de Alicante. Mundo Gráfico, 24-XII-1924

 

Desde 1929 y durante la II República, se encargó de las clases de Derecho y Legislación Escolar de la Escuela Normal. También desempeñó el puesto de auxiliar Bibliotecaria y, por enfermedad del titular, de las clases de Paidología y Organización Escolar.

Jubilada en abril de 1937 como auxiliar numeraria de la Sección de Pedagogía, volvió a su plaza el 1 de abril de 1939. Fue encargada, junto a otras profesoras, de la depuración de la biblioteca del centro. Se jubiló en 1941 con 71 años.

Autora: Isabel Domenech Jiménez

 

Bibliografía:

  • Archivo de la Facultad de Educación (UA): Expediente personal y Libro de registros de Títulos Administrativos de la Escuela Normal de Alicante.
  • El Correo, 15-1-1925.
  • Diario de Alicante, 20-7-1919 y 25-8-1931
  • La Voz de Levante, 20-6-1930
  • ABC, Madrid, 20-4-1930 en http:/www,hemeroteca.abc.es/na… (15-10-2009)
  • BELTRÁN REIG, José Mª.: La enseñanza en la ciudad de Alicante. Primer tercio del siglo actual. Instituto de Estudios Alicantinos, Diputación Provincial de Alicante, Alicante, 1976
  • CASES SOLA, Adriana: Mujeres y movilización en Alicante (1923-1939) en http://www.comunicacionesencuentro_googlepages.com/CASESSOLAA_MujeresymovilizacF3nenAl.pdf   (20-10-2009)
  • MAYORDOMO, Alejandro y AGULLÓ, Mª Carmen: La renovació pedagógica al País Valencià. Universitat de València. València, 2004
  • MORENO SECO, Mónica: Conflicto educativo y secularización en Alicante durante la II República (1931-1936). Instituto Juan Gil-Albert. Consellería de educación, Alicante, 1995
  • PAZ VELÁZQUEZ, F.: Las Academias, en http://www.booksgoogle…isbn:842771611  (20-10-2009)
  • SILES GONZÁLEZ, José: La estructura familiar y función social de la mujer en Alicante (1868-1936). Instituto Juan Gil-Albert, Consellería de Educación, Alicante, 1982.
  • ORTUÑO MARTÍNEZ, Bárbara: “Catalina García-Trejo del Campo. Modernidad pedagógica y conservadurismo político”, en Establier Pérez, Helena y Moreno Seco, Mónica (2021). Modernas, luchadoras y pioneras. Mujeres alicantinas de la Edad de Plata. Alicante: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Alicante, pp. 163-192.
  • ROSIQUE, Francisca (Ed.): Historia de la Institución Teresiana (1911-1936).Sílex ediciones, Madrid, 2014. Varias páginas

Virtudes Abenza Rodríguez

Nació el 22-3-1891 en la provincia de Albacete. Aprobó la reválida de magisterio en 1915 y trabajó como maestra en la escuela unitaria de niñas de Monforte del Cid (Alicante).

En 1919 ingresó como alumna en la Escuela de Estudios Superiores del Magisterio en Madrid. En 1926 solicitó el título de Profesora Normal en la sección de Labores. Fue profesora de la Escuela Normal de Alicante.

A partir de 1934 formó parte de Inspección y al término de la Guerra Civil fue nombrada inspectora Jefe.

Tenía una hermana maestra y un hermano profesor de Escuela Normal y director de la misma a partir de 1939.  Se jubiló en 1961.

 

Autora: Isabel Domenech Jiménez

Bibliografía:

ACME Caja E-30 31/16977,  nº 01582-12  y Caja E-30 32(9598 07636, nº 12.

Francisca Ruiz Vallecillo

Nació en Ronda (Málaga) y estudió magisterio. Estuvo relacionada con la Institución Teresiana en su juventud. Con las oposiciones aprobadas, llegó a la Escuela Normal de Maestras de Alicante en el curso 1926-27, como profesora de Metodología de  Lengua y Literatura. En el claustro de 11-9-1931 fue designada vocal en representación de la Escuela Normal en la Junta Oficial de Protección a la Infancia y en noviembre de 1934 fue elegida representante de la Escuela Normal en el Patronato de Selección de Becarios de la provincia.

Escuela Normal de Alicante

De militancia republicana, participó en la organización Socorro de la República junto a Manolita Luque Albalá y colaboró con Pro-infancia obrera, para traer de Asturias niños y niñas huérfanos o con los padres en prisión a raíz de los sucesos de octubre de 1934. También fue vocal de la Junta Provincial de protección de menores.

Ante las protestas durante el segundo bienio republicano sobre la existencia a turnos de colonias escolares mixtos, publicó en el Boletín de Educación de Alicante y su provincia algunos artículos, entre ellos uno dedicado a la defensa de los turnos mixtos en las colonias escolares, porque -afirmaba- el objetivo de las mismas era crear una influencia positiva en la convivencia entre ambos sexos y la distribución equitativa de las tareas. Las actividades domésticas, intelectuales, artísticas o lúdicas debían realizarlas tanto niñas como niños. Ella misma dirigió dos turnos mixtos en el verano de 1935 en Alcolecha.

Al comienzo de la guerra, presidió la Junta de Guarderías infantiles para hijos de milicianos y madres lactantes. Accedió al cargo de directora de la Escuela Normal en el otoño de 1936 y renunció a la dirección, a la que accedió en 1937, en diciembre de 1938 alegando motivos de salud.

Tras la guerra civil en su expediente de depuración de 1940 se le vinculó con Victoria Kent y Manolita Luque. Fue acusada de “mala actuación política antes y durante el Glorioso Movimiento Nacional” y por OM de 21-3-1951 fue sancionada con el traslado fuera de las provincias de Alicante y de Valencia por dos años.

Fue nombrada por el ministerio de educación franquista como profesora numeraria de “Lengua y Literatura españolas” de la Escuela de Magisterio de Albacete, con un sueldo anual de 19.200 pesetas el 10 de julio de 1951. Más tarde ejercería de profesora numeraria de la Escuela de Magisterio de Valencia hasta el 22 de noviembre de 1960, momento en el que se publicó su jubilación.

Autoras: Isabel Doménech Jiménez y Sandra Lledó Mas

Bibliografía y fuentes:

-AHPA: EC-G 553: Nóminas de maestros de 1939.

-Archivo de la UA: Libro de Actas de sesiones de claustro de la Escuela Normal y Carpeta EM 075/33 y EM 078

-ACME Expediente de Revisiones Caja 083716, nº 4694

-PAZ VELÁZQUEZ, Flavio: Una institución se abre camino. 1997 en http://google.es/books… 26-10-2009

-Boletín de Educación de Alicante y su provincia. Inspección Provincial de Alicante. Alicante 1933-1936

-BELTRÁN REIG, J.Mª.: La enseñanza en la ciudad de Alicante. Primer tercio del siglo actual. Instituto de Estudios Alicantinos, Diputación Provincial de Alicante, Alicante, 1976

-GÓMEZ SERRANO, Eliseo: Diarios de la guerra civil (1936-1939). Edición de B. Bustos y F. Moreno. Universidad de Alicante, Vicerrectorado y Archivo de la Democracia, Alicante, 2008. Pág. 470

-MORENO SECO, M.: Conflicto educativo y secularización en Alicante durante la II República (1931-1936). Instituto Juan Gil-Albert. Consellería de educación, Alicante, 1995

– RAMÍREZ PACHECHO, S.: Las organizaciones de mujeres durante la guerra civil en Alicante (1936-1939). Instituto de Cultura Juan Gil-Albert: Ayudas a la investigación, 1986-1987, vol. V, Alicante, pp. 111-123, 1992.

-ROSIQUE, Francisca (Ed.): Historia de la Institución Teresiana (1911-1936).Sílex ediciones, Madrid, 2014. Varias páginas

-SILES GONZÁLEZ, J.: La estructura familiar y función social de la mujer en Alicante ( 1868-1936). Instituto Juan Gil-Albert, Consellería de Educación, alicante, 1982

Manuela García Luquero

Llegó a Alicante en enero de 1932 desde Logroño, donde también había desempeñado el puesto de Inspectora de Primera Enseñanza. Se interesó, además de sus funciones cotidianas como inspectora, por las colonias escolares como se puede ver en el primer número del Boletín de Educación de Alicante y su provincia, donde firmó un extenso artículo sobre el tema. Animó a que las colonias fueran habituales, para lo que se necesitaba una buena organización técnica y económica, con el objetivo de cuidar los aspectos físicos, instructivos y morales de niños y niñas.

Propuso un plan con los siguientes puntos: 1º. Estudio previo de las condiciones del medio geográfico y del clima para establecer tres tipos de colonias: de invierno en la costa, y de verano en la costa y en la montaña. 2º. Estudio de los locales escolares que se pudieran necesitar. 3º. Anuncio previo para que los Ayuntamientos ofrecieran el intercambio de unas localidades con otras, con el derecho preferente a las que pudieran establecer un turno en ellas. 4º. Ofrecimiento de otros locales ajenos a las escuelas. 5º. Estudio detenido de la instalación y del menaje. 6º. Presupuesto de adquisición de esos elementos y distribución de los mismos. 7º. Una inspección rigurosa de los turnos de colonias, su organización y su funcionamiento.

Tres años después volvió a tratar el tema de las colonias, informando sobre los logros alcanzados: locales, transporte gratuito en tren, turnos de colonias mixtos y segregados en Biar, Castalla, Benejama, Villajoyosa, Alcolecha… Estas colonias estaban dirigidas por una maestro o maestra, o profesorado de la Escuela Normal, contando con maestros y maestras auxiliares, cocineras y lavanderas. La selección de alumnos y alumnas se realizaba a través de la Beneficencia municipal o los propios centros escolares.

También en febrero de 1936 escribió sobre ‘’El libro en la Escuela’’, como un instrumento didáctico.

Manuela García Luquero continuó en la Inspección de Enseñanza Primaria después de la guerra, al menos hasta 1964. Formó parte de la Junta de inspección presidida por Virtudes Abenza y perteneció a Acción Católica.

 

Autora: Isabel Doménech Jiménez

 

Fuentes:

-Boletín de Educación de Alicante y su provincia. Inspección Provincial de Alicante. Alicante 1933-1936

-AHPA Caja GC-G 2916 Relación nominal de los Inspectores solicitada por el Sr. Gobernador Civil

-AHPA Caja EC-G 555 Nómina especial de subsidio familiar de julio de 1942

Guadalupe Delgado Pineda

Llegó a Alicante el 10-1-1931 como inspectora. Con la llegada de la II República se creó la Junta de Inspectores y se suprimieron las zonas masculinas y femeninas de la Inspección de Primera Enseñanza.

Guadalupe Delgado participó en la difusión de ideas, tendencias y métodos pedagógicos entre el magisterio, publicando textos tanto en el Boletín de Educación de Alicante y su provincia, como en la prensa diaria. En sus artículos reclamó el aumento de plazas de maestros y maestras para atender al plan de creación de nuevas escuelas de la Dirección General de Primera Enseñanza. Además, escribió sobre ”Roberto Owen, pedagogo” y sobre la pedagogía de Cossío, artículos teóricos de divulgación pedagógica. En “El cuento en la escuela” planteó las ventajas y las posibilidades de utilizar esta modalidad literaria con el alumnado de menor edad, y también publicó un cuento escrito por ella ‘’Un niño, una princesa y un tesoro’’.

Fue designada por sus compañeros y compañeras de Inspección para formar parte de la Junta de Protección de Menores en enero de 1934 y ante la dimisión presentada por el Inspector Jefe, Sr. Olmos, fue incluida en una terna elevada a la Dirección General para nombrar al nuevo Inspector Jefe, pero no fue elegida.

Fue encargada de realizar una visita de Inspección extraordinaria a La Nucía e inició las gestiones para abrir una escuela en la partida de El Albir, de Altea, en febrero de 1936. Estuvo también relacionada con las colonias escolares, dando asesoramiento a los Consejos Locales de Primera Enseñanza.

En la depuración franquista fue acusada de haber pertenecido a la FETE (sindicato de enseñantes de la UGT) desde antes del comienzo de la guerra y de “proceder de la ILE” (Institución Libre de Enseñanza). En 1940 fue sancionada con el traslado fuera de la provincia, pero al presentar recurso a los seis meses recuperó su puesto en Alicante, formando parte de la Junta de Inspección.

Esta inspectora volvió a publicar en el Boletín de Educación franquista sobre lo que se esperaba de la escuela y sobre analfabetismo.

En 1964 ya no figura en la nómina de Inspección de la provincia.

 

Autora: Isabel Doménech Jiménez

 

Bibliografía y fuentes:

-AHPA Caja EC-G 555 Nómina especial de subsidio familiar de julio de 1942 y Caja EC- G 1245  Boletín de Educación nº 3-4 de enero-febrero de 1948,   nº 14-15 de enero y febrero de 1949 y nº 16 de 1949.

-ACME Expediente  de Revisiones Caja 083710, nº 0224

-Boletín de Educación de Alicante y su provincia. Inspección Provincial de Alicante. Alicante, 1933-1936

-El Luchador, 16-6-1931

-MORENO SECO, Mónica: Conflicto educativo y secularización en Alicante durante la II República (1931-1936). Instituto Juan Gil-Albert. Consellería de Educación, Alicante, 1995.