Edición de libros electrónicos en España

En español hablamos de libro electrónico tanto para referirnos al soporte como al texto que se puede leer en él.  Pero  existen formas específicas para diferenciar ambos. La Fundación del Español  Urgente  considera que el término ingles  e-book se refiere al texto y  puede traducirse como libro electrónico, libro digital o ciberlibro. La expresión e-book reader o e-reader hace referencia al aparato que permite su lectura: el lector de libros digitales, electrónicos o ciberlibros.

 Licencia     Atribución Algunos derechos reservados por

Tras esta precisión terminológica, queremos señalar algunas cifras del informe del año 2012 «Situación actual y perspectivas del libro digital en España II» publicado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. El informe adelanta que en este año continuará el incremento en España del mercado del libro digital por el aumento de la oferta y las plataformas y librerías digitales.

Nuestros índices de lectura digital crecen de forma lenta, pero continuada (desde un 48,6% a principios de 2010 hasta un 52,7% en 2011), mientras que la edición de  e-books o libros electrónicos ha crecido un 55 % en el año 2011 con respecto al año anterior (12.948 títulos en 2010, frente a 20.119 títulos en 2011). La tendencia de la edición de  libros en papel es contraria con un descenso en los dos últimos años  superior al 14 %. Sin embargo, el peso en la producción editorial española de libros en papel todavía es muy importante con el 73,4 % del total de títulos.

ISBN registrados en papel vs. ebook, 2008-2011. Tabla extraída del Informe Situación actual y Perspectivas del libro digital en España II. MECD

Pese al aumento de la oferta de libros digitales, la venta de los mismos ha aumentado de forma residual. En la facturación del libro digital en España sólo llegó al 2,4% de los ingresos totales del sector.

Este débil aumento puede explicarse desde varios puntos de vista. Quizás uno de ellos sea el precio del libro digital en España. Los lectores piden precios más competitivos que reflejen la diferencia de costes de producción frente al libro de papel y la intangibilidad del libro digital.

Unos precios más competitivos, junto a una buena oferta con un sistema de fácil acceso y compra con servicios adicionales en la nube es posible que aumentara la venta de libros electrónicos de forma rápida en un corto espacio de tiempo.

De los datos anteriores, podemos decir que parece que estamos en las primeras fases de la implantación de lo digital en el mundo editorial, pero todavía con muchas reticencias entre las editoriales por el cambio de negocio. En las bibliotecas seguimos todavía expectantes ante que medidas tomar para adaptarnos al libro electrónico digital. En la próxima semana os ofreceremos una aproximación al libro electrónico desde el mundo de las bibliotecas.

igone

Creo que los datos del registro no son veraces, ya que muchas plataformas, entre ella amazon, te permite vender tus e-book sin ISBN con lo que nos sorprendería saber que ciertamente hay más títulos de los que nos creemos disponibles.

Carmen Martínez Gimeno

Buen artículo. Yo añadiría que la venta de libros electrónicos es pequeña debido sobre todo a la piratería, motivo también por el cual las editoriales se resisten a apostar decididamente por él y bajar precios. Una simple mirada a nuestro alrededor corrobora que quienes tienen un lector electrónico bajan de Internet contenido gratis, pero no compran nada, por barato que sea. Y esa mentalidad es difícil de cambiar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *