El libro distraído. Blog de la BUA

Comunicación y participación de la comunidad universitaria

El libro distraído. Blog de la BUA - Comunicación y participación de la comunidad universitaria

Recuerdo a Juan Gil-Albert

Este año se conmemora el XXV aniversario de la muerte del escritor Juan Gil-Albert (Alcoy, 1904 – Valencia, 1994). Coincidiendo con la celebración del Congreso Internacional Vibraciones de Juan Gil Albert: la fascinación de la constancia, la Biblioteca de Filosofía y Letras presenta una pequeña muestra bibliográfica que podrás visitar del 1 al 5 de abril en la planta baja del edificio de la Biblioteca General.

Gil-Albert nació en el seno de una familia acomodada, estudio Derecho y Filosofía y Letras pero pronto vio clara su predilección por la literatura. Escribió sus primeros artículos para El Noticiario Regional de Alcoy entre 1927 y 1929. Buena parte de su obra poética y algunos otros escritos fueron redactados en Villa Vicenta, un viejo molino a las afueras de Alcoy que su padre transformó en residencia de verano.

En 1927, con veintitrés años, publicó su primer libro en prosa, La fascinación de lo irreal, que fue reseñado extraordinariamente por Vicente Calvo Acacio en Las Provincias de Valencia. En 1928 escribe su segundo libro en prosa Vibración de estío.

Conoció e hizo amistad con muchos escritores, antes y después de la guerra: Gabriel Miró, Luis Cernuda, Vicente Aleixandre, Juan Ramón Jiménez, Rafael Duyos, Miguel Hernández, Concha Méndez, Max Aub, Rosa Chacel, Máximo José Kahn, María Zambrano, Octavio Paz, etc.

Fundó en 1937, junto a Rafael Dieste, Antonio Sánchez Barbudo, Ramón Gaya y Manuel Altolaguirre, la revista cultural Hora de España editada primero en Valencia y después en Barcelona.

Además, ese mismo año participó en la realización del II Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura y colaboró en Nueva Cultura bajo la dirección de José Renau.

El año 1939 se exilió a Francia, México y Argentina. En Buenos Aires publica el poemario Las ilusiones, obra fundamental en toda su creación literaria. En 1947 vuelve a España y en Valencia vive una época de gran creación pero aislado de la sociedad. A partir de 1970 se empiezan a publicar todos sus textos lo que supone su consagración como escritor.

Fue muy aclamada su antología poética Fuentes de la constancia (1972) y su libro de ensayos Crónica General (1974). A partir de esa fecha Gil-Albert empezará a obtener su merecido reconocimiento:

  • Premio de las Letras del País Valenciano (1982)
  • Hijo predilecto de la ciudad de Alcoy (1983)
  • El Instituto de Cultura alicantino recibe su nombre (1984)
  • Doctor honoris causa por la Universidad de Alicante (1985)

La obra gil-albertiana es compleja, original, rica y variada. Te invitamos a conocerla a través de la muestra bibliográfica que te ofrece la Biblioteca de Filosofía y Letras.

¡No te la pierdas!

Fuente:

Arxiu Juan Gil-Albert. Inventari. Biblioteca Valenciana Nicolau Primitiu

Canelobre: Revista del Instituto Alicantino de Cultura “Juan Gil-Albert“, n. 33-34, 1996.

Miró, Adrián. Gil-Albert, desde Alcoy. Alicante: Instituto de Cultura Juan Gil-Albert, 1994.

Rovira, José Carlos. Juan Gil-Albert. Alicante: Caja de Ahorros Provincial de Alicante, 1991.

Compártelo
Categoría: General

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*