El libro distraído. Blog de la BUA

Comunicación y participación de la comunidad universitaria

El libro distraído. Blog de la BUA - Comunicación y participación de la comunidad universitaria

Cerrado por inventario

Los inventarios en la Biblioteca

Como sabes, la Biblioteca de Filosofía y Letras cierra del 14 al 30 de julio debido al inventario de su colección. Aunque hemos elegido una fecha con poca afluencia de usuarios para no perjudicarte demasiado, desde el Libro distraído queremos explicarte el motivo del cierre de la biblioteca y la importancia de esta labor.

 

¿Por qué se hace inventario?

La biblioteca se enriquece constantemente por la entrada de libros, diccionarios, revistas, periódicos, guías, DVD, etc. recibidos a diario a través de la compra, las donaciones o los intercambios. Estas adquisiciones hacen que el volumen de la colección aumente cada año, lo que conlleva tener que realizar inventarios periódicos para comprobar las existencias de la biblioteca al cabo de cierto tiempo. Ten en cuenta que el uso continuado de las colecciones ocasiona muchas veces la pérdida, el desorden y el deterioro de ejemplares.

inventario

¿Para qué se hace inventario?

El inventario es una de las actividades más pesadas que debemos hacer los bibliotecarios. Sin embargo, resulta imprescindible para el control de los ejemplares ya que, si no se hiciera, la efectividad y calidad del catálogo disminuirían. Su finalidad es saber con certeza qué libros se encuentran en la biblioteca, qué ejemplares se han perdido, qué libros están colocados erróneamente en otra estantería y determinar el estado de los ejemplares (disponibles, prestados, perdidos, deteriorados, etc.) para decidir la reposición de ejemplares o la compra de nuevos títulos.

 

¿Por qué se cierra la biblioteca?

Cuando un usuario se acerca al mostrador buscando un libro que necesita y no encuentra en su lugar, el bibliotecario intenta ayudarle; pero si tampoco encuentra el libro en el sitio en el que debiera estar y no aparece prestado en el catálogo, es una señal de que hay un libro extraviado (colocado en otra estantería, en otra sala de la biblioteca, etc.) o perdido. Por ello, para ofrecerte un buen servicio a lo largo del año, necesitamos cerrar la biblioteca unos días para hacer inventario y poder conocer la existencia real de los documentos (títulos, volúmenes, ejemplares). Ten en cuenta que si la biblioteca abriera durante el inventario se podría correr el riesgo de que algunos libros se removieran y no fueran inventariados.

 

¿En qué consiste?

El inventario consiste en una simple comparación material de los documentos existentes en la biblioteca con los documentos registrados en el catálogo. Se hace con ayuda de un lector de código de barras de mano que permite leer la etiqueta de cada unos de los documentos. En función de extensión de la colección (cantidad y diversidad de documentos) se requiere hacer una planificación más o menos compleja, así como diseñar procedimientos e informes que faciliten el proceso. Este trabajo siempre se hace en equipo entre los técnicos y el personal auxiliar y su duración depende del tamaño de la colección. Recientemente, la Biblioteca ha incorporado un nuevo sistema de identificación por radiofrecuencia (RFID) lo que contribuirá a la realización del inventario de la colección en un menor tiempo.

lector

Recuerda que aunque la Biblioteca de Filosofía y Letras esté cerrada por inventario podrás renovar tu préstamos a través del catálogo, tienes un servicio de devolución de libros en el mostrador o en el buzón situado en la planta baja del edificio de la Biblioteca General, podrás estudiar en la sala 24 horas de la planta baja del edificio de la Biblioteca General, dispones de otras bibliotecas de centro a las que acudir.

Compártelo

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*