El libro distraído. Blog de la BUA

Comunicación y participación de la comunidad universitaria

El libro distraído. Blog de la BUA - Comunicación y participación de la comunidad universitaria

Las chicas del radio

El manejo inadecuado del radio fue el causante de convertir a las conocidas como “Radium Girls”, en tristes e involuntarias víctimas de una historia que tuvo lugar en los albores de los felices años 20.

El radio, elemento químico un millón de veces más radiactivo que el uranio, que Marie-Curie consiguío aislar en estado puro en 1898 (y que le acarrearía a partes iguales el éxito del Nobel y  la muerte por cáncer) era la base de una pintura conocida como Undark, con la que las empleadas de la United States Radium Corporation de New Jersey remarcaban los elementos en las esferas de los relojes convirtiéndolos en luminiscentes. Este invento que, entre otras aplicaciones, permitió a los soldados de la I Guerra Mundial consultar la hora por la noche, se hizo más tarde muy popular entre la población civil, cuya demanda del producto trajo aparejada el aumento de la plantilla de trabajadores (casi todas fueron mujeres) que de esta manera quedo expuesta a la temible radiación.

Las ‘chicas’, que desconocían completamente la peligrosidad del producto, llevaban a sus lenguas los pinceles con los que perfilaban los números de las esferas de los relojes para conseguir afinar su trazo, siguiendo estrictas consignas de la fábrica. Pero ahí no acababa todo… en su inocente incosnciencia, jugueteaban pintando sus uñas y dientes con un producto que las convertía en luminosas criaturas al caer la noche.

Grace Fyer fue una de las primeras afectadas por la radiación: pérdida de piezas dentales (9) y terribles dolores en lo que se conocería como mandíbula de radio que la empresa intentó negar, junto con los resto de casos que fueron apareciendo, llegando a insinuar incluso que podían ser efecto de enfermedades de transmisión sexual como la sífilis.

Ante la aplastante y terrible evidencia de los hechos,  la empresa sería condenada finalmente al pago de indemnizaciones en lo que supuso uno de los primeros reconocimientos de los riesgos laborales y los derechos del trabajador por el Congreso de los Estados Unidos.

  • La última “chica radioactiva” falleció en en 1930.
  • Las tumbas de algunas de ellas aún siguen emitiendo radiación.

Joaquín Dicenta: el drama social sube a las tablas

CENTENARIO DEL FALLECIMIENTO DE JOAQUÍN DICENTA

Joaquín Dicenta: el drama social sube a las tablas

 

PERICO: (leyendo en voz alta el periódico y deletreando al leer)

“No es posible soportar en silencio la conducta de un gobierno que así viola los sacratísimos derechos del ciudadano. Hora es ya de que el noble pueblo español proteste de tan inicuos atentados y que salga en defensa de la libertad y de la patria”… “(A Ignacio) ¡Hay que echarse a la calle y acabar con el hato de granujas que nos oprimen!”

(Juan José, 1895, I, I)

 

Si te interesa, sigue leyendo…

Russell P. Sebold en la BUA

La Biblioteca de Filosofía y Letras quiere dar a conocer el valioso legado que enriquece su fondo bibliográfico y que se encuentra ubicado en la Sala de Investigadores Russell P. Sebold. Se trata de la importante donación que este hispanista hizo a la Universidad de Alicante de su propia biblioteca, integrada por los ejemplares que ilustraron su especialidad: los siglos XVIII y XIX de literatura española.

fragmento del testamento de Sebold

Fragmento del testamento de Russell P. Sebold

Russell P. Sebold nació en 1928 en Dayton, Ohio. En Princeton fue discípulo de Américo Castro y fue a éste al que le comentó su interés por hacer su tesis doctoral sobre el Fray Gerundio de Campazas del Padre Isla. Desde entonces se dedicó al estudio del siglo XVIII español y al de sus autores como, por ejemplo, Cadalso, Villarroel y Luzán. Sus trabajos se extendieron a la siguiente centuria y fue un gran experto en el Romanticismo.

Durante 30 años fue catedrático de la Universidad de Pensilvania, miembro correspondiente de la Real Academia Española y de la Real Academia de Buenas Letras de Barcelona e individuo honorario de la Hispanic Society of America. Recibió un doctorado honoris causa por la Universidad de Alicante y el Premio Internacional Antonio de Nebrija de la de Salamanca. Durante 29 años dirigió la más prestigiosa revista del hispanismo estadounidense, la Hispanic Review.

Sebold en sus frecuentes viajes a España, que empezaron en los años 50 del pasado siglo, se solía alojar en la Residencia de Estudiantes. En uno de ellos conoció a Pío Baroja dejando testimonio una imagen inolvidable.

baroja

Sebold con Pío Baroja

Venía sobre todo a Madrid, y dada su gran pasión por los libros fue adquiriendo numerosos ejemplares que conformaron una especializada biblioteca en sus materias de estudio. Es esta espléndida colección la que nos legó a su muerte, acaecida en abril de 2014, y que queremos poner a disposición de estudiantes e investigadores, ya que, después de mucho trabajo y esfuerzo, la Sala Russell P. Sebold fue inaugurada el pasado 21 de diciembre por el Presidente de la Real Academia Española de la Lengua, Don Darío Villanueva.

Acto de Inauguración Sala de Investigadores Russell P. Sebold

Acto de Inauguración Sala de Investigadores Russell P. Sebold

Sebold fue un gran amante de los libros y gran coleccionista de ellos. En la Biblioteca de Filosofía y Letras disponemos de su fichero personal en el que se encuentran anotados los libros que iba comprando en sus viajes a España. En las fichas manuscritas describe, además de los datos bibliográficos de los que dispone, curiosidades como el precio, en dólares y pesetas y el año en que compró cada ejemplar. Algunos de esos libros son ediciones príncipe, lo cual da idea del valor que tienen.

fichero

Muchos de estos libros llevan su huella ya que solía incluir exlibris que fueron evolucionando con el paso del tiempo. Y en otros, estaba su propia firma.

ex-libris

Ex-libris

firma

Firma original

La Biblioteca de Filosofía y Letras desde aquí hace expreso un agradecimiento póstumo a este gran investigador y expone una selección de libros de su magnífico legado.

Erasmus + y bibliotecas. Visita a la Universidad Erasmus de Rotterdam.

img_20170127_084903José María García Avilés, director adjunto de la Biblioteca Universitaria, nos cuenta su experiencia durante la estancia Erasmus+ el pasado diciembre. 

 

Las universidades españolas se encuentran en un proceso de selección de un nuevo sistema de gestión bibliotecaria. Los actuales programas de biblioteca fueron implantados a principios de siglo y en muchos casos por la necesidad que desde el punto de vista informático suponía el “efecto del año 2000”, según el cual muchos programas informáticos dejarían de funcionar con el cambio de siglo.

Si te interesa, sigue leyendo…