Papicha, sueños de libertad (2019)

MEDIATECA,  Apuntes de cine

Papicha, sueños de libertad  (2019)

El tortuoso camino hacia la libertad

“Ayer tuve un sueño. Que salía por la noche. No tenía miedo,

 y por los caminos caminaba y bailaba…”

Con esta escueta y clarificadora cita se expresa el anhelo de libertad de Nedjma, la protagonista principal de Papicha, sueños de libertad. Esta semana, en Mediateca, apuntes de cine, nos adentramos en una historia que está basada en hechos reales. Una trama en la que las protagonistas son unas jóvenes estudiantes de la Universidad de Argel, que padecen la persecución y el acoso de grupos extremistas islámicos. ¿Qué han hecho? Tan solo luchar por la libertad y por su futuro profesional como estilistas de moda; además, son amenazadas por el mero hecho de ser mujeres. Argelia es el contexto geográfico en el que se enmarca la trama, concretamente en los inicios de la década de los años noventa, unos tiempos bastante convulsos que llevaron al país a una cruenta guerra civil.

 

Algunas consideraciones

– “Si las mujeres os vistierais mejor, tendríais menos problemas.”

– “¿Qué debemos hacer, ponernos el hiyab y quedarnos en casa, es eso…?”

En este melodrama, en el que se mezclan, feminismo y represión, hay que destacar en especial la valentía y la claridad expositiva con la que se ha realizado, Papicha, sueños de libertad. Es la ópera prima de la directora y guionista Mounia Meddour. Hay que destacar, entre otras cuestiones, la magnífica interpretación de Lyna Khoudri (Nedjma), además del buen ritmo en el que se desarrolla la trama, donde la cámara se mueve con gran velocidad y agilidad, realizando unos magníficos primeros planos coincidentes con los momentos de más intensidad emocional. En suma, es una película dura y hermosa a la vez, que busca transmitir un mensaje de lucha por la libertad.

 

Contexto histórico

Para completar la trama de “Papicha, sueños de libertad”, es importante ubicar el momento histórico en el que se desarrolla, la Guerra civil argelina, también conocida como “Décennie noire”, la década negra, que tuvo entre otras graves consecuencias la represión de las libertades de las mujeres.

Argelia, durante el siglo XX, pasó de ser una colonia francesa a conseguir la independencia en 1962. Posteriormente se sucedieron diversos presidentes de la república. En 1990 se celebraron elecciones, inmediatamente después se inicia un periodo convulso que termina en guerra civil.

El conflicto armado se inicia en 1991 y se prolonga hasta los inicios del siglo XXI. Las terribles consecuencias son: 200.000 muertos, entre los que se encuentran decenas de periodistas. La guerra civil estalla cuando grupos de rebeldes islamistas toman las armas para enfrentarse al gobierno argelino después de unas elecciones. El Frente Islámico de Salvación (FIS), junto a otros grupos extremistas, sembraron todo el territorio argelino de terror y muerte. En el año 2002, tras la victoria del gobierno y de la rendición del Grupo Islámico Armado (GIA), se da por terminado el sangriento conflicto armado, a pesar de que, en 2006, en las montañas del Norte del país, aún continuaban escaramuzas bélicas aisladas.

 

Bienvenidas

Instantánea mostrando los Premios César 2019, obtenidos como mejor actriz revelación (Lyna Khoudri), y como mejor ópera prima (la directora Mounia Meddour). Un auténtico éxito para las debutantes, dos novatas en el difícil y competitivo mundo del cine. Además, en el Festival de Cannes y en el de Valladolid, obtuvieron igualmente el reconocimiento a la gran labor realizada en Papicha, sueños de libertad.

 

FOTOGRAMAS.  Unas pinceladas

Argelia, a principio de los años noventa. Nedjma, de 18 años, estudiante de la Universidad de Argel, sueña con llegar a ser una estilista reconocida de la moda.

Nedjma se encuentra perfectamente integrada tanto en el ambiente familiar como en el universitario.

Es una chica alegre, activa, trabajadora, y con dotes de liderazgo entre sus compañeras de la Universidad.

A pesar de que el ambiente social cada vez está más enrarecido, como consecuencia de la represión llevada a cabo por grupos violentos de integristas islámicos, Nedjma y sus amigas intentan llevar una vida normal, saliendo de fiesta por la noche.

En las discotecas venden sus creaciones a las “papichas”, las jóvenes argelinas.

“Chicas, quiero montar un desfile, todas seréis mis modelos.”

Pero, la guerra civil está a punto de estallar, con lo que las tensiones llegan a las calles de Argel y a la ciudad universitaria.

La represión de las libertades alcanzará extremos peligrosos. Las jóvenes estudiantes universitarias se niegan a aceptar las prohibiciones de los radicales y a luchar por su libertad, a pesar de los riesgos que ello pueda tener.

Os hemos dado unas pinceladas, tenéis algo más de hora y media para seguir esta apasionante trama que no os dejará indiferentes.

 

 

La puedes encontrar en el catálogo de la Biblioteca de la Universidad de Alicante (BUA):

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *