Alien: Covenant (2017)

MEDIATECA, Apuntes de cine

Alien: Covenant  (2017)

La historia continúa

Esta semana viajamos al espacio, al otro lado de la galaxia, en busca de otros mundos que colonizar. Una aventura espacial con Alien: Covenant, la última entrega de “la saga Alien”. En esta vamos a seguir viajando entre planetas, asteroides, sistemas gravitacionales y otros tipos de radiaciones. En principio, el riesgo está fuera, ya que estos peligros están asumidos por la tripulación del Covenant. Pero puede, que además, se nos haya colado algún intruso, y nos pueda arruinar la misión, una criatura exterior, un “octavo pasajero”. Alien: Covenant es la secuela de Prometheus (2012), y la séptima entrega de la saga Alien. La acción, la aventura y, en especial, la intriga están aseguradas.

A destacar en Alien: Covenant, como puntos fuertes, el tratamiento que da su director, Ridley Scott, a la estética de la historia, con un ambiente sombrío y de oscuridad, que marca profundamente la historia de pesimismo. Los efectos especiales ocupan un lugar importante, así lo resaltable está en lo que se ve, lo contrario que en la primera de la saga “Alien, el octavo pasajero” en la que insinúa más que muestra. La interpretación de Michael Fassbender es destacable en su doble papel de David y Walter, amable o pesimista y algo siniestro. Como puntos débiles, el guion da poca importancia a los personajes, están poco desarrollados.

En la primera escena, con algo de filosofía, es toda una declaración de intenciones. La conversación entre Walter y David, el creador y su obra,

“- ¿Cómo te sientes?

– Vivo

– ¿Que ves?

-Blanco, piano de cola; arte, La Natividad de Piero della Francesca

– ¿Cómo te llamas?

– David…

– ¿Le puedo hacer una pregunta?, si usted me ha creado a mí, ¿quién le ha creado a usted?

– La eterna pregunta, que espero que tú y yo la respondamos algún día…”

 

De cine, sagas y series

Hoy, vivimos una proliferación de series, de sagas, etc. En poco tiempo, yo diría en menos de una década, hemos pasado de ver cine, entendido como un film, una peli, es decir una historia contada en noventa o cien minutos, y que tiene un principio, un desarrollo y sobre todo un final. La situación actual podrá ser como si fuéramos en una tabla de surf, subiendo en la ola, esto no ha tocado techo aún, “la gran ola” no ha llegado, está por llegar. No hay nada más que ver los títulos que hay en cartelera, en televisión, o en los títulos ofrecidos en las plataformas de cine en Streaming, HBO, Filmin, Netflix…

La situación es obvia, las sagas están en boca de todos, así que todos somos seguidores, consumidores o detractores. Además, leyendo las críticas que se hacen sobre ellas, hay para todos los gustos, con puntuaciones de 1 o 10 sobre diez, y todas ellas diseccionadas y argumentadas. Así que, es cuestión de gustos, nos movemos en el campo del entretenimiento y la creación. Para unos, el cine comercial actual está en crisis y con carencia de ideas, y para otros, es un aspecto más, en el que hay que explorar nuevos caminos.

Como consecuencia del éxito de las series, productoras, directores, creadores, guionistas, actores… han apostado fuerte por el “formato por entregas”.

La saga Alien puede ser un ejemplo de este tipo de éxito. Así que la historia continúa…

 

 

FOTOGRAMAS.  Unas pinceladas

Año 2104, la nave Covenant viaja por el espacio con rumbo a un planeta remoto, situado al otro extremo de la galaxia. El objetivo de la nave es colonizarlo.

A bordo del Covenant que se dirige hacia el planeta Origae-6  van 15 tripulantes, 2000 colonos, y más de mil embriones congelados. Todos ellos serán la punta de lanza para la colonización de este futuro edén.

En el transcurso de la travesía, cuando aún quedan siete años y algunos meses para llegar al punto de destino, una tormenta de radiación de neutrinos daña la nave, originando la muerte del capitán Branson. Además, se detectan unas extrañas señales que provienen de un planeta cercano. Pensando que pueden ser de un paraíso inexplorado, y tras una fuerte discusión entre los miembros de la tripulación, la nave Covenant se mantiene en órbita, mientras un pequeño equipo de exploración bajo el mando del capitán Oram aterriza, después de un accidentado descenso.

Aparentemente es un planeta deshabitado y sin vida. El ambiente es desolado y sombrío.

Pero los descubrimientos de unas extrañas esculturas gigantes y de los restos del módulo LV223, que se utilizó para escapar después de la destrucción de la nave Prometheus (la predecesora de Covenant), y que llevaba en su interior una carga de ánforas con un arma biológica letal. Todo ello presagia un futuro de gran incertidumbre.

Os hemos dado unas pinceladas, tenéis casi dos horas para disfrutar del suspense de la última entrega de Alien. La amenaza aún acecha…

 

Vuelve Ridley Scott

¿Qué decir de este magnífico director?

Sir Ridley Scott, además de tener esta distinción honorífica del Reino Unido, posee una treintena de películas en su haber, habiendo realizado múltiples incursiones en el mundo publicitario televisivo. En la actualidad forma parte de los cineastas octogenarios, además sigue la misma senda de otro veterano, Woody Allen, produciendo una cinta por año.

Ha sido un visionario, con su peculiar forma de hacer cine “como una experiencia sensorial”. Para Scott en el cine tiene gran importancia la experiencia visual, sonora y auditiva. Utiliza la iluminación y la fotografía en la creación de ambientes, estando en sincronía con la música y el sonido, haciendo partícipe al espectador de una experiencia total. Además del cine, ha realizado y dirigido más de 2000 anuncios para la televisión, donde también ha mostrado su característica vena creativa.

De su filmografía destacan Blade Runner y Alien, el octavo pasajero, que son consideradas películas de culto. Ha realizado todo tipo de géneros: alguna incursión en la comedia, Un buen año; drama, Thelma & Louise, Los duelistas; pero, en las que se encuentra en su salsa son en las de ciencia ficción y suspense, Blade Runner,  Black Rain,  Alien,  el octavo pasajero,  Prometheus,  Marte,  Hannibal,  e históricas con fuerte carga épica, Gladiator, 1492: La conquista del paraíso,  Exodus: dioses y reyes…

 

La puedes encontrar en el catálogo de la Biblioteca de la BUA,

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *