Por favor, ¡tengamos sentido común!

Estimados usuari@s, este post va dirigido a todos vosotr@s, usuarios y usuarias de la BG, que como sabéis sois much@s.

A lo largo de un año entran en el Edificio de la Biblioteca General alrededor de unas 850.000 personas, lo que supone una media diaria de más de 2.000 personas que, por supuesto, no son siempre las mismas. Por tanto, imaginaos la imposibilidad de mantener una temperatura constante en el edificio objeto de este “estudio”; tendríamos que tener “un hombre a un sistema de refrigeración pegado” y ni aún así sería suficiente, puesto que con las mismas condiciones externas cada persona puede tener y necesitar una temperatura diferente.

Así que… est@s bibliotecari@s que cohabitamos con vosotr@s en el edificio, hemos llegado a la conclusión de que para disfrutar de éste (nuestro edificio) solo vale utilizar el “sentido común” como hemos hecho nosotr@s, porque como podéis suponer querid@s lector@s, nosotr@s también sufrimos “al edificio inteligente”.

Y estos son nuestros consejos, sobre todo para el periodo de exámenes en el que la Biblioteca General alcanza su máxima ocupación:

  • Ven siempre vestid@ tipo cebolla y si es al mediodía y “calienta el sol como en la playa”, luce tirantes; pero si eres de los nocturnos, no te quites la cazadora.
  • Si eres una persona calurosa por naturaleza, aléjate de los ventanales y si eres friolera busca algún rayo de sol.
  • Si son horas de máxima ocupación, vuelve al tirante y si hay poca gente, quédate con la posible alternativa, llámese rebeca, chaqueta o similares.
  • La persona calurosa tiene que buscar las salas de estudio con menos horas de sol directo, como la sala 24 horas, y dejar las Sala 2ª planta de la Biblioteca de Filosofía y Letras para las más frioleras.
  • Y así sucesivamente….

 

Y en cualquier caso y a fecha de hoy, pedimos disculpas por las molestias ocasionadas por una temperatura inadecuada, y seguiremos atendiendo vuestras quejas en nuestra página web,  a través de nuestras redes sociales, o presencialmente en los mostradores del edificio.

Aunque sobre este tema… solo podremos daros esta respuesta.

Fran

Hola,
Perdonad pero me siento ofendido como bibliotecario de este edificio que se ponga en mi boca palabras que yo no he dicho.
Parece que no se ha entendido que los usuarios, al igual que nosotros, nos quejamos de que hay media sala sin aire acondicionado porque ESTÁ EL APARATO ESTROPEADO DESDE HACE MAS DE DOS MESES, no porque haya mucha gente en el edificio.
Y la solución es tan sencilla como pedir disculpas a los usuarios EN NOMBRE DEL SIBYD y no dar unas instrucciones con las que los trabajadores no estamos en absoluto de acuerdo porque no tienen sentido y menos todavía que se expliquen como si fuéramos nosotros los que las hubiésemos sugerido.
Un saludo

Admin

Estimado Fran,
desde la Unidad de Gestión de la Calidad y la Comunicación pedimos disculpas a todo el personal de la Biblioteca de Filosofía y Letras que haya podido aentirse molesto por este post. En ningún momento pretendíamos mofarnos. No hablábanos en nombre de la Biblioteca de FL y pedíamos disculpas a usuarias y usuarios por una temperatura inadecuada. Por supuesto, tampoco pretendíamos “dar instrucciones” al personal de FL (no entra dentro de nuestras atribuciones). Con este post sólo aspirábamos a “quitar hierro” a las quejas continuadas que recibimos sobre la temperatura del edificio de la Biblioteca General a lo largo del curso académico, año tras año.
Como bien sabemos quienes trabajamos aquí, este edificio no es fácil de climatizar (salas muy grandes, gran afluencia de público,…) a lo que se une la percepción individual de cada uno. Sólo queríamos poner de manifiesto la complejidad del tema. Sin duda alguna, tuvimos la mala fortuna de trivializar acerca de un asunto que estaba afectando especialmente en estos momentos a las compañeras y compañeros de la 2ª planta de la Biblioteca de FL y a quienes utilizan sus espacios, debido a una avería en el sistema de climatización.
Quiero insistir en el hecho de que nuestra intención no era en ningún momento ofender sino intentar que quienes visitan este edificio comprendan lo complejo que resulta lograr una temperatura óptima a lo largo del año (aún cuando el Servicio de Mantenimiento vigila la temperatura) y hacerles ver que el personal bibliotecario es la primera víctima de un sistema de climatización que no siempre es eficiente.
Reitero mis disculpas a las compañeras y compañeros de la Biblioteca de FL y repito las disculpas ya mencionadas en el post al personal usuario.
Confiamos en que esta avería se arregle cuanto antes.
Un cordial saludo
Berenice Santonja
Directora de la Unidad de Gestión de la Calidad y la Comunicación de la BUA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *