La guerra de las corrientes (2017/2019)

MEDIATECA,  Apuntes de cine

La guerra de las corrientes (2017/2019)

La batalla por iluminar el mundo

“Estoy trabajando en algo tan novedoso,

Que el mundo nunca volverá a ser el mismo.”

Con estas palabras de Thomas Edison, iniciamos la entrega de esta semana en Mediateca, apuntes de cine con un film que nos acerca a uno de los descubrimientos más importantes de la historia de la Humanidad, la electricidad, un hecho que, a pesar de haber transcurrido tanto tiempo, no deja de ser un gran hito que nos ha mejorado la vida cotidiana a todos. Una historia distinta a las comentadas en este blog con anterioridad, y que está basada en hechos reales. Además, como muy bien indica el título, La guerra de las corrientes”, este descubrimiento no fue “incruento”, ya que hubo una auténtica guerra entre dos personajes importantes que están relacionados con la investigación, las patentes y la empresa; una disputa que involucra al investigador Thomas Edison y al empresario George Westinghouse.

 

Algunas consideraciones

La realización de La guerra de las corrientes tuvo unos inicios algo conflictivos, debido a que hubo desacuerdos entre el coproductor del film y el director Alfonso Gómez-Rejón. Este hecho tuvo lugar en 2017, después de la presentación del film en el Festival de Toronto. Como consecuencia de ello se realizó una nueva versión que fue estrenada en cines en 2019/2020. Se grabaron nuevas escenas y se eliminaron otras de la cinta original, además se creó una nueva banda sonora.

De la nueva versión hay que destacar la presentación sobria y el estilo didáctico. Puede que esté algo desequilibrada la trama, siendo la primera parte más entretenida que la segunda, en la que decae algo el ritmo inicial. Aunque todos conocemos los nombres de Edison, Westinghouse y Tesla, probablemente desconocemos la historia de las hostilidades que surgieron en su momento entre ellos, una lucha que obedecía fundamentalmente a aspectos económicos y de reconocimiento social.

“Edison dice que está a meses de iluminar el mundo…”

“La luz eléctrica” fue un importante y novedoso descubrimiento, que afectó a la industrialización y a la vida cotidiana de todos.

De las interpretaciones hay que destacar a Benedict Cumberbatch (Thomas Edison), que supera a sus compañeros de reparto Michael Shannon y Nicholas Hoult.

 

El director

Los inicios de la carrera profesional de Alfonso Gómez-Rejón va unida a nombres del cine como Martin Scorsese, Robert De Niro y Alejandro González Iñárritu. Antes de convertirse en director de largometrajes, fue director de la segunda unidad de grabación.

Filmografía. Como codirector destacan en especial las series: Glee (2009), que es su ópera prima, American Horror Story (2011/2014), Hunters (2020); y las películas: Yo, él y Raquel (2015), La guerra de las corrientes (2017).

 

FOTOGRAMAS.  Unas pinceladas

En los Estados Unidos de Norteamérica a finales del siglo XIX, las máquinas eran a vapor, y las ciudades se alumbraban con gas. Este es el punto de partida de la trama de La guerra de las corrientes.

En este contexto tecnológicamente mejorable, hay una gran actividad en la industria y la investigación, encaminadas al descubrimiento de nuevas fuentes de energía. El investigador Thomas Edison, y el ingeniero George Westinghouse, van a emerger en este escenario para abrir nuevos caminos a la tecnología.

“Estoy tan lleno de ideas, que me llevarían doce vidas para ejecutarlas.”

Thomas Edison es un conocido inventor, que busca financiación para comercializar sus bombillas de incandescencia. George Westinghouse es un empresario exitoso del ferrocarril, que invierte en gas natural como fuente de iluminación estándar.

Como consecuencia de intereses confrontados, se va a originar una guerra entre Edison y Westinghouse. Thomas Edison quiere instalar sus bombillas eléctricas en los edificios y en las calles, y George Westinghouse es partidario de crear un sistema sostenible de electricidad para poder comercializarlo en Estados Unidos.

A esta rivalidad se suma Nikola Tesla, un inmigrante serbio, que empieza trabajando con Edison.

Nos encontramos concretamente en la década de 1880, y la guerra por el control del incipiente mercado de generación y distribución de energía eléctrica ha comenzado.

Os hemos dado unas pinceladas, tenéis casi dos horas para seguir esta interesante trama.

 

Posdata. Estos descubrimientos significaron un gran avance para la humanidad, “a pesar de la reciente megasubida del precio de la luz en España”, que nos obligará a tener que planchar o poner la lavadora a las 3 de la madrugada…, y de eso no tiene la culpa ni Edison ni Westinghouse; ellos solo nos mejoraron la calidad de vida.

 

 

La puedes encontrar en el catálogo de la Biblioteca de la Universidad de Alicante (BUA):

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *